Nostalgia | 'Crash Bandicoot'

Es un hecho que el mundo de los videojuegos ha evolucionado notablemente a lo largo de las últimas décadas. Con el paso de los años, sagas tan variadas como Final Fantasy, FIFA o Grand Theft Auto se han vuelto más sofisticadas y complejas, mientras que juegos de mundos abiertos como Fallout 4 o The Legend of Zelda: Breath of the Wild –en los cuales aparentemente no hay límite alguno a la exploración– han comenzado a proliferar y a expandir la experiencia de jugabilidad de millones de personas.

Esta creciente variedad de enfoques en el octavo arte es una clara muestra del avance de la industria del videojuego, que ha ganado tanto audiencia como respetabilidad gracias a la ambición artística de compañías como Nintendo, Square Enix o Bethesda. Sin embargo, hay veces en las que, instintivamente, preferimos sumergirnos en mundos mucho más simples, intuitivos y, sobre todo, endiabladamente adictivos; mundos que frecuentamos de pequeños y que, aun a día de hoy, definen nuestra concepción de cómo debe ser un buen videojuego. Hoy nos adentramos brevemente en uno de estos universos: el de la franquicia Crash Bandicoot.

Wikipedia1

Creado por Naughty Dog como un plataformas que, al menos en sus inicios, bebía claramente de la tradición clásica establecida por Super Mario Bros. (Nintendo) y Sonic the Hedgehog (Sega), Crash Bandicoot se convirtió en un éxito instantáneo en su estreno para la PSX (la primera PlayStation) allá por 1996. Su premisa era tan simple como efectiva: a pesar de ser creado por el ambicioso científico Neo Cortex, Crash Bandicoot es un marsupial rechazado para entrar en sus tropas por no cumplir sus expectativas, tras lo cual se convierten en enemigos acérrimos. A partir de ahí, Crash se ve con el deber de superar una serie de niveles con el objetivo de enfrentarse a Cortex y detener sus planes para conquistar el mundo. Ay, la simplicidad narrativa de los años noventa.

HobbyConsolas

Así es, en resumidas cuentas, cómo transcurren gran parte de los juegos de la saga, en los cuales diferentes tipos de niveles se combinan y desafían al jugador a mantener la calma y controlar los saltos. Niveles de carreras, de huir de rocas al más puro estilo Indiana Jones, de viajar en lancha motora o de volar en avión se alternan con jefes con los que nuestro sentido de la estrategia se agudiza, forjando un gran conjunto de desafíos que puede mantenernos horas sentados frente a la pantalla.

Si bien, como dije antes, Crash Bandicoot bebe claramente de predecesores como Nintendo o Sega, esta variedad de niveles logra que el juego destaque dentro del género de plataformas, dotándolo de una identidad que aún día de hoy lo hace único. No estaremos solos en estas aventuras, eso sí: conforme avanza la saga, Crash cuenta con la ayuda de su hermana Coco y otros personajes secundarios, como la tigresa Pura o el osito Polar, que dotan al juego de un carácter coral y otorgan una mayor variedad a los niveles.

YouTube Pura

A pesar de que, a día de hoy, la saga ha dado lugar a casi una veintena de juegos en diversos géneros –incluyendo carreras y minijuegos–, quizá los más recordados sean los de la trilogía inicial, lanzada para la mencionada PSX: Crash Bandicoot (1996), Crash Bandicoot: Cortex Strikes Back (1997) y Crash Bandicoot: Warped (1998). Aun siendo simple en planteamiento, el primer juego en particular es a menudo considerado uno de los juegos de plataformas más difíciles de la historia; al punto de que ha sido comparado con otros juegos de notoria y conocida dificultad como el Dark Souls (PlayStation 3, Xbox 360). La dificultad de la saga iría descendiendo en las siguientes entregas; sin embargo el reto de obtener el 100% de cada juego seguiría (y sigue) siendo un gran desafío incluso en Warped –donde, de hecho, el porcentaje tope es de un 102% y el modo contrarreloj se plantea más desafiante que nunca.

YouTube Hog Ride

Fuente: YouTube.

A pesar de ser una auténtica maravilla en términos de jugabilidad, la saga Crash Bandicoot –y, particularmente, la trilogía inicial– presenta un aspecto que sí podría ser mejorable: una ínfima inclusión de personajes femeninos. A pesar de que los juegos aumentan su variedad de personajes con la llegada de nuevas entregas, la mayoría de personajes son masculinos y, de ser femeninos como en el caso de Coco, su jugabilidad es limitada. Más del 90% de los niveles son jugables exclusivamente por Crash (jefes incluidos), dejando a Coco con un margen limitado de niveles como, por ejemplo, los de la lancha motora en Warped. El primer juego también recibió grandes críticas en su día por la inclusión de la novia de Crash, Tawna, la cual es raptada por Cortex y, a rasgos generales, se presenta como una mujer completamente objetivada y pasiva a merced de la narrativa. Escarmentados por la controversia, los creadores borraron a Tawna de la narrativa de las siguientes entregas, y dejaron pasar una oportunidad de poder cambiar su historia y dar otro tipo de impresión.

Bandipedia

Afortunadamente, el problema de la representación de género ha sido paliado de forma considerable en Crash Bandicoot: N-Sane Trilogy, un remake de la trilogía original lanzado recientemente para PlayStation 4. En N-Sane Trilogy, Coco tiene un rol mucho más balanceado a nivel jugable, ya que se nos permite escoger entre ambos hermanos para prácticamente todos los niveles –siendo varios, de hecho, exclusivos para ella. Aunque de forma más tímida, los creadores también se encargaron de mejorar la imagen de Tawna en la primera entrega, otorgándole una personalidad más rebelde y una mayor disponibilidad a pelear con sus raptores. Los cambios realizados en este remake ilustran una mayor concienciación con respecto a la representación balanceada de géneros en los videojuegos; sin embargo, aún seguimos encontrándonos con una selección de personajes bastante unilateral y que esperamos que siga diversificándose en un futuro.

HobbyConsolas3

Detalles de género aparte, sin embargo, volvemos a la misma tesis: la trilogía inicial es una joya nostálgica capaz de hacernos perder la noción del tiempo como pocos juegos actuales lo logran. Nos acercamos al final de esta ronda de nostalgia con la esperanza de que la saga Crash Bandicoot, lejos de ser una gema del pasado, continúe dándonos momentos memorables en el futuro: el (re)lanzamiento de la N-Sane Trilogy ha sido un claro movimiento para calibrar el impacto comercial que Crash aún retiene y, en vista de los buenos datos comerciales obtenidos, todo parece indicar que en un tiempo recibiremos noticias sobre nuevas entregas de la saga. Mientras los siguientes juegos sean preparados con tacto, narrativas balanceadas y niveles tan variopintos y originales como los originales, nada puede fallar.

Todas las imágenes (c) Naughty Dog, Vicarious Visions. Fuentes: Bandipedia, Wikipedia, Youtube y 'Hobby Consolas'.

Jose Viera

Filólogo e investigador independiente con un máster en estudios ingleses avanzados obtenido en la Universitat Autònoma de Barcelona. Su trabajo de fin de máster versó sobre representaciones de hombres homosexuales mayores en los medios. Actualmente prepara su tesis doctoral en representaciones neo-victorianas del autor Charles Dickens.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR