'Twin Peaks' recap: parte 5

Twin Peaks se está haciendo eterno.

Esta es la conclusión que saco de la quinta parte del total de dieciocho horas -¡madre mía, todavía nos queda más de la mitad! La parte 5 la aguanta el talento inmenso de Kyle MacLachlan. A pesar de un par o tres de escenas impactantes y la introducción de personajes nuevos, la parte hace plof porque pasan pocas cosas y las pocas que pasan son lentas y aburridas. Tampoco esperaba una acción trepidante, pero hasta ahora Lynch había parecido controlar las dosis de movida y pausa, pero ya no. Parte del problema, como indica nuestra colaboradora Amanda, es que hay tantos personajes, nuevos y viejos, que la audiencia ha perdido la seguridad que tenía en la serie original al saber del cierto quién era quién y quien hacía qué, quién era relevante y quién era marginal. Esto nos desconcierta, negativamente.

Sexismo: el tiempo pasa, pero los tropos se quedan

Si hasta ahora me había mordido la lengua ante las mujeres innecesariamente vestidas con lencería siendo brutalmente asesinadas, las trabajadoras sexuales que aparecen desnudadas sin razón y la obsesión de la cámara en el culo de Tammy Preston, esperando que fueran parte de algún recurso narrativo que acabaría siendo subversivo, "Parte 5" me ha demostrado que vivo en Upendi.

La escena del bar donde una chica es acosada con total impunidad por el malote de turno (que sea un tropo en toda regla -¿fumar debajo de la señal de prohibido fumar? Ya no hacen rebeldes así- no lo excusa) supera mi límite de tolerancia. Si la sumamos al resto de instancias sexistas, nos encontramos con un recopilatorio de recursos misóginos que no sorprenden a nadie que conozca al Lynch cinematográfico. De acuerdo, sabemos que el Rebelde de Mierda, que aparece en los créditos como Richard Horne (es hijo o hermano de Audrey?!), trabaja con el hermano Renault de turno, y que esta trama nos tiene que recordar a la violenta vida y muerte de Laura Palmer. Siendo este el punto de partida de la trama criminal del Twin Peaks original, más o menos tiene sentido. Pero es innecesario: es un recurso que, visto lo que hemos visto hasta ahora, está siendo abusado, y si no tienes previsto subvertir ni dirigir críticamente el tropo, estás reproduciéndolo. Realmente es pasarse hacer que el Rebelde de Mierda ponga las manos al cuello de una extra diciendo: "Me reiré cuando te folle, puta". (Suena peor traducido, ¿eh?). Tal y cómo dice Laura Hudson en su recap para Vulture:

A las mujeres de 'Twin Peaks' los hombres les hacen cosas, y ellas hacen cosas por los hombres. Raramente son ellas el centro de sus universos. Son drogadictas, trabajadoras sexuales, mujeres siendo abusadas por sus parejas, mujeres siendo explotadas por sus parejas por dinero (y madres siendo explotadas a la vez), mujeres adultas que vuelven psicológicamente a la adolescencia, mujeres que apenas recuerdan donde viven, mujeres que son tan tecnológicamente ignorantes que los teléfonos móviles las aterrorizan, y agentes atractivas a quiénes se les dice que se aparten de las conversaciones importantes y reciben la atención lasciva de la cámara mientras se alejan.

¿Por qué recuerda tanto la escena de Becky, colocada, a los últimos momentos de Laura? ¿Es un indicador de que no aprendemos de nuestros errores y dejamos que nuestros hijos los repitan? Al menos esto es lo que le dice Norma a Shelly viendo a su hija marcharse con el colgado de su novio.

Font: shellyjohnsson.tumblr.

Fuente: shellyjohnsson.tumblr.

¿Y qué me decís de la escena de la mujer que acompaña a Dougie al baño, y le dice que quizá ahora se liará con él? Hudson también menciona la señora esposa del sheriff Truman y la escena de Las Vegas donde tres lámparas en forma de mujer asisten al apaleamiento del responsable del casino. ¿POR QUÉ, LYNCH? ¿POR QUÉ? Podríamos encoger los hombros y dejarlo pasar, "es típico de las pelis de Lynch", pero han pasado 25 años y  el amigo David ahora hace muebles, y café, y música, pero todavía no sabe cómo escribir un personaje femenino.

Font: thebabysittersguidetoexorcisms.tumblr.

Font: thebabysittersguidetoexorcisms.tumblr.

Kyle Mahlachlan, colosal

Si el sexismo vintage es lo peor, Kyle MacLachlan es sin duda lo mejor. El peso narrativo recae en gran parte encima de sus hombros, y el actor se hace enorme ante el reto. Las mejores escenas, con permiso de Nafessa Williams y Naomi Watts, son suyas. MacLachlan lo peta como Cooper-Dougie y como Bob-Cooper. Por un lado tenemos a un Cooper que poco a poco responde a aquello que le recuerda a su antigua vida: café, casos, "agente", café, hombres armados. Café. A medio camino entre el humor absurdo y la ternura, Cooper-Dougie se ha hecho un lugar a nuestros corazones. Mis momentos preferidos de la parte 5 son la lágrima de emoción que le cae mientras mira a Sonny-Jim (¿quiere eso decir que Dougie no ha desaparecido del todo?), y la escena en que suelta "mentiroso" en medio de la reunión, en el tono de voz firme y convencido de Cooper.

Puro. Font: shellyjohnsons.tumblr.

Puro. Fuente: shellyjohnsons.tumblr.

Por otro lado, tenemos a Bob, tan terrorífico como siempre, en prisión. La escena del espejo, en la que el ser maligno dice "todavía estás dentro de mío", refiriéndose a Cooper, fue increíble. ¿Es por eso que Dougie-Cooper no está entero? ¿No es el trauma de los 25 años en el Black Lodge, ni que se le haya freído el cerebro volviendo a su realidad, sino que, literalmente, no está entero? ¿Es por eso que Mike dijo que uno de los dos tenía que morir, para así poder recuperar la parte de sí atrapada dentro de Bob? Otro de sus momentos estelares es cuando descontrola el sistema de seguridad de la prisión y menciona a un tal "Señor Strawberry" y una "vaca encima la luna". You still got it, Bob.

Fuente: thebabysittersguidetoexorcisms.tumblr.

Fuente: thebabysittersguidetoexorcisms.tumblr.

Por fin sabemos para qué son las palas del doctor Jacobi! "Shovel your way out of the shit". El discurso ecoanarquista de Jacobi justo antes de promocionar sus palas por 29.99 dólares es Humor de Calidad. Mientras tanto, en el FBI Tammy Preston descubre algo en relación al caso de Bob-Cooper. En Buenos Aires pasan cosas, y no es casualidad: es donde desapareció Phillip Jeffries en Fire Walk With Me. ¡Y sorpresa! Dentro del cuerpo de la víctima asesinada a la primera parte, una doctora forense con un terrible sentido del humor encuentra la sortija de Dougie. ¿Trabajaba Dougie de asesino a sueldo? ¿Es todo parte del plan de Bob? ¿Le cayó a Bob mientras asesinaba a Briggs haciéndose pasar por Dougie? Hagan sus apuestas.

Imagen destacada: Preston investiga la desaparición de Dale Cooper. Fuente: thebabysittersguidetoexorcisms.

Francesca Blanch Serrat

Francesca Blanch Serrat

Doctoranda en Literatura Inglesa del siglo XVIII con perspectiva de género por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR