El escritor de erótica gay que troleaba perritos

En Zena ya explicamos que el sistema de selección de finalistas de los Premios Hugo, uno de los más importantes de la ciencia ficción, facilita que un grupo organizado pueda imponer sus candidatos a ganadores preferidos en todas las categorías. Como sucedió en el 2015, los finalistas de los Hugo de este año son menos diversos de lo que podrían haber sido, por culpa de la imposición de las cuotas masculinas    -y alguna de femenina para disimular- de los grupos de autores superblancos, supermachos y superheteros Sad Puppies (Perritos Tristes) y Rabid Puppies (Perritos Rabiosos). Pero ha sido precisamente por ello que han creado, sin saberlo, a su peor enemigo: un escritor de relatos eróticos de temática gay con una fijación especial por los unicornios y los velociraptores.

La elección de Chuck Tingle

A modo de escarnio, para esta edición de los Premios Hugo los Sad y los Rabid Puppies propusieron como finalista a mejor relato corto la historieta de Chuck Tingle Space Raptor Butt Invasion (en Zena dudamos entre Invasión anal del velociraptor espacial o Invasión de culos de velociraptor espacial). Tingle es un célebre escritor conocido por relatos como Dado por el culo por mi propio culo o El Coronel Unicornio Gay persigue mi culo.

butt2

Ha habido autores -y autoras- que cuando han sabido que han sido propuestos por los Puppies como finalistas han retirado la candidatura, al no estar de acuerdo con los postulados -básicamente, que les personas no blancas, no hombres o no heteros nominadas a un Hugo lo suelen ser por corrección política y no por méritos-. Chuck Tingle, no obstante, no lo ha hecho, sino que ha decidido aprovechar la notoriedad que le han dado los Puppies para apuñalarlos en la espalda. Y lo ha hecho en tres pasos:

  1. Publicando un relato corto. En Golpeado en el culo por mi nominación en los Premios Hugo Tingle explica su experiencia con el Puppygate. Huelga decir que, con sus relatos erótico-festivos, Tingle denuncia las discriminaciones que la comunidad gay sufre en los EUA.
  2. Aliándose con el peor enemigo de los Puppies. Como Tingle escribe desde el anonimato, ha decidido que, si gana el Hugo, otra persona lo recogerá en su honor. La escogida ha sido la programadora de videojuegos Zoe Quinn. El acoso en las redes sociales sufrido por Quinn por parte de un ex fue el detonante del Gamergate, un movimiento dentro de la comunidad de jugadores de videojuegos de los EUA que, bajo el pretexto de luchar contra la corrección política en la industria, se dedicó a amenazar a jugadoras, programadoras y expertas en videojuegos. La base ideológica tanto de los Puppies como del Gamergate es similar, de manera que la presencia de Quinn no gustará a los promotores de la ciencia ficción más conservadora.
  3. Promocionando causas benéficas. Como colofón, Tingle compró el dominio Rabid Puppies -y se mofó del grupo por no haberlo registrado- y ha montado un sitio web desde el cual se puede apoyar a la fundación que Quinn ha creado para combatir el acoso; a la biblioteca pública de Bilings (EUA), y a una campaña para conseguir más recursos sanitarios para la comunidad LGTBI de los EUA. También ha incluido un enlace para comprar el libro nominado a los Hugo The Fifth Season (La Quinta Estación) de la escritora afroamericana N.K. Jemisin.

Imagen de portada: promocional del libro 'Golpeado en el culo por mi nominación en los Premios Hugo'.

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR