Guía de introducción al 'queerbait'

Si sois fans de alguna serie con presencia en la red es muy posible que os hayáis encontrado alguna vez con el concepto queerbait, normalmente como crítica a las decisiones de los guionistas o de los promotores de la serie. Este término, un neologismo nacido de las profundidades del fandom de Internet, no se puede entender desvinculado de este ni de los afanes del mismo en la representación LGTB+. Pero, ¿qué es el queerbait? ¿Qué implica, y por qué es negativo, e incluso nocivo? Esto es el que descubriremos hoy.

¿Qué es el queerbait?

Queerbait, que es una palabra inglesa, viene de queer, el término que ampara a todas las iniciales de la comunidad LGTB+ y de bait, que significa anzuelo. Se refiere a la serie de referencias, más o menos subliminales, que se pueden hacer, tanto en el producto (no está limitado al contenido audiovisual, se extiende a todo tipo de medios de ficción) cómo en su promoción, para atraer a un segmento del fandom que o bien es LGTB+ o bien es consumidor/a de contenido LGTB+. Hasta aquí todo bien. El problema viene cuando este contenido que se utiliza para atraer a este consumidor/a no es real, es decir, nunca va más allá del texto subliminal o de la promoción de la serie. Es decir, que no se traduce en una representación real del colectivo.

La trama de Captain America: Civil War gira entorn Steve enfrontant-se als seus companys per tal de protegir a Bucky. Però es clar, té molt més sentit colar un petó entre Steve i Sharon Carter, un personatge femení que, per cert, amb prou feines té diàleg. Font: Marvel.

La trama de Captain America: Civil War gira entorno a Steve enfrentándose a sus compañeros para proteger a Bucky. Pero claro, tiene mucho más sentido colar un beso entre Steve y Sharon Carter, un personaje femenino que, por cierto, apenas tiene diálogo. Fuente: Marvel.

Esta práctica refleja, inevitablemente, una demanda del fandom por este tipo de contenido. Sólo hay que abrir Tumblr o AO3 (página de publicación de fanfiction) para darse cuenta. Hoy en día los gays venden, pero socialmente, el modelo heteronormativo pesa suficientemente como porque esta comercialización de contenido LGTB+ no se vea reflejada en un contenido real en el producto final. Así pues, si ya teníamos un problema de falta de representación (y/o de mala representación en muchas ocasiones), ahora tenemos dos: se nos promete representación para asegurarse que consumiremos el producto, pero es una falsa promesa. Esta problemática, para los consumidores no LGTB+, se podría equiparar a ofrecer un caramelo a un niño y quitárselo de la mano, pero cuando se trata de un colectivo la experiencia identitaria del cual se utiliza comercialmente, estamos hablando de un problema de una magnitud mucho más seria.

¿Cómo funciona?

Para entender el queerbait hay que tener claros dos conceptos claves, también neologismos fandom: ship y canon. Un ship es una relación entre dos o más personajes que el fandom quiere ver realizada a la serie (o libro, etc.). Más o menos, es cómo cuando tu abuela insiste porque salgas con la nieta de su mejor amiga. Pues os tenéis que imaginar el fandom como vuestra abuela, con la diferencia que tienen un poder adquisitivo enorme, son la franja de edad a quien más interpelan las grandes compañías productoras de ficción y tienen mucho de entusiasmo, mucha energía y mucha creatividad. No sólo consumen muy contenido, sino que también crean. Y vuestra abuela quiere mucho, muy fuerte, que Sherlock y Watson sean pareja.

Hasta ahora -y si no, que se lo pregunten a los trekkies- el contenido que creaba el fandom (esencialmente fanfiction, relatos publicados en internet donde estos ships se realizan) existía en paralelo al canon, es decir, al material creado por los productores y guionistas, el producto final. Justo es decir que querer que personajes sean pareja, homosexuales o no, no se lo han inventado, ni mucho menos, los millennials, tanto como que la producción del canon no está completamente aislada de las demandas de los fans. Lo que sí que es cierto es que recientemente, el queerbait se ha convertido en una estrategia de promoción descarada y casi constante. Volviendo al concepto de canon, un ship deja de ser utilizado como queerbait cuando se convierte en una relación real y abierta al producto final. Aun así, no pretendemos que todos los ships sean canon, sino que no se utilice un ship como queerbait.

Algunos ejemplos de queerbait

Riverdale. Fuente: Tumblr.

Riverdale. Fuente: Tumblr.

La nueva gallina de los huevos de oro de la CW, Riverdale, se está coronando este año. Esta escena corresponde al capítulo piloto, y es un beso, no consentido, por cierto, entre dos personajes que hace cuatro escenas que se han conocido, y entre los cuales no hay ningún tipo de relación romántica o sexual. No hace falta decir que este ship se ha convertido en uno de los recursos promocionales más utilizados por la serie a la red, arrastrando a actores, guionistas y fandom en un auténtico festival del queerbait que ha provocado la salida del armario forzada de una de sus actrices para defenderse de los ataques del fandom.

Sherlock. BBC.

Sherlock. BBC.

Si el queerbait fuera deporte olímpico, Sherlock (BBC) probablemente acabaría haciendo podio, junto con Supernatural. El subtext homoeròtic de la serie es asfixiante. No sólo esto, sino que gran parte de las tramas giran en torno la relación de dependencia entre los dos personajes, claramente aprovechándose de los deseos de una parte de su audiencia. Las campañas promocionales tirante de este filón son otro tema, y han sido objeto de debate en el pasado.

Once Upon a Time. ABC. Fuente: The Mary Sue.

Once Upon a Time. ABC. Fuente: The Mary Sue.

Después de cuatro temporadas de consolidación al fandom del ship entre Emma y Regina, la heroína y antiheroína respectivamente de Once Upon a Time, ABC decidió sacarle zumo con campañas promocionales utilizando el nombre del ship e incorporando subtexto de carga sexual en sus diálogos. Ambos personajes son canónicamente heterosexuales y han tenido y tienen parejas masculinas.

Y para acabar, miramos hacia el futuro: la periodista Gavia Baker-Whitelaw comentaba en estos términos el pasado 20 de abril uno de los comentarios del director de la nueva película de Guardians of the Galaxy:

"El director insinuó que podría haber un personaje LGTB+ a la película: 'Quizás ya lo hemos hecho, esto [incorporar a un personaje LGTB+]. Yo os diría que miraseis la película. Id a verla, a ver qué pensáis.'" Tela.

Imagen promocional: Elementary. Fuente: Elementary Wikia.


Muchas gracias por su ayuda en el proceso de creación de este artículo a Catherine, Rocío, Iselin, Jana, Amanda y Clàudia.

Francesca Blanch Serrat

Francesca Blanch Serrat

Doctoranda en Literatura Inglesa del siglo XVIII con perspectiva de género por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR