‘Wonder Woman’: un buen comienzo

Crítica SIN SPOILERS

Wonder Woman es una de las mejores películas de DC. Viendo el panorama, no es que sea gran cosa, cierto. Tampoco podía ser de otro modo: después de los desastres que supusieron las dos últimas películas de superheroínas, Catwoman (2004) y Elektra (2005), otro cataclismo corría el riesgo de volver a enterrar las películas del género protagonizadas por mujeres. Una de las cosas que me ha fascinado de las superheroínas es que, por muchos superpoderes que tengan, sus obstáculos son los que sufren la mayoría de mujeres de carne y hueso: un error de una de ellas condena a todo el sexo, de forma que la siguiente lo tiene que hacer tan bien como el mejor de los hombres para obtener el reconocimiento de un hombre mediocre.

El largometraje es una buena historia de origen para un personaje que ya era hora que tuviera su propia película. El film narra el crecimiento personal de la protagonista, que se podría decir que cumple la transición hacia la edad adulta. Este viaje está marcado por tres actos, muy diferenciados. Sobre todo el primero, que sucede en Themyscira, la isla utópica habitada por las amazonas donde ha crecido y vivido Diana/Wonder Woman (Gal Gadot). El segundo sirve para que Diana conozca el mundo de los humanos y se prepare para su misión, que se desarrollará en el tercer acto, donde, en paralelo a la lucha, acabará de entenderse a sí misma como heroína y también como amazona.

A este argumento redondo se suman una estética muy cuidada y un buen ritmo, que hacen que las 2 horas y 21 minutos de largometraje sean entretenidas y pasen bien. Con esto, y con el hecho de ver una superheroína valiente y noble –nada mediocre, como lo era Elektra (Jennifer Garner)– y que lucha en las grandes batallas donde se juega el destino de la humanidad –no por cosas cuquis como Catwoman (Halle Berry)–, el orgasmo femenino está asegurado.

Cómo suele pasar con muchos productos culturales dirigidos al público de masas, el mensaje de la película pretende ser transgresor pero sólo un poco. Establece que las amazonas necesitan los hombres por la reproducción pero no por el placer, pero la principal trama romántica es heterosexual, y tampoco se insinúa ninguna relación amorosa o sexual entre las amazonas. Otro ejemplo es que las amazonas responden a los cánones de belleza heteronormativos: Gal Gadot fue Miss Israel, y otra amazona, Venelia, está interpretada por Doutzen Kroes, modelo de Victoria’s Secret.

Más allá de las amazonas –que desaparecen en el segundo y tercer acto– y del hecho innovador que el prototipo de científico brillante peligroso tan extendido en los géneros de de aventuras y superhéroes recaiga en una mujer, la representación femenina es más bien escasa. El film también intenta hacer una crítica a cuestiones de representatividad racial, que queda pasada por agua debido al rol que desarrollan las amazonas negras, con papeles de extra basados en el estereotipo de la mammy y de la negra machorra.

Así pues, a Wonder Woman se le tiene que agradecer que haya subido el listón de las películas de superheroínas y, tal como explicamos en este artículo, que haya permitido a muchas fans ocupar espacios de ocio tradicionalmente dominados por hombres. Aun así, esto no nos tiene que hacer perder de vista que esta película no es ni mucho menos tan redonda en cuestiones de representatividad como podría llegar a ser. Teniendo en cuenta el papel, entre escaso y poco relevante, de las mujeres en los films de superhéroes, la película se puede valorar como un doble primer paso a la gran pantalla: para el personaje de Wonder Woman y para más mejor representatividad.

La imagen destacada es promocional y pertenece a Warner Bros. Fuente: Vanity Fair.

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR