'Coco' (2017): cómo hablar de la muerte en una película para niños

Coco es la ultima película original salida de la fábrica de Disney Pixar, después de unos años de acusadas secuelas contractuales.

Coco es un relato que se acerca más a la finura y genialidad del mejor Pixar, como UpWall-E, pero que también se deja llevar (o explotar) por papá Disney. Nos narra la historia de Miguel, un niño que vive en un pequeño pueblo de México como limpiador de zapatos, pero que tiene una gran pasión, la música y cantar. Pasión algo complicada en su familia, ya que está prohibido todo tipo de música, cante o ritmo desde los tiempos de la abuela Coco.

Miguel y Coco

Miguel y Coco

Todo se complicará cuando en plena celebración del Día de los Muertos, día donde los espíritus de los difuntos nos visitan siempre que los recordemos y los pongamos en un altar, Miguel quiere participar en un concurso musical en el pueblo, se queda sin su guitarra y toma prestada la guitarra del famoso Ernesto de la Cruz, el mejor músico que el pueblo dio. Al hacerlo entra en el reino de los muertos.

Ernesto de la Cruz

Ernesto de la Cruz

Allí, con la ayuda de algunos de sus antepasados y de un muerto que no puede cruzar, ya que nadie tiene una foto suya en un altar, intentará hacer que su abuelo Ernesto de la Cruz lo reconozca y lo devuelva a casa.

Antepasados

Antepasados

La narrativa de Coco sigue la estructura clásica de los filmes de Pixar, con unas visuales realmente maravillosas, llenas de color, potencia y genialidad. El uso de los colores neón y cómo han llegado a recrear el agua en muchas escenas es realmente prodigioso. En cuanto a la historia, nos encontramos con un relato emocional que intenta reflexionar sobre temas que rara vez se han explorado en una película para todos los públicos y con ligero corte infantil. Temas como el tratamiento de la muerte, la memoria, el peso del pasado, el alzheimer o el abandono de la familia son explorados, alguno de manera superficial, por la película, dando una sensación de que intentan transmitir un punto de reflexión y cuestionamiento sobre éstos.

miguel y el esqueleto

Mucho se ha dicho de Coco en relación a dos temas, uno más general, como la apropiación cultural y otro más cercano, la falta de doblaje propio al castellano. Recordemos que la cinta ha llegado a las pantallas de la península solamente en su VOSE, pero el doblaje es el español de México. Voces críticas pueden pensar que esto no es una versión en español al uso, pero para tener un punto de inmersión más interesante, este doblaje es un completo acierto. En el caso de la apropiación cultural, Pixar ha salido muy al paso de ello. En un momento que los debates sobre la corrección política está a la orden del día, un filme como Coco demuestra que se puede hacer narrativa de otras culturas, alabándolas y explicándolas desde el respeto y la coherencia.

Volviendo a los temas que toca el largometraje, quizás la estructura es demasiado clásica y las revelaciones y giros son algo predecibles. No obstante, los momentos más emocionales están presentes, pero no protagonizados en su mayoría por Miguel, nuestro protagonista, sino por muchos de los secundarios. Culminando en una escena final donde, dependiendo del público que la esté viendo, puede ser un verdadero mar de lágrimas.

coco y su perro

En definitiva, Coco es una gran película original de Pixar, que pese a tener momentos Disney musicales, aunque el film tiene la música como argumento narrativo, te transporta a una cultura y te hace reflexionar sobre algunos temas que pocos largometrajes de este estilo han explorado.

Todas las imágenes son promocionales de Disney y Pixar. Trailer oficial de Disney.


T'agrada la nostra feina?

Javi Morán

Javi Morán

Graduado en cine y audiovisuales por la ESCAC y especializado en guion audiovisual. Activista LGTBI+.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR