Nostalgia| 'Memento' (2000)

Memento (Christopher Nolan, 2000) es un maravilloso reto para la mente del espectador. Tiene una de las mejores combinaciones de estilo y narratividad.

Esta narración diacrónica y para nada lineal, donde las escenas van de delante hacia atrás, emulando una cinta de casete que se rebobina. Está escrita de tal modo que el final de una escena enlaza con el principio de la escena anterior. Esta deslocalización narrativa, donde cada secuencia se tiene que encajar con la siguiente, genera al espectador una sensación de dispersión hasta que empieza a entender el juego narrativo y comienza a ver la historia. Además, para acabarlo de genialmente enredar, Memento nos añade una narración complementaria, en blanco y negro, que va en paralelo con la historia segmentada que nos cuenta el filme, hasta que se cruza temporalmente con el relato y continuando más allá.

¿Cofundidos? Bien.

Resumiendo, lo que va para atrás en la primera estructura narrativa, la segunda lo avanza, convergiendo al final del filme, en el mismo punto, momento donde el filme acaba a color. Aunque lo que vemos al inicio del filme es lo que últimamente ocurre desde un orden cronológico, el espectador debe llegar hasta la última secuencia y escena del film para tener toda la información y ordenarla. Nolan, con su maestría narrativa, nos brinda una segunda línea narrativa, donde recae toda la parte expositiva para entender la trama y que no sea maniquea y artificiosa.

Pérdida de memoria y polaroids

Leonard Shelby, interpretado por Guy Pierce, padece una enfermedad, que es el motor narrativo del film. La pérdida de la memoria reciente y su fatídica consecuencia, no poder generar recuerdos nuevos permanentes, hacen que el personaje sea un mar de dudas. Utilizar la metáfora de la polaroid es muy eficaz para explicar esta enfermedad. Su memoria dura lo que dura el revelado de una fotografía. Y ya desde la secuencia prólogo del film, que es el final, se nos está indicando esta dolencia. El modo en que se nos presenta la historia nos muestra la limitada percepción que tiene el protagonista de la realidad, que es caótica y laberíntica. Podríamos decir que vive atrapado por su pasado y que le anula cualquier posibilidad de ver lo que le ocurre delante de sus ojos, generando así autoengaño que crea una idea falsa de felicidad.

polaroids

Los tatuajes que se hace en el cuerpo le “ayudan” a recordar todas las deducciones que le conducen al asesino de su esposa. Para poder vengarse del asesinato de su mujer, interpretada por Jorja Fox, debe de llevar una vida metódica para controlar esa falta de memoria reciente utilizando estructuras mnemotécnicas, como anotaciones, fotografías y rutinas que se convierten finalmente en estructuras de supervivencia. Los tatuajes son momentos claves en las deducciones para atrapar al asesino, ya que son inborrables, generando así una especie de mapa perenne. Y las fotografías le ayudan a complementar su información.

Mememento y sus tatuajes

Memento no es la única obra fílmica donde se rompe la unidad temporal. Filmes como Atraco Perfecto, de Stanley Kubrick; Mullholand Drive, de David Linch y contemporánea a Memento, o Pulp Fiction, de Quentin Tarantino, abogan por esta estructura narrativa donde hace al espectador un elemento no pasivo y lo implican en la construcción de ésta. Con Mullholland Drive además presenta paralelismo en cuanto a la identidad dual de los personajes, incluso con diferentes nombres. Betty es Diane en el film de Lynch y en Memento Leonard y Sammy son la misma persona.

Esta dualidad estará presente durante todo el film y cuando el espectador conecte los puntos de ésta realidad, más disfrutable serán todos y cada uno de los misterios que rodean al personaje. ¿Quién es real? ¿Sammy o Leonard? Y cuando ésta se descubre, en la última secuencia, que también es la primera, gran parte el film cobra mucho más sentido.

Además, el reparto es genial, y todos los actores y actrices que aparecen están magistrales. Encabezados por un Guy Pierce inspiradísimo, que dota a su personaje de Leonard Shelby, el agente de seguros vengativo y amnésico de esa fuerza y temor sobre la dualidad que padece, creer en sus recuerdos que él mismo ha construido y desconfiar de las personas, o desconfiar de si mismo y de todo lo que él cree y confiar alguna vez en alguien. Simplemente genial.

natalie

Una Carrie-Anne Moss post-Matrix nos presenta uno de los personajes más interesantes del film, Natalie. Personaje inicialmente bueno, interpreta a una ambigua camarera con una vida sentimental bastante turbia marcada por el sexo y el tráfico de drogas. Como todos los personajes de este filme, Natalie también tiene dos caras, una impostada fragilidad y una de las más manipuladoras y crueles de todas las que presenta el filme. Cúlmine en la famosa escena de la habitación donde ésta le quita todos los bolígrafos para que él no pueda recordar lo que le he ha dicho que le va a hacer. Una interpretación magistral.

Teddy

Joe Pantoliano interpreta el tercer personaje principal de la historia, Teddy. Es un policía corrupto que usa a Leonard para cazar a todos los que le han hecho daño o lo han vendido en la trama de contrabando de drogas.  En una de las escenas finales, Teddy hace que Leonard llegue a dudar de sí mismo, de su propia idea, y de sus recuerdos tatuados, haciéndolo sentir asustado y agredido. Estas sensaciones llevarán a Leonard a apuntar una frase en una de las polaroids referentes a Teddy: "No te creas sus mentiras".

Fotograma

Memento, en su momento, fue un fenómeno mundial a nivel cinematográfico y supuso en muy poco tiempo que el filme se convirtiera en uno de culto. Puso a Christopher Nolan en el punto de mira de todos los creadores, gracias a su genial montaje, estructura y guión no convencional, y marcó tendencia en este tipo de historias desordenadas. Grandes ejemplos de este tipo de historias que nacieron a su sombra, son la interesantísima y muy controvertida Irreversible, de Gaspar Noé, o El maquinista, de Brad Anderson.

Las imágenes son fotogramas de la película, menos la de portada, que es promocional, y pertenecen a Summit Entertaintment y Team Todd.

Javi Morán

Javi Morán

Graduado en cine y audiovisuales por la ESCAC y especializado en guion audiovisual. Activista LGTBI+.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR