Dioses inmigrantes

Cuando oí, hace meses, que se haría una serie de American Gods, mi primer pensamiento fue... ay.

El libro en el que se basa la serie es uno de las mejores obras de Neil Gaiman y, como casi todos sus trabajos, es extraño, surrealista y oscuro en las imágenes que presenta y complejo en la narrativa y personajes que despliega. No veía cómo un libro como éste podía ser adaptado satisfactoriamente, y temía que se repitiera un Constantine o Carnivale. Después de ver dos episodios de la serie adaptada por Bryan Fuller (showrunner de Hannibal) y haciendo, tal vez, un juicio prematuro, me alegró ver que mis miedos eran infundados. La serie no es sólo preciosa visualmente, sino que adapta casi al pie de la letra la obra de Gaiman. Además, es una serie de visionado obligado en el clima socio-político actual.

American-gods-nouvelles-videos-des-dieux

 Dioses imigrantes

American Gods es la historia de los dioses que los inmigrantes y esclavos trajeron a Estados Unidos, de cómo estos se han ido olvidando y se enfrentan a nuevos dioses que reflejan las obsesiones contemporáneas, como Media (Gillian Anderson), Tecnología, Motor, Cáncer o Auto-ayuda. El protagonista es Shadow (Ricky Whittle), un exconvicto que trabaja para el misterioso Mr. Wednesday (Ian McShane), un antiguo dios que quiere recobrar su gloria.

Un elemento extremadamente importante de libro que se ha conservado en la serie son los fragmentos de los dioses llegando a Estados Unidos. En realidad los protagonistas de estos mini-relatos inseridos en la serie no son los dioses, sino los inmigrantes o esclavos que los llevan con ellos. Entre ellos una pareja de gemelos secuestrados y llevados a Estados Unidos como esclavos, exploradores vikingos, un hombre musulmán gay o una mujer irlandesa. La importancia de dichos fragmentos es fundamental, pone en relevancia el hecho de que Estados Unidos es un collage de inmigrantes y esclavos, construido entre la opresión y la injusticia racial. No se esconde de mostrar el tratamiento brutal a los esclavos o la aleatoriedad de la crueldad de unos pobladores que viven en tierra robada.

ian-mcshane-as-wednesday-in-american-gods

Fiesta de salsichas

Brian Fuller ha querido divergir en el libro en la representación de género, para que la serie no fuera, cito, "una fiesta de salchichas". Efectivamente, en el libro la representación femenina es escasa, los personajes principales y muchos de los dioses representados son masculinos. Las diosas representan papeles secundarios o de apoyo a los personajes masculinos, en ciertos casos son un avatar representante de la sexualidad, problemático porque en la mitología hay numerosas deidades masculinas de la virilidad que ejercen un papel similar y, aún así, no reciben representación.

La serie, sin embargo, promete dar un papel más relevante a los diversos personajes femeninos que aparecen en el libro. Aún es pronto para confirmar si esto se cumple pero, si es cierto, será interesante ver cómo construyen a personajes como Bilquis, diosa africana del amor, Easter-Eostre, la representación de la Pascua, o Media.

American-Gods-4

Dioses europeos

Cuando Neil Gaiman escribió American Gods acababa de emigrar a Estados Unidos y quería escribir la novela americana definitiva. Efectivamente, la novela destila cultura y simbología estadounidense. Aún así, es una obra muy relevante en la Europa de hoy en día. El Mediterráneo también ha sido conformado por migraciones e intercambios culturales (y evidentemente historias de opresión o asimilación, también) y si conociéramos los personajes mitológicos que nos rodean encontraríamos a los Minairons, a Neptuno, a Karkadann, a Isthar a Golems y a Djinns... y probablemente a dioses construidos conjuntamente. Esta conformación eminentemente e irremediablemente multicultural de Europa y de Estados Unidos es algo que hay que recordar y tener muy asumido, para evitar que los dioses del racismo y la xenofobia crezcan con la adoración de las masas.


T'agrada la nostra feina?

Nora Soler

Nora Soler

Diseñadora especializada en comunicación interactiva. Ilustra y escribe para Zena.

1 comment

  1. Pablo 12 mayo, 2017 at 17:26 Responder

    Ahora mismo acabo de empezar con esta novela y estoy sorprendido con la profundidad de los temas que trata y con la forma de narrar del autor. Dice grandes verdades y no se molesta en endulzarlas. Comencé a leerla pensando que sería una simple historia de fantasía y me he encontrado con una obra maestra. Por supuesto, desde que acabe el libro empiezo la serie.

    Saludos!

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR