18870866103_ba466db821_k

Sin eurodiputadas catalanas: una cuestión de jerarquía

En 1987, en el Parlamento Europeo había un 18% de mujeres. España estaba presente por primera vez y Concepció Ferrer se convirtió en la primera eurodiputada catalana. Hoy, la composición del Parlamento es la más paritaria de la historia: un 37% de los eurodiputados son mujeres. A diferencia de hace treinta años, no hay ninguna catalana. No se debe a la falta de paridad en las listas, sino a cuotas territoriales y de partidos que influyen en su confección y a la ausencia de mujeres que encabecen las listas en Cataluña o que estén en posiciones superiores a las de los candidatos catalanes.

Desde 2007, la ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres exige un mínimo del 40% de candidatos de un mismo sexo, tanto de forma global como en tramos de cinco posiciones, en las listas electorales españolas. Como resultado, en las últimas elecciones europeas el 46% de los candidatos titulares y el 41% de los eurodiputados fueron mujeres. Sólo un 15% de las listas estaban encabezadas por mujeres.

El territorio, presente en las listas de los partidos estatales

En las elecciones al Parlamento Europeo, España es una circunscripción única y tiene 54 asientos. Además de la paridad, los partidos con amplia representación buscan el encaje territorial en las listas. Santiago Fisas, el único eurodiputado catalán de los dieciséis del Partido Popular, ocupaba la duodécima posición en la lista. Andrea Levy, la otra candidata catalana, era la número 39.

 

Podemos, con cinco eurodiputados, celebró primarias para escoger a todos los candidatos y optó por una lista cremallera. No hubo ni catalanes ni catalanas entre los veinte primeros candidatos, aunque Carlos Jiménez Villarejo, número tres, ejerció parte de la carrera profesional y política en Cataluña. En UPyD, que escogió al cabeza de lista en primarias y tiene cuatro eurodiputados, la catalana Teresa Giménez fue la número seis. Ciudadanos eligió a los cinco primeros candidatos en unas primarias abiertas a toda España donde se escogió a dos candidatas y tres candidatos. De ellos, el catalán Juan Carlos Girauta es uno de los dos representantes.

El Partido Socialista, con Elena Valenciano al frente, presentó una lista cremallera, donde se alternan mujeres y hombres y que resulta en una candidatura paritaria. Javier López, el primer diputado del PSC, partido que también realizó una lista cremallera con Valenciano en el número 1, ocupaba la sexta posición. Si el PSOE hubiera logrado un decimoquinto eurodiputado, Esther Niubó (PSC) habría entrado en el Parlamento.

El PSC es la formación que ha tenido más eurodiputadas catalanas. Anna Terrón lo fue en 1994 y 1999, y Maria Badia la siguió en 2004 y 2009. Badia es la única de las tres eurodiputadas catalanas que ha ido por delante de su compañero catalán en las listas. En 2009 ocupaba la cuarta posición y Raimon Obiols la decimotercera.

Partidos catalanes: poca representación y fragmentación

Los partidos catalanes hicieron coaliciones con otras formaciones y, a nivel estatal, obtuvieron resultados muy inferiores a los de los partidos mayoritarios. Esto dificulta la elección de eurodiputados más allá de quién encabece las formaciones de la coalición.

Esquerra pel Dret a Decidir, formada por ERC, Nova Esquerra Catalana y Catalunya SÍ, venció en Cataluña con el 23,7% de los votos. A nivel español, supuso el 4% de los votos y ganó dos eurodiputados, Josep M. Terricabras, independiente, y Ernest Maragall, de Nova Esquerra Catalana. Se tendrían que haber doblado representantes para tener una eurodiputada: Elisabet Nebreda (ERC) ocupaba el cuarto puesto.

Convergència i Unió fue el partido con la eurodiputada más veterana. Concepció Ferrer lo fue desde 1987 hasta 2004. Siempre ocupó la segunda posición de la candidatura, reservada a Unió Democràtica. Hasta ahora, la cabeza de lista fue de Convergència Democràtica y siempre un hombre.

Desde 2004, CiU concurre a las elecciones europeas con otros partidos. En 2014 -también en 2009- lo hizo dentro de Coalición por Europa, con el EAJ-PNV, Coalición Canaria (CCa) y Compromiso por Galicia. En Cataluña fue la segunda fuerza, con el 21,9% de los votos. Como en el total estatal reunió el 5,4%, obtuvo tres diputados: Ramon Tremosa (CDC), Izaskun Bilbao (EAJ-PNV) y Francesc Gambús (UDC). Mireia Canals, la primera candidata catalana (CDC), era quinta, después de un diputado de CCa.

De los seis eurodiputados de La Izquierda Plural (10% de los votos), donde están los eurodiputados de ICV-EUiA, cuatro son mujeres. Encabeza la lista en Cataluña, Ernest Urtasun, y le siguen cinco candidatas y un candidato. Aunque Urtasun es eurodiputado, la número dos de la lista catalana, Núria Lozano, no pudo serlo, ya que en la candidatura de La Izquierda Plural ocupaba la novena posición.

 

Imagen: "© European Union 2015 - European Parliament"

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR