'Twin Peaks' recap: final

Si habéis seguido Twin Peaks: the Return capítulo a capítulo y habéis leído estos recaps semana tras semana, felicidades, habéis llegado al final del camino. Ahora, finalmente, sois libres. Si es así, pues, ¿por qué no sentimos ningún tipo de cierre, argumental y/o emocional? Dieciocho horas después Twin Peaks ha acabado y, por sorpresa de nadie, nos ha dejado con las manos vacías y una marcada sensación de pérdida, confusión e insatisfacción que ahora intentamos suplir hablando, escribiendo y leyendo todas las interpretaciones que podemos encontrar. Y así seguiremos, toda la eternidad, compartiendo teorías para tratar de convencernos de que hemos entendido Twin Peaks.

tp tapesfromtheblacklodge

Tapesfromtheblacklodge.tumblr

Tapesfromtheblacklodge.tumblr

Algunas (pocas) tramas se han cerrado, otros, han quedado colgadas. Bob ya no existe, y Dougie vuelve con los Jones, pero Laura y Cooper, como Audrey, quedan huérfanos de una resolución. Pero lo más demoledor ha sido el desenlace, un final que es una lección moral. Cooper, el bien encarnado, vuelve al pasado y viaja a otra realidad (¿es un sueño? ¿es un universo paralelo?) a salvar a Laura, pero la chica se desvanece en un grito de horror antes de ser rescatada, el cual nos indica que lo que había conseguido en un primer momento, alejarla de su destino, queda deshecho -a pesar de que esto, como gran parte de la serie, queda abierto a la interpretación. Vemos como el cuerpo de Laura se desvanece, porque nunca fue asesinada, pero un rato después oímos como chilla de horror en respuesta a una voz incorpórea que dice su nombre (¿Judy?).

Es la batalla entre la bondad y la maldad, las buenas intenciones y los designios más malignos, como la vida misma. Y, en su centro, una mujer que sufre la misma noche de horror una vez trasotra. Lo más sobrecogedor, aparte del destino inescapable de Laura es ver a Cooper, apenas después de reencontrarse con el pueblo, la gente y la mujer que quiere (el regreso del título) volviendo a perderlo todo: al Twin Peaks donde entran Laura/Carrie y Cooper no es el Twin Peaks que conocen. El Double R está cerrado, la casa de los Palmer no es la casa de los Palmer. ¿Qué año es?, pregunta Cooper, dándose cuenta de que, una vez más, ha perdido la partida. "El pasado dicta el futuro", como dice Mike. Los sueños y las realidades abstractas de Twin Peaks se entrelazan en un universo dónde Cooper no es Cooper, Diane no es Diane, y Laura Palmer no es Laura Palmer. Donde nadie es quién era y nada es familiar (los nombres de los detectives desaparecidos a Fire Walk with Me vuelven pero no ellos), acogedor, y seguro como un café y un trozo de pastel de cereza. Cooper ha borrado una realidad que ya nunca podrá recuperar, el cual explicaría su horror a la última escena. Pero, si así fuera, ¿por qué persigue el horror a Laura?

tp my ellenficant

myellenficent.tumblr

myellenficent.tumblr

Freddie mata a Bob con su puño mágico, después de que Lucy le dispare. La Diane real estaba capturada entre las realidades, y Naido es la puerta a su regreso. La cara flotante de Cooper y el reloj parado mientras se despide de la gente a quien más se ama ("vivimos dentro de un sueño") indican que es este el punto de inflexión entre las realidades. O no. Cooper intercepta a Laura y le ofrece la mano para evitar su muerte, intentando rectificar el crimen que lo originó todo, sino para él, al menos para nosotros. En el Black Lodge, el brazo-árbol con un cerebro-boca repite la frase de Audrey "¿es esta la historia de la niña que vive en una casa a final de la calle?". La escena, eterna, de sexo entre Cooper y Diane plantea preguntas. Una posible interpretación es que sea la manera como Diane intenta cerrar las heridas de la violación de Bob, y es por eso que le tapa la cara mientras él está quieto en todo momento. En Odessa, Laura/Carrie ha matado a un hombre.

El final no sólo deja tramas abiertas, sino que plantea nuevas preguntas. ¿Qué pasa con Audrey? ¿Por qué lleva un tatuaje de búhos en el brazo? ¿Y qué pasa con el resto de los habitantes de Twin Peaks? ¿Quién es el hombre detrás la máscara y qué le pasa a Sarah? ¿Son las dos personas Judy? ¿Qué pasa con el caballo blanco en casa de Laura/Carrie, qué significado tiene? ¿Qué sentido tiene todo? ¿Por qué sentimos la necesidad de encontrarle un sentido, racional y lógico en todo, y si no lo encontramos reaccionamos con rabia o miedo o desolación? ¿Qué pasará ahora con en Cooper, perdido de nuevo en un mundo que no reconoce? ¿Descansará algún día Laura? ¿Qué le dice la Laura del Black Lodge a Cooper?

¿En qué año estamos? ¿2017 o 1991?

DI5WDoBXUAAJgfF

Imagen destacada: Deggowaffles.tumblr.

Francesca Blanch Serrat

Francesca Blanch Serrat

Doctoranda en Literatura Inglesa del siglo XVIII con perspectiva de género por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR