'Younger': sobreviviendo entre millennials

Younger es la última creación del productor Darren Star, conocido por series como Sexo en Nueva York o Sensación de Vivir  y basada en el libro de mismo nombre escrito por Pamela Redmond Satran. A pesar de estrenarse en 2015, la serie no llegó a España hasta 2017 a través del canal TNT, que actualmente emite su cuarta temporada.

Younger cuenta la historia de Liza (Sutton Foster), una mujer de cuarenta años que abandonó su carrera en la industria editorial para cuidar de su hija. Cuando decide reinsertarse en el mundo laboral su inactividad durante los años que ejerció de madre, pero sobre todo su edad, suponen un gran obstáculo y le es imposible encontrar trabajo, especialmente en un mundo dónde veinteañeros están al mando y no entienden por qué abandonó su prometedora carrera. Una noche, después de que un chico mucho más joven que ella, Josh (Nico Tortorella), la confunda por una veinteañera, Liza decide hacerse pasar por una chica de 26 años para así conseguir un trabajo. La mentira funciona y Liza consigue un puesto en la editorial Empirical; allí conoce a Kelsey, interpretada por Hilary Duff, la que en su día fue Lizzie McGuire, de quien copiará cómo ser una millennial para que su edad no sea descubierta.

Liza (Sutton Foster), Kelsey (Hilary Duff) y Maggie (Debie Mazar)

Liza (Sutton Foster), Kelsey (Hilary Duff) y Maggie (Debie Mazar)

La serie tiene la premisa, mujer de cuarenta años más que cualificada pero discriminada por su edad, pero no va más allá. No obstante, no es una serie que quiera enviar un gran mensaje, su objetivo, más que la crítica, es el entretenimiento. Younger es una serie ligera y fácil con las típicas característica de una rom-com, triángulos amorosos, los clásicos mal entendidos y episodios que parecen desfiles de moda y hacen que te preguntes cómo una chica con un simple trabajo de ayudante que apenas puede pagarse un piso puede permitirse tal vestuario, algo así como lo que ocurría con Carrie de Sexo en Nueva York. Pero esos son, al fin y al cabo, los rasgos que hacen atractiva a la serie.

Por otra parte, tratan temas de actualidad como la lucha feminista, pero son presentados con humor, por lo que a pesar de tener presencia no son tratados con seriedad y se pasa de largo por ellos. Por ejemplo, un escritor llega a la editorial con un libro sobre feminismo y sus experiencias intentando ponerse en la piel de las mujeres, queriendo cobrar lo mismo que ellas o utilizando pechos falsos para dar de mamar. Por otro lado, su afán de no dominar o cosificar a la jefa de publicidad de Empirical acaba pasando por alto las verdaderas ideas y necesidades de esta. Finalmente, se da cuenta de que por mucho que lo intente, jamás podrá vivir las discriminaciones e injusticias que viven las mujeres.

También hay ciertos guiños a la literatura actual, por ejemplo una sátira no muy buena de George R. R. Martin; aunque algún que otro fallo, como una definición no muy acertada de lo que es la literatura chick-lit, definida como literatura sobre adolescentes terminales.

Liza y Richard Masur como  Edward L.L Moore, parodia de George R. R. Martin.

Liza y Richard Masur como Edward L.L Moore, parodia de George R. R. Martin.

Por último, la serie funciona también como una crítica a los Millennial subrayando todo lo que está mal sobre esta generación, la superficialidad, la ignorancia acerca de generaciones pasadas o la importancia de las redes sociales, eres lo que publicas y por lo tanto si no tienes presencia en las redes sociales no eres nadie. Esto es, en mi opinión, un retrato estereotipado. Las compañeras veinteañeras de Liza son una caricatura llevada hasta tal extremo que, como Millennial, a veces resulta más fácil sentirse identificado con Liza que, por ejemplo, con Kelsey. Younger retrata a una generación centrada en sí misma que pasa por alto temas de relevancia del momento social que están viviendo. Su foco esta única y exclusivamente en ellos mismos y en triunfar antes de los 30. Ya os podéis imaginar dónde deja eso a Liza, que a sus cuarenta años está haciendo de ayudante y escucha constantemente burlas de veinteañeros hacia su generación o hacia aquellas mujeres que decidieron abandonar sus carreras para ser madres. Este último es también un tema que recibe cierto protagonismo y que muestra la poca camaradería y comprensión que hay a veces entre mujeres; ya que son estas las más críticas con la decisión que tomó Liza en su momento. Por otra parte, es también una situación tratada estereotipada y erróneamente, ya que la solidaridad entre mujeres es más real de lo que se nos ha hecho creer; anularla es una forma más de negar problemas como la falta de igualdad o la opresión.

El reparto de Younger.

El reparto de Younger.

La serie cumple su propósito, entretiene, y quizás por ello tenga el éxito del que disfrutaron sus predecesoras como Sensación de Vivir o Sexo en Nueva York, en antena durante diez y seis años respectivamente. No obstante, no creo que la mentira de Liza tenga el suficiente tirón como para aguantar tantas temporadas, teniendo en cuenta que la cuarta se empieza hacer repetitiva y que en el momento que ofrezcan al espectador lo que quiere (descubrir completamente la mentira, zanjar ciertos triángulos amorosos) poco más tendrá que ofrecer.

Imágenes de TVLand.


T'agrada la nostra feina?

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR