Wonder Woman, Steve Trevor y el peso del romanticismo

El artículo contiene SPOILERS de la película.

La adaptación de un superhéroe al cine habitualmente conlleva adaptar al menos uno de sus intereses románticos -que en personajes que, como Wonder Woman, tienen más de cincuenta años de trayectoria, son más de uno y tienen dinámicas bien distintas-.

Steve Trevor, el interés romántico de la recién estrenada Wonder Woman con Gal Gadot al frente, no es tan conocido como Lois Lane o Mary Jane Watson -aunque lo es mucho más que Pepper Potts, por ejemplo-, pero ha sido parte de los cómics de Wonder Woman desde literalmente su primera página. En todas las encarnaciones del personaje, el aterrizaje forzoso del piloto en la isla de Themyscira es parte del nacimiento del personaje, instigando a Diana a descubrir el mundo más allá de la isla y participar de sus conflictos.

1

Durante toda su historia Steve Trevor ha pasado de ser la única motivación de Wonder Woman como personaje, hasta estar muerto y resucitar hasta tres veces, llegando finalmente a su estatus actual como enlace entre el gobierno y la Liga de la Justicia, manteniendo una relación mucho más distante con Wonder Woman que permite a ambos personajes disfrutar de más entidad.

Era de esperar, como ocurre en la película, que Steve Trevor -interpretado por un Chris Pine magnífico- tuviera un peso determinante en la historia de origen de Wonder Woman, y que fuera un impulso por el personaje titular. Lo que no era de esperar era que el personaje de Steve Trevor en esta última adaptación lograra el equilibrio entre ser un simple interés romántico y ser un personaje con entidad propia tal como se ha conseguido. Pero aún así algunos aspectos de su relación y su peso en la pantalla son mejorables o merecen un análisis más detallado.

3

Lo primero que llama la atención de Steve Trevor es que a pesar de que han existido superheroínas desde los años cuarenta, todavía no tenemos un vocabulario establecido para hablar de los intereses románticos -masculinos, habitualmente- de estas. Sin ir más lejos, a Steve Trevor se le llama una damisela en apuros porque simplemente no tenemos un equivalente masculino del término. Pero la versión que hemos obtenido del personaje ha sido mucho mejor que la versión que se ofrecía al guión filtrado escrito por Joss Whedon -autor entre otros de Buffy- hace diez años.

En este guión, que resulta chocante que venga de alguien que públicamente se ha definido como campeón del feminismo, Steve Trevor es el protagonista y el espectador ve a Wonder Woman a través de él, es literalmente una fuerza de la naturaleza puesta allí para que un hombre le mire los pechos y quede idiotizado. Joss Whedon ha sido duramente criticado por el guión en las redes, lo que sinceramente resulta difícil de aprobar visto que en diez años ha cambiado mucho su estilo, pero en cualquier caso este guión filtrado nos sirve para contrastar con la versión que finalmente hemos disfrutado en el cine.

4

El consenso de la crítica alrededor del Steve Trevor de la película ha sido que si no es el ejemplo perfecto de interés romántico para un personaje heroico, se acerca mucho. Chris Pine interpreta a un hombre que nunca hace sombra a Wonder Woman, pero también goza de suficiente peso en el guión y tiempo en pantalla para ser un personaje bien desarrollado por su propio derecho y que no se define sólo por su relación con Diana. Sin embargo hay un problema claro con la relación entre Diana y Steve, y es que hace sombra a todo el resto de relaciones de la protagonista en la película.

Sin ir más lejos, uno de los personajes con más presencia en el primer tercio de la película, Antiope, tía de Diana y general de Themyscira, tiene poco menos de seis minutos de tiempo en pantalla. Con todo, su muerte y su sacrificio son impactantes. Pero ni tres escenas tras que muera Diana ya ni piensa en que se sacrificó para salvarla. Resulta absurdo como si, recuperando el ejemplo de Spiderman, Peter Parker se olvidara del asesinato del tío Ben cuando le viera las tetas a Mary Jane. Diana en cambio sólo piensa en Steve, especialmente en la batalla final de la película, y es su sacrificio, y no el de Antiope, lo que la mueve a su apoteosis final.

2

Remarco, aún así, esto no hace que Wonder Woman sea una mala película, es de lejos lo mejor que se ha hecho en superhéroes en mucho tiempo, junto a Logan. Sin embargo, el peso dado a la relación Diana-Steve toma tiempo a otras dinámicas interesantes del personaje, como su relación con Hipólita, su madre, o su confusión hacia a Etta Candy como secretaria al servicio de un hombre, su compasión hacia el francotirador Charlie, que es incapaz de disparar, o su empatía hacia los demás miembros de la escuadra y hacia el sufrimiento provocado por la guerra. Incluso durante la  revelación de Diana al descubrir que no sólo la intervención divina es responsable del conflicto bélico, lo que la hace decidirse a ayudar a la humanidad es su amor hacia Steve y el sacrificio heroico de éste.

Sin embargo a menudo sucede que parece que el guión se esfuerce constantemente para hacer que Steve sea coprotagonista de la película, lo que sinceramente no es malo pero tampoco es necesario, especialmente si -especulo- se ha hecho para que la película resulte más "fácil" para un público masculino. Ya tenemos suficientes héroes, permitidle a Diana que tenga su momento en el sol. Permitamos también que a pesar de que el interés romántico de la protagonista tenga una cierta entidad, no se coma la película. Es como si en Thor le hubiéramos sacado tiempo al delicioso Loki de Tom Hiddleston para que la Jane Foster de Natalie Portman -que hace un pésimo trabajo pero eso es tema para otro día- tuviera más tiempo en pantalla.

6

Steve Trevor en esta última Wonder Woman es un gran avance, especialmente teniendo en cuenta lo irrelevantes suelen ser los intereses románticos en las películas de superhéroes, pero no nos pasemos de frenada, no es necesario que ocupen media película.

Todas las imágenes (c) Warner Bros.

Marc Bellmunt

Marc Bellmunt

Doctorando en periodismo, realiza una investigación sobre la relación entre los consumidores de videojuegos y sus prácticas comunicativas. Colabora en La Garriga Digital.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR