Rogue One: ¿Dónde están las mujeres?

Star Wars es probablemente una de las sagas más rentables y que va camino de pasar a ser una de las más explotadas de la historia. Me considero gran fan del universo creado por George Lucas y por lo tanto cada vez que sale la noticia de una nueva entrega tengo sentimientos enfrentados. Por una parte gran emoción por, después de tantos años, poder continuar yendo al cine y disfrutar de la saga en la gran pantalla; por otra miedo a que al querer exprimir tanto la historia lleguen a estropearla, en otras palabras, que se dé un caso como el de El Hobbit. Para mi alegría no es así y la nueva película de Star Wars, Rogue One, está a la altura.

Para aquellos que anden un poco perdidos, Rogue One es, como el anuncio indica, una historia de Star Wars. No obstante, no es necesario haber visto ninguna de las siete películas anteriores para poder ir a verla y entenderla (que se lo digan a la amiga que arrastré al cine). Esta octava película de la saga es una precuela y no es hasta el final cuando vemos que relación guarda con el resto de películas.

static1-squarespace

(Walt Disney Studios)

A partir de este punto, spoilers de Rogue One.

La protagonista, Jyn Erso (Felicity Jones), es la hija del constructor de la Estrella de la Muerte. Después de que el imperio mate a su madre y se lleve a su padre para trabajar como ingeniero en la construcción de la Estrella de la Muerte, Jyn es criada por un amigo de sus padres. A los 16 años éste la abandona y al cabo del tiempo, por esas cosas que tiene el destino, Jyn da con un mensaje de su padre que explica dónde encontrar los planos que indican cómo destruir la estrella de la muerte. Aquí es dónde se descubre cómo se relaciona Rogue One con la entrega original y es que son esos planos los que acabarán en manos de Leia en Star Wars IV: Una nueva esperanza. Hablando de Leia, al final de la película hay una pequeña sorpresa y es que tiene una breve aparición. Está interpretada por Ingvild Deila, que al parecer será la nueva Leia en películas venideras. Darth Vader o Bail Organa (Jimmy Smits) son otros de los personajes reconocibles de la saga.

Hasta aquí todo bien, el argumento de la saga es interesante, no es especialmente innovador con respecto a las otras películas, pero todos sabemos a lo que vamos cuando vamos a ver Star Wars. Tiene un contexto más bélico que el resto, aunque no esperéis ver grandes batallas con espadas láser. A pesar de ser la octava película no es rebuscada y como he dicho se vincula claramente al resto de la saga, además tiene un buen ritmo, aunque dure dos horas se hace bastante amena y como siempre los efectos especiales son impecables. Pero nada es perfecto y Rogue One ha vuelto a tropezar dónde la saga ya lo ha hecho otras veces: la representación de la mujer.

(Walt Disney Studios)

(Walt Disney Studios)

Star Wars es una de esas películas que intenta (o finge) no caer en tópicos en cuanto a representación femenina se refiere. No le ofrece al espectador los típicos personajes como la damisela en apuros o personajes femeninos que suelen aparecer porque son ‘mujer de’ o ‘hija de’; esto lo consigue poniendo como protagonista o dando un papel principal a una mujer. Ocurre durante toda la saga, en Star Wars IV, V y VI, Leia, I, II y III, Padme, en El Despertar de la Fuerza, Rey, y finalmente Rogue One, Jyn. Pero a parte de ellas ¿alguien sería capaz de nombrar a algún otro personaje femenino memorable en toda a saga? Si pensamos en los hombres la lista es mucho más larga: Anakin a.k.a Darth Vader, Obi-Wan, Luke Skylwalker, Poe Dameron, Finn, Han Solo, Canciller Palpatin, Yoda, Chewbbaca… Incluso los robots, si consideramos que tienen género, son hombres: R2D2 y C3PO. Con BB8 el debate sobre si nos encontramos ante un hombre o una mujer sigue abierto, al igual que el hecho de si los robots realmente tienen género.

Todos los personajes femeninos de la saga tienen algo en común: son mujeres fuertes y luchadoras, utilizan armas, saben defenderse y además tienen un papel relevante dentro del contexto político que presenta la historia. Padme y Leia son princesas. El origen de ambas hace que estén dentro del mundo de la política sin haberlo elegido, aun así utilizan su posición para ayudar a la galaxia y luchar contra el imperio. Por otra parte Rey y Jyn se ven envueltas en ello sin tener nada que ver o buscarlo, pero también deciden unirse a la causa y luchar con los rebeldes. Teniendo en cuenta que la primera película de Star Wars se estrenó en el año 1977, el rol de Carrie Fisher debió ser muy revolucionario. Por desgracia no se atreven a ir más allá y como mujeres siempre acaban estereotipándolas. Por ejemplo, Leia y Padme se convierten en madres. Rey parece ser la excepción y quizás sea aquí el gran paso que dé la saga, ya que tiene pinta de que vaya a convertirse en la primera mujer Jedi con un papel relevante en la historia. De Jyn no podemos esperar nada más, ya que decide dar su vida por la rebelión.

Volviendo a Rogue One, Jyn es la única mujer que aparece en toda la película. Sí, hay otros personajes femeninos, la senadora -que en una película de dos horas aparece un total de diez minutos-, y en una de las reuniones de los rebeldes podemos ver a un par de mujeres más, pero simplemente están ahí de figurantes sin ningún tipo de papel relevante. Cuando Jyn y el resto de protagonistas deciden desobedecer las ordenes de la senadora e ir en busca de los planos, se les une un grupo de unos 15 voluntarios aproximadamente, eso sí todo hombres. A favor de Rogue One, he de decir que es la primera película de Star Wars dónde aparecen mujeres piloto -podemos ver a una en El Despertar de la fuerza pero muy brevemente y sólo una-.

(Walt Disney Studios)

(Walt Disney Studios)

Alejándome un poco de la perspectiva de género y centrándome en un aspecto más cultural, Star Wars es también una de esas sagas en las que no sólo encontramos hombres y mujeres blancos con rasgos europeos. Por ejemplo, en Rogue One es Jyn el único personaje principal blanco, ya que el resto de protagonistas son asiáticos como Donnie Yen (Chirrut Imwe) y Jiang Wen (Baze Malbus); Riz Ahmed (Bodhi Rook) es de ascendencia paquistaní  y Diego Luna (Cassian Andor) es un actor mejicano. Aun así, en esta última entrega han cometido lo que yo considero un error cayendo en un gran estereotipo cultural. En una escena de la película Jyn y Cassian se encuentran en Yarvi, un planeta con una arquitectura que recuerda mucho a la de un país árabe, pero no sólo la arquitectura sino también la estética de la gente sus facciones y vestimenta. Cassian le dice a Jyn que deberían salir de allí cuanto antes ya que, cito, “esta ciudad va explotar”. A los minutos se produce un ataque contra los soldados del imperio en la que muchos habitantes de Yarvi deciden tirar bombas e inmolarse. Quizás sea rebuscado, quizás es sólo casualidad, pero me pareció mucha coincidencia que la estética de la ciudad y habitantes tuviera tanto parecido con el mundo árabe y además decidieran centrar el ataque justo en ese planeta y especialmente en tiempos como este.

En definitiva, Star Wars parece que de momento no va a decepcionar. Aun así, hay muchos aspectos de la saga, en especial la escasa representación femenina, que deberían cambiar. Por ahora toca esperar y ver si en las próximas entregas irá evolucionando o si nuevamente intentarán despistarnos incluyendo a un solo personaje femenino pero con un rol relevante. Parece que por ahora Rey es nuestra única esperanza.

Imágenes promocionales de Walt Disney Studios.


T'agrada la nostra feina?

1 comment

  1. Pedro 4 enero, 2017 at 15:41 Responder

    Un comentario muy subjetivo, la verdad ,en toda la historia han sido los hombres mayoritariamente quienes han luchado en las guerras de ahi que las peliculas de star wars sean un reflejo de nuestra sociedad,por otro lado ha habido en la historia mujeres poderosas no frente a las lineas enemigas sino dentras del telón y ahi es donde estan precisamente las mujeres de star wars, muy importantes en la saga,Jin es el papel clave y absolutamente la protagonista de la película igual que Rey , ¿que importancia tienen los hombres en esas pelis por másque salgan al lado de ser el protagonista que en estas entregas fue una mujer?. Por otro lado al final de rogue one se ve a leia y no la actriz nueva si no una remasterizacion de Carrie Fisher,que en paz descanse, recibiendo los planos y dando a entender que es ella la que esta detras de toda la rebelion,que mas importancia se puede tener en las mujeres respecto de esta pelicula y en gran parte en la saga,hasta la madre de Anakin es enormemente importante ya que dio a luz a este sin intervencion. Su comentario es hembrista ya que no valorar en demasía lo que aportan las peliculas respecto al protagonismo de las mujeres que va en aumento,pero obviamente no puede torcerlo a lo máximo ya que no tendría sentido,y en entregas muy antiguas obviamente habia más machismo por la epoca asi que no viene a cuento nombrarlo ya que esos responsables probablemente ya ni esten bajo los mandos. Si se pasea por cualquier cuartel o ve el desfile militar vera que es tal cual en proporcion en la actualidad, reflejar otra cosa es como si hicieramos una pelicula de baloncesto americano y la mitad de actores fueran blancos y bajitos. Opino que Star Wars es la saga que mas apuesta por el protagonismo de la mujer asi que viene en valde y resulta negativo criticarla por ello.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR