Terror y género: Cinco recomendaciones fílmicas para este Halloween

'The thing from another world' (1951)

La secretària contra la pastanaga assassina!

"Te congelará la sangre!" (RKO)

¡Aliens! Un reportero intrépido (Douglas Spencer) visita una base aérea de Alaska en la que trabaja su amigo, el Capitán Hendry (Kenneth Tobey). Juntos investigan lo que parece un accidente de avión, pero resulta ser un ovni atrapado en el hielo. The thing from another world es uno de los intentos más sólidos de cine de ciencia ficción de los años cincuenta, que siendo una adaptación libre de la novela Who Goes There (John W. Campbell, 1938), inspiraría el más conocido remake de John Carpenter en 1982, The Thing.

Alerta de spoiler: el monstruo de The thing from another world es una zanahoria inteligente que se reproduce asexualmente, se muestra impasible ante las emociones humanas y se alimenta de sangre, matando a todo el que se interpone en su camino. Mientras los hombres se pelean y fracasan en su intento de acabar con el vegetal humanoide, es Nikki (Margaret Sheridan), la secretaria, quien propone la solución: cocinarlo. Aquí hay que tener en cuenta que se trata de los años cincuenta, y es cierto que el topicazo hace daño, pero a partir de este momento Nikki se convierte en la heroína de la película, dejando en evidencia al Capitán y revirtiendo (dentro de los límites de la época) los roles de género de la ciencia ficción y el terror.

'Repulsión' (1965)

El passadís de qualsevol discoteca a les 4 de la matinada.

El pasillo de cualquier discoteca a las 4 de la mañana. (Compton Films)

¡Psicosis! La protagonista de Repulsión es Carol (Catherine Deneuve), una mujer que no siente más que repulsión tanto por las exigencias sociales al género femenino como por los hombres en general. Pese a que dejar la vida personal de Roman Polanski de lado es difícil, lo cierto es que tanto en Repulsión como en la posterior La semilla del diablo (1968) plantea tramas muy interesantes desde el punto de vista del género, hablando ambas historias de cómo la locura de sus mujeres protagonistas encuentra su origen en la violencia del hombre.

Repulsión se estrena dos años después de que Betty Friedan publicara La mística de la feminidad (1963), criticando la visión de la feminidad como pasiva, maternal y subordinada al hombre. Carol, la protagonista de Repulsión, se encierra en su apartamento intentando huir de las trampas de esta feminidad tradicional, ejemplificadas en el ámbito doméstico. El hecho de cocinar o hacerse la manicura son momentos convertidos en escenas de horror absoluto, y la violencia patriarcal es representada como el origen de la terrorífica demencia de Carol.

'Halloween' (1978)

Holi.

LAS GAFAS. (Compass International Pictures)

¡Asesinos! John Carpenter funda muchos de los principios del cine de terror moderno en Halloween, una película de bajo presupuesto que popularizó el slasher durante los años ochenta y definió las normas del género y los tropos que lo fundamentan. En Halloween se encuentra, por ejemplo, uno de los primeros ejemplos de la figura de la final girl. Laurie (Jamie Lee Curtis) se ve perseguida por un asesino que quince años antes, siendo aún un niño, mató a su propia hermana. Y todo esto durante la noche de Halloween.

Pese a ser más bien problemática en cuestiones de género, Halloween ha sido siempre un referente para la crítica feminista de cine, sobre todo por parte de autoras como Carol J. Clover que han estudiado la representación de género en el cine de terror. Con el paso de los años el slasher ha ido evolucionando y ha dado paso a nuevas final girls mucho más positivas, como en Bound to Vengeance (2015) o Final Girl (2014), que directamente deconstruye el mito convirtiendo a la chica en la asesina de la película.

'Ginger Snaps' (2000)

"Esos días del mes".

"Esos días del mes". (Motion International)

¡Mujeres lobo! John Fawcett, conocido por la serie Orphan Black, dirige en el 2000 Ginger Snaps. La película cuenta la historia de Ginger (Katherine Isabelle) y Brigitte (Emily Perkins), dos hermanas que pasan el rato fingiendo sus propias muertes. Todo cambia cuando a Ginger le baja la regla por primera vez y se convierte en mujer lobo, para el asombro de su hermana. Ginger-lobo se dedica a atacar hombres, acostarse con otros y fumar porros. Y Brigitte la apoya siempre, por extraño que le parezca encontrar a su hermana aullándole a la luna.

Al principio de la película, un anuncio de la televisión se pregunta: “¿Puede pasarle esto a una mujer normal?” Siguiendo la línea de Carrie (1976), Ginger Snaps convierte la feminidad abyecta en protagonista y rompe con todo lo normal.

'Una chica vuelve a casa sola de noche' (2014)

Terroríficament guai. (VICE Films)

Terroríficamente guay. (VICE Films)

¡Vampiras! En blanco y negro, Ana Lily Amirpour cuenta la historia de una muchacha hipster (Sheila Vand) que se pasea por un pueblo iraní buscando hombres a los que chuparles la sangre.

La directora explica que cuando visitó Irán, país donde nacieron sus padres, le recomendaron ponerse chador, una pieza de tela negra que cubre todo el cuerpo excepto la cara. Amirpour pensó que aquello molaba bastante y parecía una capa vampírica, y se puso a trabajar en la película. La anti-heroína de A girl walks home alone at night es así una vampira skater que, bajo el chador, se dedica a atacar a hombres que hayan abusado de mujeres de una forma u otra.

 

Imagen principal de 'Halloween' (Compass Int. Pictures).

Irina Cruz

Irina Cruz

Comunicadora audiovisual, doctoranda en cine contemporáneo con visión de género.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR