Nostalgia| 'Maze of Galious'

Antes de Dark Souls, había Maze of Galious.

Este juego, lanzado en 1987 para MSX, se puede considerar una de las mayores influencias del videojuego moderno, y de él beben títulos tan famosos como Castlevania: Symphony of the Night, Super Metroid o incluso la saga Zelda.

Maze of Galious se lanzó inicialmente en Japón en 1987 para un sistema de videojuegos injustamente olvidado: el Konami MSX, un ordenador personal relativamente potente para la época, con arquitectura PC y sistema operativo de Microsoft. La máquina gozó de gran popularidad en Japón y Europa, no así en Estados Unidos, que aún se estaban recuperando de la gran crisis del videojuego de los años ochenta, pero fue completamente desterrada al olvido cuando Nintendo lanzó su Family Computer, también conocido como NES (Nintendo Entertainment System) en Estados Unidos. El precio más barato de la NES, su facilidad de uso y su apuesta clara por los videojuegos hicieron que el MSX, con mayor capacidad pero más disperso en cuanto a software, quedara en una anécdota en la historia del videojuego.

12296

Volviendo al videojuego, Maze of Galious es la secuela de Knightmare, un juego también para MSX 1987. MOG (para acortar), a pesar de ser una secuela, sólo se queda con la ambientación medieval-fantástica del primer juego, una extraña mezcla de mitología griega y fantasía tolkieniana. El jugador se enfrenta a lo que podríamos calificar, para la época, de un mundo abierto: un inmenso castillo con diez mazmorras donde debe obtener una serie de objetos y hechizos para poder enfrentarse al malvado Galious del título, un hechicero que ha arrebatado a los protagonistas el alma de su hijo no nacido. Bastante distinto de rescatar a la princesa, ¿verdad?

Una de las primeras cosas que llama la atención de MOG es -más allá de su extensión o el uso de técnicas del videojuego moderno, que veremos más adelante- su representación sorprendentemente progresista de la mujer: el videojuego está protagonizado por Popolon (mala transcripción japonesa de Apolo, el dios sol) y Aphrodite (por la diosa del amor y el deseo), ambos equipados con armadura completa y ambos combatientes. Aphrodite es no sólo un personaje jugable, sino que es tan indispensable para el jugador como Popolon: si este último resulta más fuerte en combate cuerpo a cuerpo, Aphrodite es mejor con el arco, si Popolon no puede saltar porque es poco ágil, Aphrodite es acrobática -para la época- y puede nadar. Lejos de ser una damisela que necesita ser rescatada, Aphrodite es protagonista de pleno derecho del videojuego y no necesita nadie que la salve.

Demon1

El videojuego además incorpora conceptos revolucionarios para la época, como la idea de un mundo central -el castillo- que conecta tantas como diez zonas auxiliares igualmente extensas. MOG también cuenta con un sistema de experiencia y subida de nivel de los personajes, una serie de objetos que dotan al protagonista de capacidades como construir puentes o mover obstáculos, y un gusto por el secreto admirable: muchos de los hechizos utilizables por el protagonista están escondidos de maneras increíblemente ingeniosas en el castillo, y si se conectaban otros juegos de Konami al MSX mientras se jugaba, el protagonista obtenía algunas de las capacidades de los protagonistas de estos otros videojuegos. MOG, siendo un videojuego considerablemente largo, también contaba con un sistema para guardar partida mediante contraseñas, de los primeros implementados.

the-maze-of-galious-004

Sin embargo, el mayor obstáculo para poder disfrutar de Maze of Galious era, hasta hace poco, la escasez de MSX en el mercado de segunda mano, así como del videojuego en sí. Afortunadamente, un colectivo de fans del videojuego crearon una versión remasterizada y gratuita, o sea que no hay ninguna excusa para no jugar este título seminal de la historia del videojuego.

Imágenes: capturas del videojuego. 

Marc Bellmunt

Marc Bellmunt

Doctorando en periodismo, realiza una investigación sobre la relación entre los consumidores de videojuegos y sus prácticas comunicativas. Colabora en La Garriga Digital.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR