Nostalgia| 'La Familia Addams'

El pasado 22 de noviembre La familia Addams cumplía 25 años. Esta tétrica pero no menos entrañable familia tiene su origen en las historietas que el caricaturista Charles Addams hacía para el The New Yorker. La primera apareció en agosto de 1938 y su publicación continuó hasta la muerte de su creador en 1988. El dibujante era conocido por su humor negro y macabro y en sus viñetas parodiaba la vida cotidiana a través de una familia poco corriente y de apariencia siniestra, los Addams.

Las aventuras de esta familia fueron llevadas por primera vez a la pantalla en los años sesenta en forma de serie de televisión, en los setenta también tuvieron su adaptación de dibujos animados, pero no fue hasta 1991 cuando los Addams llegaron por primera vez al cine. Esta adaptación dirigida por Steven Sonnenfeld tenía como protagonistas a Anjelica Huston en el papel de Morticia, Raúl Julia como Gómez y Christina Ricci interpretando a mi miembro preferido de la familia, Miércoles. No puedo dejar sin mencionar a Cosa (la mano andante) o al primo Eso, que aunque no tengan grandes roles en la película son igual de recordados cuando se habla de los Addams. Es de esta versión de la que trata este artículo.

Estamos en la mansión gótica victoriana de los Addams, cuya mortífera paz va a verse interrumpida por la llegada de un impostor que se hace pasar por Fétido, el hermano de Gómez, el patriarca de la familia. Años atrás Gómez y su hermano tuvieron una fuerte discusión y después de esta Fétido desapareció. Gómez lleva años echando de menos a su hermano y preguntándose dónde estará.

El abogado de los Addams es conocedor de esta historia, al igual que de la fortuna que esconden en algún lugar de su mansión. Es por eso que junto con la señora Craven y el hijo de esta, Gordon, deciden estafar a la familia. Gordon guarda un gran parecido con Fétido, por eso le obligan a hacerse pasar por el hermano desaparecido y averiguar dónde esconden su dinero.

Por todos es sabido que los Addams dominan lo bizarro como los que más pero a veces las evidencias se les escapan, especialmente si se trata de Gómez. Si buscáis extravagancia y siniestralidad llamad a los Addams, si queréis ingenio y perspicacia mejor buscaros otra familia. Cuando Gordon, el falso Fétido, llega a la familia todos caen en la trampa y ninguno se da cuenta de que ese no es el verdadero tío Fétido. Hay ciertas cosas que como miembro de la familia Addams debería saber, pero la mentira que la señora Craven (la mente pensante del plan ya que Gordon tampoco es un lumbreras) ha ideado le cubre las espaldas, alegando que su memoria se ha visto afectada debido a un accidente que sufrió en las Bermudas. La primera en sospechar es Miércoles (no esperaba menos de ella), pero Gordon se acaba adaptando tanto a la familia que las primeras sospechas se disipan. Finalmente se acaba descubriendo el pastel, pero el amor que los Addams han demostrado a Gordon y el cariño que este les ha cogido hace que Gordon traicione a su madre y tanto ella como el abogado no se salgan con la suya. Por supuesto todo tiene un final feliz incluyendo el anuncio de la llegada de un nuevo Addams (de tres piernas) a la familia y la aceptación del falso Fétido como tío Fétido.

Si soy sincera, la trama de la película no me parece nada del otro mundo y cuando recientemente la volví a ver algunas partes hasta se me hicieron algo aburridas. Incluso hay alguna escena de esas que dan vergüenza ajena, especialmente una que ocurre durante un baile que preparan en honor a Fétido donde Gómez, en un atuendo muy colorido para un Addams, empieza a bailar la Mamushka, la famosa danza de los Addams. Como su nombre indica recuerda a un baile ruso, pero también incluye malabares con espadas…Es una de esas cosas que ves y dices ¿Por qué? Supongo que es parte de la ironía: película basada en familia tétrica que en realidad roza la comedia más absurda.

161126_n3

La verdad, lo que más me llama la atención es que cada vez que la veo quiero ser una Addams. Me sorprende y a la vez me preocupa, es una de esas cosas que si confieso a mi madre probablemente haga que me mire con cara angustiada preguntándose “¿qué hice mal?”. Pero no es que me apetezca cenar lombrices vivas y cerebros humanos o decapitar muñecas con guillotinas, simplemente ser una Addams me parece guay, como le ocurre al falso tío Fétido que acaba por cogerle cariño a la familia y no quiere aceptar el hecho de que realmente él no es uno de ellos. No es tanto lo que hacen o no hacen sino su actitud, lo poco que les importa lo que los demás piensen de sus disparatadas costumbres. Me gustaría, como Miércoles, decir que tengo como heroína a una antepasada mía que bailaba desnuda en la plaza del pueblo, que esclavizó a un sacerdote y fue quemada por bruja y quedarme igual de tranquila que se queda ella. Cómo he confesado previamente tengo cierta debilidad por Miércoles, adoro esa cara de impasibilidad que Cristina Ricci tiene durante toda la película, la seriedad con la que a pesar de ser una niña lo dice y hace todo, porque Miércoles no bromea.

Esta primera adaptación cinematográfica es probablemente la más conocida de todas las versiones de los Addams. Aunque muchos lo desconocen, la versión de 1991 continua con La familia Addams 2: La tradición continua (1993) y La Familia Addams 3: La Reunión (1998). Esta última no cosechó gran éxito ya que cambiaron todo el reparto y es difícil aceptar caras nuevas (especialmente si se trata de terceras partes), aún más si tu primera Morticia fue Anjelica Huston y tu primera Miércoles Christina Ricci, probablemente dos de los personajes más icónicos de la peculiar familia. Algo que no cambia es la banda sonora y en particular los famosos chasquidos, es parte de la identidad Addams y espero que no lo haga nunca, ni en adaptaciones venideras, que por cierto ya iría tocando una…

Todas las imágenes de la película son fotogramas, propiedad de Paramount Pictures.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR