'The Walking Dead': Negan y el sistema sexo-género

Este domingo se estrena en EEUU la séptima temporada de la serie de la AMC The Walking Dead. El gran gancho de la temporada es el personaje de Negan, un antagonista con un gran peso dentro de la serie de cómics y, al parecer, también en la serie, al menos esta temporada. Si hasta ahora la serie había ofrecido una perspectiva interesante en cuanto a la violencia machista pero había patinado en otras representaciones de género y raza, con la llegada de Negan -si es como en los cómics- el show abrirá otro puerta en su forma de ver las relaciones entre hombres y mujeres en un presente posapocalíptico.

Si bien analicé con más detalle en este artículo para Broadly las dinámicas de género existentes entre hombres y mujeres en la serie, a continuación repescaré y ampliaré una serie de puntos del artículo que considero relevantes para analizar lo que podrá aportar el nuevo personaje y la comunidad de los Saviors (Los Salvadores) en las relaciones de género.

Castigo a la violencia hacia las mujeres

Una de las grandes aportaciones de la serie hasta el momento es que rompe la noción del stranger danger vinculada a la violencia machista. En su libro Strange Encounters: Embodied Others in Post-Coloniality, Sara Ahmed teoriza sobre cómo las sociedades -se centra sobre todo en las occidentales y blancas-, construyen su noción de los otros y cómo se relacionan con ellos. Uno de estos puntos que analiza es la idea que es el otro quién aporta la inseguridad y la peligrosidad a la comunidad.

En el caso de la violencia contra las mujeres, la noción del stranger danger lleva a que haya mayor indignación cuando la violencia es ejercida por alguien externo, se naturalicen las agresiones que se cometen por personas dentro de la comunidad o, en caso de reconocerlas, se presente como un caso aislado o el agresor pase a tener la condición de otro. A efectos prácticos, y para poner un ejemplo que nos resulte cercano, esto se traduce en que, a pesar de que en el 80,7% de las violaciones cometidas en Cataluña la mujer conocía el agresor, se sigue poniendo más atención a las agresiones en la calle por parte de desconocidos.

En el caso de The Walking Dead, las mujeres, hasta el momento, cuando se han encontrado con miembros otras comunidades no han sufrido ninguna violencia considerada machista - dado el contexto, seria básicamente violaciones o agresiones sexuales. Más bien al contrario, los dos casos de violencia machista que se han visto en la serie han sido maltratos perpetuados por los maridos de las supervivientes, uno de los cuales era, nada más y nada menos, el único médico de la comunidad en cuestión. Aun así, la serie deja claro que la violencia hacia las mujeres, por muy imprescindible que pueda ser quien la cometa, es un hecho intolerable, y que cada persona que sabe de la situación pero mira hacia otro lado también es cómplice. Además, las mujeres que sufren violencia no tienen una evolución como víctima, sino como superviviente. El ejemplo más claro es Carol.

Comunidad versus grupo

Las dos primeras temporadas fueron duramente criticadas por una serie de representaciones sexistas. En la segunda temporada, Lori recibía una presión comunitaria fuerte para no abortar -muere el año siguiente pariendo- y existe dentro de la comunidad de supervivientes una clara división del trabajo donde ellas se encargan de tareas como limpiar, hacer la comida o lavar la ropa, mientras que ellos se involucran en tareas más físicas o vinculadas con la toma de decisiones.

En el momento en que la serie salta de la comunidad al grupo, se introducen personajes femeninos como Michonne, y Carol se convierte en uno de los puntales del grupo -y en una mujer valiente y calculadora cuando toca, sin perder su aspecto frágil y apacible que hace que los rivales la infravaloren- que los roles de las mujeres empiezan a adquirir más relevancia.

Cuando el grupo se instala, a partir de la quinta temporada, en la comunidad de Alejandría, hombres y mujeres tienen tendencia a volver a adoptar roles considerados más tradicionales. En cuanto a los líderes de estas comunidades o grupos, los grandes antagonistas en la serie siempre han sido hombres, así como la mayoría de líderes. Hay dos excepciones: la policía que centra la historia de Beth en la cuarta temporada -pero la vemos pocos capítulos- y la líder de Alejandría, Deanna, a la cual Rick va eclipsando en liderazgo hasta que finalmente la sustituye.

En general, podríamos concluir que la estructura social que articula la comunidad tiende a reforzar el género mientras que, en el exterior, en el caos de los zombis, es más fácil que el género se deconstruya y emerja el individuo.

Y... los Salvadores

Hasta ahora, los grandes antagonistas de Rick han sido machos alfa o candidatos a macho alfa -ehem, Shane- y parece que Negan es el más macho y el más alfa de todos.

Negan lidera una sociedad, los Salvadores, que se rige por unos estrictos códigos de conducta. Todo el mundo sabe qué tiene que hacer y que pasará si no cumple. Básicamente, Negan garantiza protección -de los zombis, otros peligros y de él mismo- tanto a los miembros de su grupo como otras comunidades. También tiene unos códigos y una moral propia que hacen que los miembros de la comunidad sientan que se trata de una sociedad que puede crear un mundo nuevo.

161021_negan

Negan tiene varias esposas, que él elige, a pesar de que estas tengan pareja. No tolera la violación entendida como agresión sexual realizada con violencia física, y al cómic ha castigado hombres que iban a violar a prisioneras. Esta actitud, lejos de parecer positiva, puede ser vista como una consideración de las mujeres como recurso preciado o como seres más débiles con quienes no tiene gracia meterse. El hecho de que él mismo tome esposas de una forma en la que el consentimiento de estas suele  estar condicionado -él tiene una posición de poder hacia los miembros de su grupo-, y que  mantenga relaciones sexuales y, a pesar de esto, no lo considere una violación, hace pensar que se trata de una de estas dos opciones, sino las dos.

Se dice que Negan no mata a mujeres. En los últimos cómics, esto ha cambiado. Sin querer hacer spoilers, hay que decir que se trata de una mujer que, por la posición que ocupa en la comunidad de dónde es originaria, es percibida por Negan como una gran amenaza. Además, la mujer en cuestión ha adoptado un rol que se puede considerar más típico de los hombres del cómic que no de las mujeres.

En la serie, todavía no hemos visto si la comunidad de Negan seguirá el mismo patrón en roles de género –en jerarquía está claro que sí. Durante la sexta temporada, no obstante, hemos visto relaciones entre hombres y mujeres Salvadores de manera más transversal. Sabemos que, igual que los hombres, participan en acciones militares. Uno de los mejores capítulos de la temporada pasada es el que describe el cautiverio de Carol y Maggie por parte de un grupo de mujeres de los Salvadores.

La sexta temporada acabó con Negan a punto de matar un miembro de la comunidad de Rick. Que no tenga por costumbre matar a mujeres ha hecho que Michonne, Rosita y Maggie queden descartadas para algunos, pero otros apuntan a las excepciones que ha hecho Negan con las mujeres en los cómics para decir que todo está abierto.

Más allá de la revelación de quién es la víctima de Negan, a lo que también habrá que prestar atención es al papel que tienen las mujeres dentro de la sociedad del carismático malvado más malvado -a pesar de que a veces no lo parece- del universo The Walking Dead.

Imagen de portada: promocional de la séptima temporada. Fuente: AMC.

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR