'Sweet/Vicious' contra la cultura de la violación

Aviso: Tanto Sweet/Vicious como este artículo tratan temas relacionados con los abusos sexuales que podrían resultar desagradables para algunas lectoras.


Una chica vestida de ninja se cuela por la ventana de Will, miembro de una fraternidad universitaria. La chica le golpea y amenaza con una navaja hasta que Will admite haber violado a una compañera del campus.

- ¿Tienes miedo, Will? ¿Te sientes indefenso? ¿Me das tu consentimiento, Will? Quiero que pienses en Beth. Piensa en la música que pusiste para ahogar sus gritos. Las lágrimas que le caían mientras la sujetabas y forzabas.

- No, por favor. Haré lo que sea.

- Lo siento, pensaba que ‘no’ significaba ‘sí’. Error mío. Tú no paraste cuando ella dijo que no, ¿verdad, Will?

La chica ninja clava sin ningún tipo de miramiento la navaja en el muslo de Will y huye. Pese a parecer una escena eliminada de Death Proof, se trata de la primera secuencia de Sweet/Vicious, la nueva serie de MTV. Jennifer Kaytin Robinson, su creadora, consiguió con solo 26 años y apenas experiencia que el canal lanzara a producción lo que ella definió como una versión de Girls hecha por Tarantino.

Venjadores emmascarades.

Vengadoras enmascaradas.

El proyecto llegó a MTV en el momento ideal. Susanne Daniels había conseguido cambiar el rumbo del canal entrando en 2012 como jefa de programación e impulsando proyectos con presencia femenina como Awkward o Faking It que compensaran el protagonismo masculino en la parrilla. Antes de abandonar el cargo, Daniels aprobó tres proyectos más en la misma línea: Mary+Jane (que intenta recrear el éxito de Broad City), Loosely Exactly Nicole (protagonizada por Nicole Byer de Girl Code) y Sweet/Vicious, la apuesta más arriesgada de las tres.

La serie sigue la lucha de Jules (Eliza Bennet) y Ophelia (Taylor Dearden) por ajusticiar a las víctimas de abusos sexuales en el campus de una universidad de Estados Unidos. Jules es una estudiante aplicada, dedicada a la sororidad a la que pertenece, con aspecto angelical y una particular devoción por el color rosa. Ophelia es todo lo contrario, ya que pese a ser inteligente no está interesada en los estudios y prefiere pasar el tiempo trabajando en la tienda de vinilos de su mejor amigo Harris (Brandon Mychal Smith), donde aprovecha para sacarse un sueldo extra vendiendo marihuana. Los caminos de Jules y Ophelia se cruzan cuando la segunda encuentra a la primera dándole una paliza a un violador en un callejón. Pese a que Jules insiste en trabajar sola, acaba aceptando a Ophelia en su tramado vengativo.

La Jules i l'Ophelia, just abans d'enterrar un cadàver.

Jules y Ophelia, justo antes de enterrar un cadáver.

Equilibrio de comedia y drama

Sweet/Vicious es una comedia sobre la cultura de la violación. De primeras, la premisa levanta muchas preguntas, pero pese al peligro que conlleva, la serie consigue un buen balance entre la comedia y el drama asegurándose de no bromear en absoluto sobre la violación o sus víctimas, a las que trata con más respeto que la mayoría de producciones dramáticas populares (Game of Thrones podría tomar apuntes).

Las chicas que aparecen en Sweet/Vicious son víctimas, pero no son definidas únicamente por ello sino que son construidas como personajes plenos, con una personalidad propia más allá del trauma. Obviamente no es perfecta, y serán las chicas reales que han sufrido abusos sexuales las que decidan en cada caso si se sienten o no representadas en la serie. Aún así, el simple hecho de centrar la trama en sus experiencias es un avance significativo, como también lo es el debate público que puede incitar al hablar claro sobre la cultura de la violación y todo lo que conlleva.

Sweet & Vicious-- Season 1

Cosas que he aprendido viendo Sweet/Vicious: antes de enterrar un cadáver hay que arrancar dientes y serrar manos.

 La violencia femenina

Jules y Ophelia son vengadoras, y su violencia cruda y salvaje. La trama arranca cuando, por accidente, matan a uno de los agresores (en principio sólo buscan intimidarles). No hay que olvidar que se trata de una comedia: al puro estilo Thelma y Louise cargan el cadáver en el maletero del coche y escapan cantando Defying Gravity a todo pulmón. Poco después la policía requisa el coche, con el muerto dentro, por aparcarlo mal. Se trata de la misma policía que peca de ineptitud al tratar con las víctimas de agresiones sexuales: mientras Ophelia espera a que los agentes arreglen el papeleo para poder recuperar su coche, una chica que ha sido violada decide irse sin testificar después de llevar horas esperando. Las bromas quedan apartadas para criticar la dura realidad: la mayoría de mujeres abusadas sexualmente no llegan a denunciar. No son sólo víctimas de sus violadores, también son víctimas del sistema.

Ante la incapacidad o la poca voluntad de la justicia estatal ante los casos que se dan en el campus, Jules se toma su papel tan en serio como Batman (y Ophelia, aunque lo niegue, como Robin). Un dúo curioso, pero que encaja naturalmente en la serie y las diversas muestras de amistad entre sus personajes femeninos, que por diferentes que sean encuentran terreno en común en lugar de enfrentarse entre sí como manda el estereotipo de Hollywood.

Típica activitat de noies divendres a la nit.

Típica actividad de chicas un viernes noche.

 Vengadoras

La violencia de las vengadoras puede ser ciertamente cuestionada y acusada de poco realista y nada ética, pero no parece la intención de Sweet/Vicious alcanzar el realismo. Nadie cuestiona la violencia de Superman, Daredevil o el mismo Batman, pero resulta más impactante cuando quién la inflige es una chica joven y guapa, ya que según todos los cánones de la cultura popular ella debería ser la víctima, no la vengadora. El personaje es, de hecho, una transgresión de la figura de la vengadora clásica tal como la describe Jacinda Read (Feminism, Femininity, and the Rape Revenge Circle).

Read señala que lo que permite convertirse en protagonista a la heroína de las películas de venganza de la violación, que constituyen un género por sí mismas, es el mismo hecho de ser violada. Mientras que el vengador masculino se aparta de la sociedad cuando descubre que ésta es incapaz de ajusticiar a los villanos, la vengadora, como mujer violenta, no forma parte de esta sociedad desde un primer momento y es vista como algo abyecto. Como se da en el género del western, por ejemplo, la vengadora debe adoptar la apariencia y el comportamiento masculinos para poder ser considerada parte de la sociedad y luchar contra las injusticias. Furiosa, protagonista de Mad Max: Fury Road, se sumerge en la cultura hipermasculina dominada por el villano Immortan Joe como estrategia para vencerle y vengar a las mujeres abusadas por él. El giro que presenta Sweet/Vicious con Jules y Ophelia es el presentar a las vengadoras claramente como femeninas en todo momento, siendo Jules prácticamente un guiño al estereotipo de la feminidad convencional del cine y la televisión. Poniendo la violencia en sus manos la serie rompe muchos tópicos y fuerza la incomodidad del espectador al salirse de la norma.

vlcsnap-2016-11-26-16h51m23s106

Defying gravity.

Con tan sólo tres capítulos emitidos, es difícil valorar qué impacto puede llegar a tener Sweet/Vicious. Aún así, el enfoque que ha decidido tomar la serie resulta interesante y seguramente genere debate. No sólo las protagonistas se enfrentan a la violencia contra las mujeres, sino que a través de personajes como Harris (el mejor amigo de Ophelia) se presentan otras injusticias, como los prejuicios raciales de la policía. La solución realista a estas problemáticas probablemente no sea ponerse una máscara y vengar el crimen de forma violenta, pero sí que pasa por la lucha por la justicia de una forma u otra, y planteamientos como el de Sweet/Vicious seguramente ayuden a arrojar luz sobre temas que aún parecen ser tabú en la cultura popular.

Imágenes: promocionales de MTV y capturas de la serie.

Irina Cruz

Irina Cruz

Comunicadora audiovisual, doctoranda en cine contemporáneo con visión de género.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR