Nostalgia| 'The Legend of Zelda: Oracle of Ages' y 'Oracle of Seasons'

Imagínate –sí, tú, querido lectorx– que, en el momento más inesperado, las estaciones del año y la barrera entre el pasado y el presente se diluyera y dieran lugar a un mundo sin ningún tipo de estabilidad ni temporal ni atmosférica.

El mundo se sumergiría en el caos más absoluto, ¿no? Ese es exactamente el gran problema al que se enfrenta nuestro protagonista de hoy, Link, en los videojuegos de nuestra horneada de nostalgia de esta semana: The Legend of Zelda: Oracle of Ages (Oráculo de las edades) y The Legend of Zelda: Oracle of Seasons (Oráculo de las estaciones). Una aventura que, como se puede intuir, viene en dos ediciones separadas –cada una con su propio mundo.

ZeldaHobbyConsolas

F: HobbyConsolas.com.

Cualquier persona con conocimientos mínimos de videojuegos sabe que The Legend of Zelda es una de las sagas con más éxito en la historia de esta industria. Una saga que comenzó en el año 1986 con su primer título homónimo para la NES y que a día de hoy no muestra señales de desvanecerse: su último título, Breath of the Wild, salió hace un mes y está obteniendo resultados de ventas a la altura de los títulos más exitosos de la saga [i]. Como en toda franquicia de largo recorrido, sin embargo, algunas entregas están más cerca de gozar de un estado canónico que otras y, si bien todo Zelda tiene un cierto culto en círculos gamers, los dos Oracle quizás sean a menudo de los más dados de lado en recopilaciones generales sobre lo mejor de la saga –motivo por el cual me he decidido a dedicar este rincón a estas joyas. Dentro análisis.

Ages y Seasons: dos nuevas aventuras; dos nuevos mundos

Lanzado originalmente allá por 2001 para la Game Boy Color –con un relanzamiento posterior en la eShop de Nintendo 3DS en 2013–, The Legend of Zelda: Oracle of Ages y Oracle of Seasons nos alejan de Hyrule (donde gran parte de las entregas de la saga toman lugar) y nos llevan a los mundos de Lybrinna y Holodrum, respectivamente –dos lugares a punto de ser sumidos en el caos. Nada más comenzar cada historia, somos testigos del rapto de Nayru, oráculo de las edades (en Ages) y Din, oráculo de las estaciones (en Seasons) –desapariciones con las que las barreras del tiempo histórico y atmosférico son completamente desmanteladas y el mundo pierde su estabilidad. Es entonces cuando, una vez más, comienza el periplo del joven Link, cuya misión es salvar a Nayru y Din de las garras de los villanos Veran y Onox (respectivamente) y devolver la paz a su cauce.

ZeldaGamesRevisited

Captura de Ages con Nayru cantando. F: GamesRevisited.

A nivel de jugabilidad, Ages y Seasons se muestran fieles a la estructura y espíritu de la saga, tratándose de dos Action RPGs (juegos que combinan elementos de aventura y rol) en los que manejamos a Link a lo largo del mapa. Conforme avanza el juego, hemos de superar ocho mazmorras que albergan las esencias necesarias para devolver el mundo a la estabilidad y derrotar a los villanos –para ello, contamos con una amplia gama de armas que vamos obteniendo en las mazmorras, yendo desde la espada y el escudo hasta bastones mágicos, bumeranes y ganchos que nos permitan salvar grandes distancias. En Ages conseguimos el Arpa de las edades, que nos permite viajar en el tiempo y así ir desbloqueando nuevas áreas; en Seasons, por otra parte, obtenemos el Cetro de las estaciones, con el que podemos cambiar las estaciones para así avanzar en el mapeado. Ambos juegos, por tanto, mezclan elementos de aventura y puzzles que aumentan en dificultad conforme avanza la narrativa, manteniéndose en línea con títulos anteriores de la franquicia al tiempo que introducen ítems exclusivos en cada edición.

ZeldaRevolvy

Captura de Seasons, donde podemos cambiar de estación. F: Revolvy.

¡Anillos a gogó!

Uno de los aspectos más interesantes de los Oracles a nivel de jugabilidad es, sin duda, el uso de anillos para modificar las habilidades de Link. A lo largo del juego podemos encontrar unos 64 anillos –incluyendo exclusivos de cada edición– con los que, de ser equipados, Link puede obtener habilidades como no caer en suelos agrietados, reducir el daño sufrido por rayos láser o, más clásicamente, aumentar el poder de la espada o del escudo. Si The Legend of Zelda se trata a rasgos generales de una saga de Action RPGs, los anillos introducen sin lugar a duda el principal elemento RPG de estas entregas, permitiéndonos tener un cierto control sobre las estadísticas de nuestro personaje –y, de paso, picándonos con el gusanillo de poder completar nuestra colección.

ZeldaKillaPenguin

F: KillaPenguin.

Conectividad y ventajas de Game Boy Advance

Otro de los grandes atractivos de estas entregas es la posibilidad de conectar las dos ediciones –ya sea utilizando un cable link (¡qué tiempos!) o vía contraseñas– para intercambiar anillos, desbloquear objetos ocultos o transferir tu progreso a la otra entrega; una posibilidad que, de hecho, es la única forma de desbloquear el verdadero final del juego –más allá del final particular de cada uno de ellos. Los Oracle, por tanto, exprimen de forma muy interesante la interconectividad, yendo más allá del típico intercambio de objetos exclusivos y dándonos la opción de conectar ambas historias para ampliar nuestra experiencia a nivel narrativo.

A pesar de ser promocionado como uno de los últimos grandes juegos de la Game Boy Color, tanto Ages como Seasons presentan unos secretos a los que solo se puede acceder si se juega desde una Game Boy Advance. La característica más llamativa es una tienda exclusiva, la Tienda Advance, en la que se pueden obtener anillos y semillas a un precio relativamente asequible (100 rupias) [1]. Similarmente, tenemos acceso a nuevos anillos no existentes en la Game Boy Color –si bien estos anillos no tienen una función particularmente importante, siguen siendo un aliciente para coleccionistas. Nuevamente, los juegos se desmarcan de otras entregas de la saga no solo por la conectividad, sino también por su hibridación como título a medio camino entre dos plataformas.

ZeldaPresstheButton

Imagen de la Tienda Advance. F: PresstheButton.

The Legend of Zelda: Oracle of Ages y Oracle of Seasons constituyen, en resumidas cuentas, dos joyas tanto en la ludoteca ofrecida por la Game Boy Color como en la saga Zelda en general. Presentando dos narrativas distintas pero intrínsecamente conectadas, los Oracle ofrecen un universo que, si bien es relativamente rápido de explorar si solo seguimos la historia, puede darnos muchas horas de juego si pretendemos desbloquear cada objeto y recoveco del mapa. Aunque los juegos gozan de un estado de culto entre muchos jugadores que, como yo, siguen fascinados por la híbrida e interactiva esencia que les caracteriza, a menudo pienso que podrían ocupar un lugar aún más canónico en la saga –debates sobre su popularidad aparte, sin embargo, el hecho de que ambos juegos nos dieron (y siguen dando) grandes ratos de diversión sigue ahí. Y es que hay juegos que, nostalgia aparte, son simplemente inmejorables.

Imagen destacada: USGamer.net. Todas las imágenes (c) Nintendo.

Notas:

[1] La versión descargable en 3DS corresponde a la de Game Boy Color, lo cual implica que la Tienda Advance no se encuentra disponible.

---

[i] Thomas Whitehead, “Zelda: Breath of the Wild Makes UK Debut in Second, Three Top 10 Switch Titles in Total,” NintendoLife, 6 mar 2017 <http://www.nintendolife.com/news/2017/03/zelda_breath_of_the_wild_makes_uk_debut_in_second_three_top_10_switch_titles_in_total> [Visto el 9 abril 2017]


T'agrada la nostra feina?

Jose Viera

Filólogo e investigador independiente con un máster en estudios ingleses avanzados obtenido en la Universitat Autònoma de Barcelona. Su trabajo de fin de máster versó sobre representaciones de hombres homosexuales mayores en los medios. Actualmente prepara su tesis doctoral en representaciones neo-victorianas del autor Charles Dickens.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR