Sobre el episodio Gaming Ladies

Las últimas horas en redes sociales han sido un campo de batalla.

¿El motivo? Una convención creada por y para mujeres amantes del mundo de los videojuegos. Bajo el nombre de Gaming Ladies, este evento –cuya responsable, Marina, ha defendido con increíble tenacidad en su cuenta de Twitter (@Blissy)– estaba planeado para el día 27 de julio en Barcelona, y se presentaba como una fantástica oportunidad para que mujeres de la industria (consumidoras o creadoras) trataran sus preferencias, se conocieran entre sí y, sobre todo, tuvieran un espacio seguro. Un lugar donde poder sentirse a salvo de comentarios machistas y paternalistas que les recuerden constantemente que, para muchos, el mundo de los videojuegos no es tierra de mujeres.

gamingladies

Fuente: Twitter.

En un artículo de nuestra revista publicado recientemente, Irina Cruz ya trataba el tema de los espacios protegidos para mujeres con motivo del lanzamiento de Wonder Woman. Como ya ocurrió con los espacios de mujeres para el visionado de esta película, el evento de Gaming Ladies también ha prendido la mecha de miles comentarios vejatorios por parte de internautas (mayoritariamente, para qué ocultarlo, hombres) acusando al evento de feminazi y hembrista. Piezas como «Adheriéndome la polla al muslo con esparadrapo para poder colarme en el evento de Gaming Ladies» o «[Celebrarán] Torneos de Cooking Mama y Baby Simulator» (comentarios sacados de Twitter y Forocoches, no vale la pena ni citar a los autores) son solo ejemplos de un ejercicio masivo de mansplaining llevado a cabo a lo largo de todo el martes. Vamos, otra vez lo típico.

El problema es que, en este particular caso, el nivel de tensión en las redes sociales ha escalado en cuestión de horas, pasando de comentarios como los ya citados a múltiples amenazas contra la seguridad del evento. Ante esta presión mediática, la compañía organizadora, King, ha terminado anunciando la cancelación de la convención, argumentando que no pueden permitirse tener un problema de seguridad e invitando a Marina/Blissy «a que reformule el evento». Y llegamos a esta coyuntura, con un evento de gran premisa cancelado porque una demográfica dominante decide qué es o no adecuado o discriminatorio.

Y ahí está, en gran parte, el problema. Donde estas personas se empeñan en ver una segregación y discriminación, lo que hay es un valeroso intento de proteger un colectivo denostado. Como expresa de forma clara Pepo Jiménez, «[j]amás se montaría un foro solo de hombres para hablar de su discriminación porque ésta no existe. La justificación de hacerlo solo femenino es por la opresión a todo un colectivo» [i]. En el caso de las mujeres gamers, nos encontramos con un colectivo obligado a mantenerse a la defensiva y resistir constantes insultos en actividades que, para un hombre, son meros hobbies inofensivos. Una mujer que hace streaming en internet se expone a comentarios constantes de jugadores cuestionando sus habilidades y acusándola de hacer algo de chicos. De forma similar, streamers o youtubers dedicadas a los juegos son a menudo objetivadas y fetichizadas como objeto de deseo para jugadores masculinos: no hay más que investigar internet brevemente para darse cuenta de la prominencia del arquetipo de la chica gamer en ropa interior y siendo torpe –pero, eso sí, muy mona– jugando.

Gamer-Girl-667x519

Estereotipo de chica gamer. Y no, no estamos de broma. Fuente: Reaxxion.

Dada esta situación, la cancelación de Gaming Ladies no es solo una decepción a nivel de logística y organización, sino directamente a escala social. Y es que cuesta creer que, tras tanto tiempo aguantando vejaciones y cuestionamientos en redes sociales, el sector de mujeres jugadoras no tenga siquiera el derecho de poder disfrutar de un evento para compartir, discutir y tratar dificultades diarias. Problemas de una demográfica que, nuevamente, solo quiere pasárselo bien y no tener que preocuparse por los comentarios que pueda lanzar el energúmeno de turno. Una premisa esencial si queremos que realmente el mundo de los videojuegos –y todo tipo de subcultura– comience a obtener una diversificación real –una diversificación que, en vista del suceso que hoy tratamos, está muy lejos de materializarse.

El panorama no es motivo de celebración, desde luego, pero lo justo es terminar este artículo con buenas noticias y palabras de ánimo. A pesar de la cancelación, Marina/Blissy ha confirmado en Twitter que la respuesta al evento ha sido increíblemente positiva, generando tanto cientos de retweets como muestras personales de interés por parte de chicas. De gecho, explica que ya se han puesto en contacto con ella para organizar eventos en Barcelona y Madrid.

El revuelo mediático, por otro lado, también es señal de que hay un interés muy claro por parte de los medios de comunicación, los cuales se han mostrado generalmente a favor de la idea. Desde Zena, animamos a Marina/Blissy y a todas las chicas (o, directamente, personas) que creen en la necesidad de estos eventos a que sigan luchando; y es que, aunque esta batalla no haya ido del todo bien, poco a poco se está abriendo una brecha. Se está consiguiendo una mayor visibilidad para varios colectivos en la industria de los videojuegos y, aunque pueda tomar su tiempo, los aliados a la causa son (somos) muy pacientes y firmes en nuestros valores. Gaming Ladies puede que haya sido cancelado por ahora, pero algo nos dice que aún le queda mucha guerra por dar.


[i] Pepo Jiménez, «Gaming Ladies, o por qué es necesario un evento de videojuegos exclusivo para mujeres». Voz Pópuli, 27 de junio de 2017, <http://www.vozpopuli.com/memesis/GamingLadies-Videojuegos-Machismo_0_1039397322.html> [Visto el 27 de junio de 2017]

Jose Viera

Filólogo e investigador independiente con un máster en estudios ingleses avanzados obtenido en la Universitat Autònoma de Barcelona. Su trabajo de fin de máster versó sobre representaciones de hombres homosexuales mayores en los medios. Actualmente prepara su tesis doctoral en representaciones neo-victorianas del autor Charles Dickens.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR