Seven

Sinopsis feministas: Seven

Un asesino en serie del Tea Party decide matar a la gente según el pecado capital que cree que representan.

Para la gula asesina un macho obeso. Para la avaricia, un abogado rico. Para la pereza, un traficante de drogas y pederasta. Para la lujuria, una prostituta. Como la película se rodó hace veinte años, aún no había mujeres presidentas de gobiernos, ni congresistas o senadoras. Tampoco mujeres dirigiendo empresas, cantando o escribiendo libros de verdad, no revistas como la Cosmopolitan o libros para mujeres. Por eso los guionistas no tuvieron otra opción que representar el orgullo y la soberbia con una modelo. ¿De qué podría sentirse superior a los demás si no es porque está cañón? En fin, suerte que el asesino en serie planeó los crímenes un año antes, porque con los tópicos que escogió…

Pero el asesino en serie no es lo importante, por eso podemos utilizar estereotipos sin que afecten la calidad de la película. Los asesinatos sirven para hablar de la relación de dos detectives con el oscuro mundo urbano que les rodea. Uno es Morgan Freeman (no confundir con Nelson Mandela) y está a punto de jubilarse. Él espera que la última semana sea como tiene que ser, con poco curro y muchos cruasanitos de despedida, pero se encuentra con el marrón del asesino en serie y se cabrea bastante. El otro es Brad Pitt, un detective joven y guapo, lo cual en Hollywood significa que es bastante gilipollas. Es su primera semana y está muy motivado, se cree que lo sabe todo. La gracia es ver como Freeman tiene el culo pelado de malos rollos y está ya de vuelta de todo, pero es meticuloso y tiene experiencia para saber cómo van las cosas. Pitt, en cambio, es muy enérgico pero es impulsivo y no se fija en los detalles. Eso es antropológicamente interesante. Como ahora no hay ejemplares jóvenes ni de machos ni de hembras que trabajen, no sabemos cómo se relacionan con el resto de trabajadores machos y hembras.

El asesino en serie también investiga los detectives. Se da cuenta de que Brad Pitt tiene una vida muy guay y siente muchos celos. Por eso decide que la víctima de la envidia será él mismo. Quien lo matará será Brad Pitt en un ataque de ira. Y ya tendremos los siete pecados capitales. El asesino lo ha ligado todo muy bien, por eso en el futuro estará en la Casa Blanca. Para conseguir que Brad Pitt lo mate, asesinará a la esposa del detective, interpretada por Gwyneth Paltrow. Es una mujer que se pasa el día llamando al trabajo de su marido porque es profesora y está en el paro. Para darle más dramatismo al asunto, se queda embarazada y se lo cuenta a Morgan Freeman, que es un señor muy solemne y que te da paz cuando lo miras. Como Nelson Mandela.

Y esa es la moraleja de la película. Las mujeres de los protagonistas de las películas son tan insulsas que sólo sirven para hacer avanzar la trama o dar golpes de efecto. Eso y que si has visto Saw y has escuchado las letras de reggaetón la película no te impacta tanto.


T'agrada la nostra feina?

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR