'Persona 5' y representación LGTBI, una ocasión desaprovechada

Persona 5 es un grandioso y maravilloso juego que ha revolucionado el mercado del videojuego.

Ha vuelto a poner a los JRPG en el panorama, con su aproximación a temas muy controvertidos, como el acoso sexual y escolar, el abuso de autoridad, el sexismo o la ansiedad, con un lenguaje muy fresco, adecuado y cercano. Cabría pensar que quizás entonces, en los temas que nos representan al colectivo LGTBI estarían a la altura. De una manera generalizada, Persona 5 no hace, ni por asomo, un buen trabajo sobre la representación del colectivo. Hay muy poca. Lo que a continuación detallaré son los únicos momentos donde se habla del colectivo. Tanto buenos, que hay pocos, como negativos.

Los dos hombres de Shinjuku

Estos dos hombres, sin nombre en el juego, son los únicos personajes explícitamente gay en el juego. Y básicamente están dibujados y caracterizados con todos los estereotipos posibles. Son extremadamente afeminados, con un lenguaje cargado de connotaciones sexuales y actúan como depredadores sexuales con el amigo de nuestro protagonista, Ryuji.  

VIÑETA 1: "¡Qué monada! Y qué cachas. ¡Te doy un 85 sobre 100!"

VIÑETA 2: "¡JAJAJAJA! ¡Soy el trol malo de Shinjuku! ¡Te voy a devorar!"

En un momento dado, durante esta conversación el juego te deja responder ante este acoso de una manera chistosa y, en cierta manera, homófoba. Hay que clarificar una cosa: Shinjuku es conocido en el mundo LGBTI como uno de los pocos lugares de Japón con zonas exclusivas de entretenimiento LGTBI, con una de sus calles básicamente dedicada a ello.

VIÑETA 1: "Ay, espera...¡Suéltame!".

VIÑETA 2: "Así que esto es Shinjuku... Eres muy popler. Enséñales tu hombría".

Esta escena de acoso acabará con Ryuji yéndose con los dos hombres. Al dia siguiente, cuando se hará referencia al incidente, esta será de manera cómica y ligera, aunque no deja de ser extremadamente homofóbica.

shinjuku duo - calle 5

"¡No me puedo creer que me abandonarais ayer..! Casi entro en un mundo con el que no quiero tener nada que ver..."

Aún así, a esta pareja de hombres, los volveremos a ver siempre que volvamos a Shinjuku, y podremos escuchar sus conversaciones, con diálogos cargados de referencias sexuales. Ya no volverán a interactuar con nuestros protagonistas hasta más adelante en el juego, en la siempre controvertida escena de las vacaciones en la playa.

Normalmente, los juegos de la franquicia Persona utilizan las escenas de la playa para profundizar en la relación de los personajes con la historia, avanzando la historia y cargado el drama de los personajes de tener el peso del mundo sobre los hombros. Aún así, para aligerar esa carga dramática, también incluyen comedia, aunque esta caiga en tropos machistas y de cierto acoso, ya que en ellas el grupo de chicos va a ligar con chicas. En Persona 5 no solo tenemos estos tropos machistas, sino que también utilizan a los hombres de Shinjuku para utilizar la homofobia como elemento humorístico. Y esta vez, los hombres no se insinúan o juegan con las palabras, en esta escena, directamente ya están acosando a los menores.

La escena se desarrolla igual que en anteriores juegos, con los chicos intentando ligar con chicas. Viendo como de incómodos se encuentran ellos, o las chicas, al no conseguir ninguna, el juego decide castigarlos con los dos hombres de Shinjuku, que los acosan de una manera muy ofensiva. Y justificando que no les importa que sean menores. Los chicos se van corriendo asustados. Y los hombres de Shinjuku los persiguen. En ningún momento se ve el final de la escena, pero la intencionalidad de esta es flagrantemente homófoba y estereotipada, dando una visión cruel y completamente injusta de la realidad gay y reduciéndonos a acosadores y a pervertidores de menores.

VIÑETA 1: "¡Somos la policía de la moda! ¡Si no respondéis a nuestras preguntas, os llevaremos con nosotros!"

VIÑETA 2: "¡Has obstaculizado nuestro trabajo al no contestar a la pregunta! Te condeno a que te...¡desnudes!

Después de la escena de la playa, estos hombres no vuelven a tener un papel activo en la historia. Aún así, puedes seguir escuchando sus diálogos cada vez que vas por Shinjuku y pasas cerca de ellos, que hacen referencia a otros personajes hombres menores que también están por la zona.

VIÑETA 2: "¡Los sospechosos se escapan! ¡Que alguien les capture!"

Este es uno de los estereotipos más dañinos que se pueden encontrar en cualquier medio artístico audiovisual, la utilización del infame tropo de todos los gays son pedófilos. No solo se nos reduce a una característica física, sino que usa la homofobia más hiriente y socialmente manipuladora.  Este tropo usado hasta la saciedad es una de las más controvertidas formas de atacar al colectivo. Especialmente cuando estos son los únicos personajes claramente definidos como gays en todo el juego.

Reforzar la heterosexualidad

Persona 5 tiene un gran componente social. Durante gran parte del juego, el jugador pasa tiempo interactuando con los demás compañeros, o con otras personas para obtener habilidades sociales o prácticas. También te da opciones románticas con todas las compañeras femeninas del juego. Incluso personajes que son mayores que el protagonista del juego, como su profesora y una fotoperiodista. Pero el juego literalmente no ofrece ninguna opción de romance gay.

Esto no es una novedad, en ningún juego numérico de la saga se ha considerado un romance homosexual, aún teniendo un personaje gay en el primer Persona. Solo en Persona 3, en su versión portátil, se ofrece una posibilidad de romance homosexual, con la línea de la protagonista femenina. Aún así, las opciones románticas, están limitadas a Aigis, un androide con un cuerpo femenino, y Elisabeth, un ser espiritual mágico que vive en un espacio entre el mundo real y el cognitivo. Es decir, dos personajes que no son humanos. Mostrando una vez más cierta homofobia. Aunque quizás el momento más grave es la eliminación de la linea de diálogo, grabada y escrita, en Persona 4, del romance gay con uno de los personajes, Yosuke. Que inicialmente estaba planteada como una posiblidad.

En Persona 5 solo hay una referencia al colectivo LGTBI en todas la interacciones entre los personajes y el protagonista. Es una escena en un bote de un lago del parque de Shibuya, frecuentado por parejas, con Yusuke, uno de los miembros de tu equipo, mientras estás mejorando tu relación con él.

Desde el inicio de la escena, ya se deja claro que puedes remarcar tu heterosexualidad, y pese a que el personaje de Yusuke tiene ciertos manerismos asociados en la cultura popular a los personajes que viven del arte, éste también remarca su interés solo en las relaciones heterosexuales.

VIÑETA 1: "¿Qué hacemos aquí? ¿Por qué estamos en una barca? Debería llevar una chica".

VIÑETA 2: "Por eso estamos aquí, debo pintar un segundo aspecto... ¡la ardiente pasión entre un hombre y una mujer!".

VIÑETA 3: (La mujer de la barca de al lado) "Espera... sólo las parejas se montan en estas cosas [los botes], ¿verdad?"

Al protagonista parece como si el comentario de la pareja de la barca le molestara, pese a que Yusuke no lo parece.

VIÑETA 1: (La mujer de la barca de al lado) "Eso significa que estos dos..."

Esta escena es la única que tiene ciertos atisbos de representación del colectivo en todo el juego. Es realmente molesto que no solo se use el pánico gay para conseguir un efecto dramático en el protagonista y por lo tanto en el jugador, sino que es una ocasión perdida para normalizar, de manera correcta, la realidad homosexual. Como he apuntado antes, en Persona y sobretodo en Persona 3 se nos da una opción de romance gay sin estereotipos, sin comentarios dañinos y de una manera tranquila y respetuosa.

Quizás el único ejemplo positivo que tenemos de cierta representación es con un único personaje, bastante tangencial, que pese a que para ciertas misiones del juego es necesario interactuar, no tiene el suficiente peso.

Lala Escargot: la única representación positiva

Cuando el jugador tiene acceso a la zona de Shinjuku, y después de la escena de los dos hombres, también se nos da la posibilidad de conocer a Lala Escargot. En ningún momento, durante todo el juego y tus interacciones con Lala, se llega a definir si ella es una drag queen o un personaje trans. Aunque posiblemente, por cómo están incluidas ciertas acciones y ciertos diálogos, sea más plausible que sea una drag. 

Lala Escargot

Lala Escargot

Lala regenta un bar llamado Crossroads (encrucijadas) y, sabiendo cuan minucioso es Persona con los detalles, de ahí nace mi pequeña confusión expuesta anteriormente.

Aunque regenta el bar, el impacto de Lala en el juego es mínimo, ya que ella no es uno de tus vínculos sociales; el bar sí es una localización para uno de los personajes que se encuentran allí, la fotorreportera anteriormente citada. Pese a que Lala no es un gran personaje argumentalmente hablando, su travestimo no es su característica definitoria, nunca se usa para hacer un chiste derogatorio y en ningún momento se cuestiona su identidad, sea cual sea.

Lala y su bar

Lala y su bar

Lala también puede presentar cierta esterotipación, ya que es la imagen de la mama de los bares para gays regentados por drag queens. Estos bares llamados Okama Bar tienen a una transformista, normalmente de mediana edad, que los regenta y suele ser un lugar donde los hombres gay y transformistas tienen su espacio seguro. Aunque en el juego no se explicita que el bar sea un Okama.

Una oportunidad perdida

Así pues, ¿por qué, en un juego de este calibre, donde es tan importante la lucha por la libertad, la rebeldía, la realización personal y demás conceptos sociales, la representación LGTBI es tan minúscula y en ocasiones irrelevante?

Para ello, muchos pondrán la excusa de que como JRPG, juego de rol japones, es tan culturalmente japonés que no se debe analizar desde un punto de vista occidental. Esto es una respuesta tristemente fácil a la par que vaga y en ciertos apuntes heterocentrista y falocéntrica. Persona 5 pone la mirada en grandes problemas sociales, tanto japoneses, como la cohesión social o el individualismo como ofensa social, como problemas más generales en cualquier sociedad, como el acoso sexual y laboral a las mujeres, el acoso y terrorismo escolar, la infravaloración de los adolescentes y los conflictos entre los protagonistas.

Por ello, la falta total de representación LGTBI y las muestras de homofobia con los comentarios de los protagonista o de los secundarios empañan lamentablemente un juego que dedica horas a ser reflexivo en todos los demás temas. Y no solo en este juego, cómo he citado anteriormente. En Persona 3, también en la escena de la playa, los personajes masculinos se revelan como transfóbicos, y en Persona 4, el personaje que inicialmente iba a ser homosexual, Yosuke, no solo no lo es finalmente, sino que durante todo el juego no para de hacer comentarios homófobos sin que nadie le diga nada, hasta el punto de caer en el siempre dañino pánico gay en una escena.

VIÑETA 1 (Persona 3): "¿Q...quieres decir que ELLA es un ÉL?"

VIÑETA 2 (Persona 4): "Lo que quiero decir es, esto... ¿Vamos a estar seguros a solas contigo?".

Persona 5 es un maravilloso juego sobre la rebeldía, por un mundo más limpio, menos corrupto y más igualitario, donde el conformismo y la mentalidad del rebaño están confrontadas constantemente. De ahí mi desilusión y cierta frustración con el tema de la realidad LGTBI.

Todas la imágenes han sido capturadas de sus juegos originales.

Javi Morán

Javi Morán

Graduado en cine y audiovisuales por la ESCAC y especializado en guion audiovisual. Activista LGTBI+.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR