Notas: la foto de Arrimadas

El éxito de Inés Arrimadas al frente de Ciudadanos no hubiera sido posible sin la atención mediática que genera Albert Ribera. Ésto es, más o menos, lo que entendemos que ha querido decir El Mundo con estas fotografías. Aún así, la imagen interior ha generado polémica en las redes sociales por su presunta connotación sexista. Os damos algunas pistas para valorar si una información política es sexista o no.

inés arrimadas

Font: El Mundo

1. ¿Por qué puede ofender la imagen interior de la entrevista?

Para indicar la relación de apoyo entre Arrimadas y Rivera, el periódico ha usado una técnica utilizada en publicidad para representar a la mujer como reclamo sexual. Se basa en omitir la cabeza del sujeto con el objetivo de borrar rasgos de individualidad que pudieran generar empatía en el espectador. La imagen se ha sacado de esta galería de imágenes con anuncios publicitarios que cosifican a la mujer.

airbag1

Que en la foto de la entrevista a Arrimadas la única cabeza que veamos sea de un hombre puede aumentar la sensación de cosificación. La razón es que, en nuestra sociedad, ha sido habitual representar el hombre como un sujeto pensante, activo y racional. La mujer, en cambio, se ha asociado a la pasividad, la sexualidad y la irracionalidad.

Con todo esto no se quiere decir que El Mundo no pueda utilizar bajo ningún concepto este recurso. Pero como profesionales de la palabra y la imagen, los periodistas y los editores del periódico deben ser conscientes de qué representaciones se han utilizado para denigrar o menospreciar a un colectivo concreto. Teniendo en cuenta la justificación que ha dado el periódico para publicar estas fotografías, parece que no lo tienen muy claro. Y eso sí que es preocupante.

2. ¿Es sexista la relación entre Arrimadas y Rivera? ¿Se ha representado de forma sexista en los medios?

No es la primera vez que se destaca la tendencia del líder de Ciudadanos a acaparar la atención de los flashes aunque él no sea el candidato en unas elecciones. La forma en la que se ha representado, no obstante, ha sido diferente:

Rivera_Marín

Fuente: Andaluces.es

Albert Rivera_Madrid

Fuente: La Voz Libre

Para identificar posibles sesgos de género en el retrato de las relaciones Arrimadas-Rivera en los medios de comunicación, podemos comparar los perfiles que se han elaborado del candidato a la Junta de Andalucía Juan Marín y del candidato a la presidencia de Madrid, Ignacio Aguado, con los que se han hecho de Arrimadas y de la candidata a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís.

3. Inés Arrimadas es atractiva. Hay que poder hablar de ello

Inés Arrimadas, Begoña Villacís o Andrea Levy-Soler, número 2 del Partido Popular de Cataluña, son mujeres atractivas que hacen política. También son hombres atractivos que hacen política Raül Romeva, Albert Rivera, Pedro Sánchez y, por qué no, Artur Mas y Xavier García Albiol. Incluso el rollo de profesor universitario de Antonio Baños puede ser sexualmente atractivo para muchos hombres y mujeres. De hecho, la belleza física es uno de los elementos que se asocia a la nueva hornada de políticos españoles, también hombres.

Así pues, ¿es sexista hablar sobre el papel del atractivo sexual en política o indicar que un político está bueno?

Depende de cómo se haga. En muchas ocasiones, el sexismo no yace en la representación concreta de un hombre o una mujer, sino en los criterios que nos han llevado a representar este hombre o esta mujer de una manera determinada. El riesgo de no verlo es valorar a las personas en base a imágenes y roles asociadas a su sexo y no en base a sus características individuales.

Para determinar si el tratamiento que hacemos de alguien es sexista, podemos fijarnos en cómo se utiliza el atractivo físico para valorar sus aptitudes. Por ejemplo, se puede partir de la hipótesis que, en el caso de los políticos hombres, el atractivo físico se considera una cualidad más que ayuda a sumar. En el caso de las mujeres, en cambio, podemos partir de la idea que el atractivo físico se considera una cualidad que destaca por encima del resto, hasta el punto que sirve para cuestionar el resto de habilidades. A partir de aquí, analizamos casos.

Un ejemplo de tratamiento dudoso de la imagen de las políticas es esta noticia publicada en El Economista.

El Economista

El titular destaca dos aspectos que marcan la tónica de la noticia. La primera es la palabra it girl. El concepto se asocia a mujeres, generalmente jóvenes y monas, que hacen del seguimiento de las tendencias de la moda su estilo de vida. Algunas viven exclusivamente de ello, de modo que la sensación que la palabra puede transmitir al lector es que las políticas están en Ciudadanos para marcar tendencia en algo (como reitera el titular) y no para gobernar. El segundo aspecto es la subordinación de estas mujeres a Albert Rivera. Que las protagonistas se presenten en una imagen que simula una galería de fotos contribuye a presentarlas como un conjunto. Parece que, más que a políticas, se esté presentando a los Ángeles de Charlie. La entradilla de la noticia redunda en la idea que su presencia en política es fruto de una misión orquestrada por Rivera.

Este perfil de Raül Romeva publicado en El Nacional juega con el atractivo físico del candidato de Junts pel Sí -el típico tío que nunca presentarías a tu novia- y su carrera política -es la cara visible de la candidatura por delante de independentistas pata negra. El perfil, no obstante, habla de sus orígenes, su formación, su actividad política y su carácter.

Screen Shot 2015-10-01 at 15.17.00

Si se hubiera planteado como el artículo de las it girls, el punto de partida sería que Artur Mas y Oriol Junqueras han encomendado a Romeva la misión de enamorar a las abuelitas de Cataluña. En consecuencia, los aspectos sobre sus orígenes, formación o actividad política se escogerían para reforzar esa idea, y no para hacer un perfil con las virtudes y los defectos del personaje.

De hecho, aunque encontráramos algún artículo sobre Romeva que utilizara este enfoque, es probable que no tuviera el mismo efecto para el lector que tendría en un retrato sobre una mujer. Sobre la relación entre capital erótico y políticos machos y hembras, tenéis esta reflexión de la doctora en sociología Olivia Muñoz Rojas en El País. Podéis complementar la lectura con este estudio sobre la representación de mujeres y hombres -políticos o no- en la prensa española. Si todo esto os despierta mucha curiosidad, seguid la pista a la profesora de la UAB Juana Gallego.

Si queremos hacer un artículo más neutral y no tan literario sobre la imagen de los políticos y las políticas, podemos fijarnos en la fórmula seleccionada por el periódico Ara:

Ara 1

El titular utiliza la palabra poder (asociamos los candidatos que se detallan a continuación a la autoridad y el dominio), el subtítulo es neutro y la entradilla recoge opiniones de expertos que contextualizan la información. El artículo también utiliza arquetipos para describir cada candidato y, por lo tanto, podríamos discutir si tienen un sesgo de género. Aún así, la diversidad de opiniones ayuda a entenderlos des de múltiples perspectivas.

Romeva_ara

Arrimadas_ara

4. De acuerdo. Pero son ejemplos muy evidentes. A las mujeres tampoco se las pinta tan mal en los medios, sean políticas o no

A veces, las diferencias en la representación de hombres y mujeres son muy sutiles.

Esta noticia de El País habla del juicio a tres periodistas de Al Yazira en Egipto, uno de los cuales es cliente de Amal Clooney, esposa del actor George Clooney. Se ha publicado dentro de la sección de Estilo.

Amal Clooney

La inclusión de la noticia en esta sección es razonable si se tiene en cuenta que es la mujer de un actor de Hollywood.

En cambio, si se tiene en cuenta que es una abogada que antes de conocer a su marido asesoró el juez que presidía el juicio contra Milosevic y defendió a Julian Assange, a la expresidenta ucraniana Yúlia Timoshenko y al gobierno de Camboya, se hubiera ubicado la noticia en secciones sobre internacional o política. Así lo han considerado en El Diario.es. El medio digital titula la noticia con una valoración de Clooney sobre el juicio, mientras que El País ha situado la opinión en un subtítulo bajo un titular genérico.

El diario

Así pues, si quisiéramos buscar diferencias en la representación mediática de políticos y políticas, podríamos fijarnos en aspectos cuantitativos, relacionados con la jerarquía de las noticias. Aunque haya más hombres que mujeres en política, ¿en qué proporción (número de entrevistas o perfiles) aparecen ellas y ellos en los medios? ¿Para qué temas? ¿En qué secciones se ubican las noticias de unos y otras?

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

2 comments

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR