Nostalgia | 'Golden Sun'

Si tuviera que elegir mi consola favorita a lo largo de mi vida de jugador, la Game Boy Advance sería una clara candidata.

Cuando los Reyes me la trajeron en la navidad del 2002-2003, recuerdo que estuve más de un mes enganchado al maravilloso Yoshi’s Island; sin embargo, pronto descubrí que la gran fortaleza de la consola yacía en la variedad de títulos RPG (juegos de rol) que ofrecía. Tal es así que, para muchos amantes de Nintendo, la Game Boy Advance supuso la segunda era dorada de los RPG (la primera correspondería a la Super Nintendo, que reinó entre inicios y mediados de los noventa). Joyas como The Legend of Zelda: A Link to the Past, Pokémon Rubí/Zafiro, Shining Force o Final Fantasy Tactics terminarían conformando uno de los catálogos más completos en materia de juegos de rol de la historia. Hoy, sin embargo, dedicaré este rincón para aclamar otro juego de rol que en su día también tuvo una gran acogida pero que, desgraciadamente, no ha logrado consolidarse en forma de saga duradera: Golden Sun.

goldensuncover

Fuente: Golden Sun Wiki.

Golden Sun fue lanzado en Japón y Estaos Unidos en el 2001, con un posterior lanzamiento en Europa al inicio del 2002. A primera vista, Golden Sun se presenta como un juego de rol de corte tradicional, poniéndonos en la piel de cuatro personajes jugables (Hans, Garet, Iván y Mía) cuyo objetivo es evitar la liberación de la alquimia –una potente sustancia mágica con la cual el universo sería destruido. El planteamiento del juego es claramente reminiscente de RPGs clásicos como los primeros Final Fantasy dado el número predeterminado de personajes jugables y, al mismo tiempo, las delimitaciones en cuanto a las habilidades que pueden tener: en el mundo de Weyard –donde la historia transcurre–, cada habitante es adepto de uno de los cuatro elementos básicos (tierra, fuego, viento y agua), los cuales definen las magias (o psinergías), fortalezas y debilidades de cada guerrero. En Golden Sun, nuestro desafío consiste en combinar las habilidades de cada miembro del equipo en batalla y, como veremos ahora, fuera de ella.

garetpyroclasm

Fuente: Emuparadise.

Y es que el principal atractivo del juego –obviando su trabajado acabado visual para los estándares de la Game Boy Advance– proviene de su interesante mezcla de elementos tradicionales e innovaciones que lo acercan muy tímidamente a un Action RPG. Por ejemplo, las psinergías no solo sirven como habilidades de combate sino que, a lo largo de la aventura, juegan roles clave a la hora de avanzar en las ciudades o las mazmorras, permitiéndonos resolver puzzles o abrir nuevos caminos para continuar. De esta manera, la habilidad de tierra desplazar nos permite mover bloques para abrir nuevos caminos y, similarmente, la habilidad de agua congelación permite convertir charcos de agua en pilas de hielo que nos permitan saltar de un lado al otro de la pantalla. Golden Sun, por tanto, adopta elementos de juegos de puzzles y plataformas para hacer la experiencia de juego más diversa y desafiar al jugador a explotar las psinergías al máximo.

hansmoving

Fuente: lparchive.org.

Otro aspecto interesante de Golden Sun y que lo distancia de otros RPGs es la presencia de los djinns, unas criaturas elementales que encontramos esparcidas a lo largo del juego. Si encontramos y logramos capturar a estas criaturas –en esta entrega hay 28 en total, siete por cada elemento–, no solo podemos desbloquear poderosas invocaciones con las que plantar cara a las últimas fases del juego, sino que también podemos asignar diferentes djinns elementales a cada personaje para así modificar sus oficios –y, por consiguiente, sus habilidades psinérgicas y estadísticas. El juego, por tanto, coquetea con elementos que bien podrían recordarnos a Pokémon; sin embargo, destaca ante todo por cómo se nos permite jugar con una amplia variedad de clases (incluyendo escudero, escriba o ilusionista, entre muchos otros) para personalizar nuestro equipo. Aunque, como mencioné antes, el juego es en líneas generales bastante tradicional y las habilidades y clases potenciales de cada guerrero están condicionadas por su elemento, la presencia de los djinns nos permite jugar con una mayor gama de posibilidades.

djinnvine

Fuente: gamesturdy.wordpress.com.

Si nos alejamos de los aspectos jugables y adoptamos un prisma de género, Golden Sun destaca por su inclusión de un personaje femenino en el equipo, Mía; sin embargo, el rol principal cae en manos de Hans –un esquema que de hecho se repite en las posteriores entregas de la saga, si bien en estas la cantidad de personajes masculinos y femeninos jugables es más balanceada. Aunque uno podría encontrar problemático el hecho de que, como adepta de agua, Mía disponga en general de psinergías curativas –en contraste a roles más ofensivos como los de Hans o Garet–, lo cierto es que su rol es tan esencial como los de los demás componentes del equipo y también es capaz de realizar fuertes invocaciones y magias ofensivas, además de que en siguientes entregas este rol curativo también recae en personajes masculinos (siendo una habilidad natural ligada a la psinergía acuática). Sin pasar el examen con nota al no tener una agenda particularmente fuerte en temas de género, el juego sí resulta correcto en este aspecto al no evidenciar problemas graves.

goldensun2

Fuente: YouTube.

Aunque Golden Sun logró obtener altas puntuaciones en los medios a su salida y a día de hoy retiene un estado de culto, lo cierto es que la saga no logró consolidarse y sus posibilidades de producir algún título en el futuro cercano se antojan inciertas. A pesar de que se lanzó una secuela para Game Boy Advance en 2003 –el maravilloso Golden Sun: La edad perdida– y, en 2010, hubo una tercera parte para la DS (esta vez con el subtítulo Amanecer Oscuro), para ese entonces parecía claro que la saga había perdido su toque, sufriendo un descenso notable tanto en notas de reseñas como en ventas. A expensas de saber si la franquicia logrará repuntar algún día, siempre nos queda el consuelo de saber que nos dio joyas como la que nos ha ocupado hoy, explotando con gran habilidad la tradición del género RPG y experimentando con características nuevas para desmarcarse en el rico catálogo de la Game Boy Advance. El resultado es una de las joyas más notables de una consola que, en muchos casos, ambientó incontables tardes de adolescencia y nos permitió gozar de muchas historias, dándonos una ventana que aun a día de hoy nos permite visitar otros mundos. Bajo otras pieles. En otras vidas.

Imagen destacada: hdwallsbox.com. Todas las imágenes © Camelot Software.


T'agrada la nostra feina?

Jose Viera

Filólogo e investigador independiente con un máster en estudios ingleses avanzados obtenido en la Universitat Autònoma de Barcelona. Su trabajo de fin de máster versó sobre representaciones de hombres homosexuales mayores en los medios. Actualmente prepara su tesis doctoral en representaciones neo-victorianas del autor Charles Dickens.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR