Wonder Woman: Diana, Steve, y el amor por la bondad

Que Steve Trevor es uno de los intereses románticos más construidos y menos empalagosos de los universos cinematográficos de DC y Marvel (DCEU y MCU) ya lo argumentó Marc en su artículo de ayer. Aun así, considero que el rol del romanticismo tanto en la relación de Steve y Diana como en la escena final de la película es mucho más discreto de lo que parece.


Chris Pine ha sabido leer muy bien el personaje, ha entendido cuál es su rol y lo ha desarrollado con respeto y empatía. Esto se ve reflejado no sólo en la película, sino también en las comparecencias públicas de cariz promocional, donde Pine se ha presentado siempre como el apoyo de Gal Gadot, y no como coprotagonista, demostrando que es consciente del valor del filme y que se siente cómodo en su posición. Steve Trevor es una delicia: a pesar de ser la conexión entre ella y el mundo de los humanos, este rol nunca se limita al de interés romántico. Es casi cómo si la química entre los dos personajes fuera accidental, y no inherentemente ligada a la trama. Diana sale de Themyscira con Steve Trevor, pero en ningún caso por Steve Trevor. Lo que la impulsa es el convencimiento que la humanidad necesita su ayuda. Hay una guerra, y ella está dispuesta a pararla. Es más, insiste en que es su deber.

Font: dceumovies.tumblr

Font: dceumovies.tumblr

La relación entre Steve y Diana va mucho más allá de lo romántico, y a la vez no es tan profunda como nos han enseñado a pensar el amor entre héroe/na e interés romántico tiene que ser. Es una relación sana, basada en el respeto mutuo, y no nos la intentan vender como una gran historia de amor de trascendencia extrema, sino simplemente como lo que es, dos personajes que se atraen y expresan esta atracción de manera razonable y saludable. No hay ningún tipo de dependencia entre ellos;  Diana hace lo que le parece y lo deja de lado cada vez que le lleva la contraria, y lo mismo hace Steve cuando la ocasión lo requiere. Steve Trevor es el primer humano que conoce, y aprende mucho de él, y no porque él activamente coja el rol de profesor en ningún momento, puesto que Steve Trevor sólo le explica cosas cuando ella las pregunta. Diana aprende mucho más observando el ejemplo de Steve y sus compañeros que no porque ellos le inculquen nada. La carencia de mansplaining es refrescante.

Diana pierde la fe en la humanidad (y en Steve Trevor) cuando visita el pueblo destruido por la bomba. Consecuentemente, se separa de él, convencida de que la maldad que acaba de presenciar es tanto responsabilidad de él cómo de la Alemania nazi. A pesar de esto, Diana sigue buscando a Ares hasta que cree encontrarlo y lo mata. Este momento, cargado de confusión y frustración para la heroína, que por unos minutos tiene que asumir que todo su sistema de creencias -por el cual está dispuesta a matar y morir- es una mentira. En este momento tan delicado, Steve Trevor reaparece y Diana lo vuelve a rechazar. Lejos de insistir o llevar a cabo ninguna idiotez heroica para ganarse su atención y aprecio, se retira. La constante no interferencia de Steve en los asuntos de Diana es una de sus características más loables.

ww5

ww51

Font: karaplusalex.tumblr

Fuente: karaplusalex.tumblr

La fortaleza de Diana (la que hace que despierten sus poderes divinos) no nace del amor romántico. Es significativo que lo que le pasa por la cabeza en aquel momento sea el adiós de Steve, pero no para provocar lagrimita sino para demostrar que es en aquel preciso instante cuando se da cuenta de lo que ha pasado: la muerte de Steve no ha sido accidental o en vano, ha sido la culminación de los ideales que ha expresado y mantenido durante toda la película. El sacrificio no se presenta como el del héroe con quién es inevitable compararlo, Steve Rogers, puesto que Steve Trevor sonríe antes de morir, y no dedica su último pensamiento en Diana y en lo que está inevitablemente perdiendo, lo que hace es sentir la joya absoluta de saber que por fin una acción suya puede realmente cambiar las cosas y salvar a mucha gente, un deseo que el personaje había repetido en varias ocasiones.

El despertar del poder sobrehumano de Diana viene dado por la realización del sacrificio de Steve. La muerte de Steve Trevor demuestra a Diana la grandeza de la compasión humana. Si un humano está dispuesto a morir para salvar a otro, eso quiere decir que a pesar de ser capaces de maldad, como argumenta Ares, también son capaces de infinita bondad. Y si son capaces de hacer esto, me merecen, y quiero luchar con y por ellos. Así pues, no es pena ni rabia lo que le despierta sus poderes, sino amor y admiración por el sacrificio del que son capaces las personas, un sacrificio y una lucha que ha visto demostrada por todos sus compañeros de batalla.

Francesca Blanch Serrat

Francesca Blanch Serrat

Doctoranda en Literatura Inglesa del siglo XVIII con perspectiva de género por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR