'Tierra firme': ¿Qué es normal?

Tierra firme empieza acercándonos lentamente a un punto de luz, para descubrirnos que nos encontramos sobre una barcaza que avanza con calma bajo un túnel de uno de los canales de Londres. En ella viven Eva (Oona Chaplin) y Kat (Natalia Tena), una pareja con una vida poco estable: cada dos semanas deben mover su casa para evitar ser desahuciadas. Cuando muere su gato, Chorizo, Eva revela que quiere ser madre.

Els tres protagonistes.

Los tres protagonistas.

La película no esconde la intención de retratar las relaciones de la generación millenial, enfocando el género del cine romántico desde nuevos puntos de vista. No sólo su pareja protagonista está formada por dos mujeres, una de las cuales desea ser madre, sino que retrata la dificultad de la generación por asentarse, encontrar trabajos estables, conseguir una vivienda y formar una familia convencional. Pero lo realmente interesante del filme es el cuestionamiento de dicha convencionalidad, que lleva a los personajes a plantearse si realmente es esa vida en tierra firme, idealizada por sus padres, la que desean.

La relación de Eva y Kat da un giro cuando entra en escena Roger (David Verdaguer), un amigo de Kat que las visita desde Barcelona y se muestra más que dispuesto a ayudarlas a ser madres. Digno de mencionar: la película no pasa el test de Bechdel inverso, ya que Roger es a la práctica el único personaje masculino. Es él quien cataliza un conflicto que ya venía creciendo en la relación entre ambas mujeres: el desacuerdo sobre la maternidad. Mientras Eva está convencida de que quiere tener un hijo a toda costa, Kat se muestra reticente a asumir las responsabilidades y la estabilidad que conlleva. Roger, por su parte, parece no plantearse seriamente lo que supone su compromiso con la familia.

Tierra firme Zena 2

Tierra Firme es la segunda película dirigida por Carlos Marques-Marcet, que ganó el Goya a mejor director novel por 10.000 KM. La característica delicadeza con la que se acerca a los personajes, realistas e imperfectos, consigue reflejar de forma intimista las ansiedades y conflictos de toda relación, amorosa o no. A partir de momentos que podrían parecer narrativamente irrelevantes, Tierra Firme consigue emocionar y divertir a partes iguales, al mismo tiempo que reflexiona sobre la compleja realidad de los jóvenes contemporáneos. Es digna de destacar la conversación entre Kat y Germaine, la madre de Eva (Geraldine Chaplin, madre también de Oona Chaplin), en la que Kat le recrimina a su suegra el conformismo de la generación que olvidó rápido los ideales revolucionarios para acogerse a la comodidad de la familia y el modo de vida tradicionales. La reacción de Geraldine Chaplin, pese a que apenas utiliza palabras, convierte la escena en absolutamente imprescindible y memorable.

Tanto el director como la directora de fotografía (Dagmar Weaver-Madsen) hacen un trabajo ejemplar al dejar funcionar por sí solos a los silencios, las expresiones y las ambientaciones. La película está así llena de escenas que nos hacen cuestionar dónde queda la línea entre el guión (del mismo director y Jules Nurrish) y la improvisación de los actores, con una química indudable. Sólo hay que ver a Tena con el corazón roto, al piano, cantando a dos voces con Verdaguer sobre la muerte de Chorizo, el gato que se tiraba del barco.

tierra-firme-2

Despertando simpatía y empatía por los personajes, Tierra firme reflexiona sobre la normalidad y lo convencional. En ningún momento la pareja protagonista queda definida por su homosexualidad, pero al mismo tiempo, desde la sutileza, es central en la narrativa. El punto de vista de Germaine, pese a amable, representa la mirada de otra generación con dificultades para comprender modos de vida más allá de los tradicionales, como el que comparten Kat, Eva y Roger a bordo de la barcaza. El guión juzga las decisiones y reacciones de los personajes, pero nunca lo no convencional de la familia que forman, esperando que el espectador responda de la misma forma.

Un último apunte: La película juega con dos idiomas, el inglés y el español, al ser Kat y Roger de Barcelona y Eva de Londres, así que es importante, si podéis, verla en versión original.

Imágenes: Avalon Distribución Audiovisual


T'agrada la nostra feina?

Irina Cruz

Irina Cruz

Comunicadora audiovisual, doctoranda en cine contemporáneo con visión de género.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR