'Doctor Who' hace historia: por fin tenemos Doctora

Doctor Who es una serie de ciencia ficción de la BBC con más de cincuenta años de historia.

Emitida por primera vez en 1963, la serie sigue las aventuras del Doctor, un alien que viaja por el tiempo y el espacio dedicándose a ayudar a quien lo necesita. Doctor Who no es sólo un producto de culto, sino que es una parte esencial de la cultura popular británica y ha influido indudablemente en la producción de ciencia ficción televisiva en occidente.

Durante sus más de mil episodios, el Doctor ha tenido muchas caras. Narrativamente, cada cierto tiempo el personaje se regenera en un nuevo cuerpo, permitiendo el desarrollo de la serie cuando su actor protagonista la abandona. Partiendo de la base de que es un ser extraterrestre, la serie ha establecido que el Doctor puede cambiar de género; de hecho, otros viajeros del tiempo lo han hecho. Aún así los primeros doce cuerpos que el Doctor ha ocupado hasta el momento han sido masculinos.

Tots aquests homes blancs han interpretat al Doctor (BBC).

Todos estos hombres blancos han interpretado al Doctor.

La BBC reveló hace unos días el casting de la nueva regeneración del mítico Doctor: Jodie Whittaker, una mujer. La respuesta de internet no sorprendió a nadie, recibiendo a la nueva Doctora con críticas, insultos y amenazas (como pequeña muestra, los comentarios del propio vídeo anuncio).

Al contrario que otros productos de culto, Doctor Who no tiene una audiencia objetiva particularmente masculina. Aún así, tras el anuncio la serie se ha sumado a la ridícula lógica del “caramelo robado” que explica la reacción agresiva de los hombres ante el protagonismo femenino en “su” cultura popular (Thor, Mad Max: Fury Road, Ghostbusters, Star Wars, Star Trek, Wonder Woman, Ocean’s 8…).

La ciencia ficción es un género que reflexiona sobre su propio contexto a la vez que explora las posibilidades de progreso. Dichas posibilidades no tienen más límite que nuestra imaginación: el espectador se ve inmerso en viajes en el tiempo, en universos paralelos, conoce nuevas civilizaciones, tecnologías increíbles, concepciones del ser más allá de los cuerpos que conocemos... La ciencia ficción pone en perspectiva la humanidad para hablarnos sobre nosotros mismos. Aún así, el espectador de Doctor Who que acepta sin problemas criaturas como el Abzorbaloff (un monstruo cuya grasa corporal absorbe a sus víctimas, pero sus caras permanecen a la vista) o Lady Cassandra (un trozo de piel humana estirado, con cara) es incapaz de concebir una mujer Doctora.

Això sí, però una dona no.

Esto sí, pero una mujer no.

Doctor Who tiene un origen ligado a figuras femeninas: la mítica Verity Lambert fue la productora fundadora de la serie desde 1963 (convirtiéndose en la primera y única mujer al cargo de producción televisiva en la BBC), y la compositora Delia Derbyshire materializó el famoso tema del opening de la serie que se mantiene hoy en día.

Por otra parte, Doctor Who siempre ha contado con personajes femeninos interesantes, si bien nunca protagonistas. El rol destinado a las mujeres de la serie ha sido el de acompañantes del Doctor, personajes humanos con personalidades fuertes que encarnan la conciencia de la audiencia en la historia y actúan como contrapunto del protagonista. Éste ha sido en sus primeras doce regeneraciones un hombre blanco, siendo la figura de la acompañante el lugar en el que se abren posibilidades de representación mínimamente diversa: en 2007 Martha Jones (Freema Agyeman) se convirtió en la primera acompañante negra del Doctor (entonces interpretado por David Tennant) y Bill Potts (Pearl Mackie), la última acompañante, es lesbiana.

El Doctor i Bill Potts.

El Doctor i Bill Potts.

Como punto final, cabe mencionar que el nombramiento de la nueva Doctora llega en plena polémica por la equidad salarial en la BBC, después de que se revelara que la gran mayoría de sus trabajadores mejor pagados eran hombres, con diferencias significativas respecto al sueldo de mujeres que ocupan sus mismos cargos. La cadena asegura que está trabajando hacia la igualdad y recortando los sueldos de sus estrellas masculinas, y ha querido hacer público que Jodie Whittaker cobrará lo mismo que su predecesor, Peter Capaldi.

Imágenes: BBC.

Irina Cruz

Irina Cruz

Comunicadora audiovisual, doctoranda en cine contemporáneo con visión de género.

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR