Nostalgia| 'Clueless' ('Fuera de Onda')

¿Es Fuera de Onda la película más icónica de la década de los noventa? [la audiencia murmura, horrificada.] "Pretty Woman! Thelma y Louise! Ghost! Instinto Básico!" claman. "Sister Act! Pulp Fiction! El Club de la Lucha! El día de la Marmota! MATILDA!" se añaden otras voces. "Toy Story! La Familia Addams! Eduardo Manostijeras! Matrix! Solo en Casa!" el rugido es ensordecedor. Yo mastico chicle. "Romeo + Juliet!", chilla Jana, tirándome un plato, que se rompe impactando contra mi poster de Jane Austen con gafas de sol. "Trainspotting! La Lista de Schindler! El Sexto Sentido! El Rey León! Braveheart!", continúan las voces, mientras miro al infinito haciendo garabatos con mi bolígrafo con penacho rosa. "Entrevista con el Vampiro! El show de Truman! Hocus Pocus! Titanic!" sigue llamando la audiencia. Alguien se levanta y se marcha. Otros esperan con indignación que seguridad me saque de la sala.

Sí, sí, los noventa están llenos de films de los que Tv3 ya no puede poner porque se les ha rayado el disco. O... el equivalente con los VHS... Sea como fuere, y sin ningún tipo de duda, Fuera de Onda (1995, Amy Heckerling) es definitivamente la película más icónica de la década de los noventa. Y si no, decidme qué otra producción audiovisual encapsula la estética noventera tan agresivamente chic cómo esta? Observad, juzgad y reencontrad el camino de la verdad:

Fuera de Onda es la película de la Generación X, aquella que se encuentra entre los Baby Boomers del cincuenta y los Millennials de los noventa. La generación X (tened en cuenta que estos términos son marcadamente america-eurocentristas) surge durante o después de las revueltas civiles de los años sesenta, y por lo tanto en un periodo de cambios sociales muy importantes, y se caracteriza para ser demográficamente modesta; consecuencia de la revolución sexual de la Segunda Ola del Feminismo: las mujeres empiezan a decidir si quieren o pueden tener hijos. Además, los X crecen con menos supervisión parental (los padres y las madres trabajan fuera, algunos se separan) y más influencia televisiva (por alguna razón también se les llama Generación MTV) que las generaciones anteriores.

La película, protagonizada por la heroína que necesitamos, Cher Horowitz (Alicia Silverstone) está basada en la novela de Jane Austen Emma. Emma, que por cierto es una joya absoluta, gira en torno las aventuras de una joven adinerada y autosuficiente de la sociedad rural inglesa del siglo XVIII que se entretiene organizando en parejas sus conocidos y conocidas con muy buenas intenciones que a menudo le acaban explotando en la cara. Pues Fuera de Onda es lo mismo, pero en Beverly Hills. Y con Paul Rudd (que no envejece?) en el papel de Mr Knightley (aquí, Josh Lucas). Ah, Mr. Knightley, definitivamente el mejor héroe de Austen. Pero de esto ya hablaremos otro día.

Como argumenta este brillante artículo de Amanda Ann Klein, Josh representa al extremo más crítico de la generación X: cínico y aburrido, contra el impulso millennial de Cher, quien a sacudidas de cabellera y gestos aparentemente superficiales nos demuestra ser una mujer activa, inteligente y socialmente despierta (Cher es woke). "A la gente medianamente culta le interesa saber lo que pasa en el mundo, pero claro, tú no estás en ese grupo, desgraciadamente" le suelta Josh, a lo que ella responde, con sarcasmo: "Gracias Josh, necesito que me enseñes todo lo que sabes". Cher, con su consumismo obsesivo y feminidad de alta costura post-feministas, con sus "as if!" (cómo sí!) y los "like" (cómo) a media frase utilizados como puntuación que Melissa Lozada-Oliva reivindica como emblemáticos del feminismo de los 2000s, es la santa patrona de los Millennials.

¿Nietzsche, Josh?!

¿Nietzsche, Josh?!

La estética de Cher la identifica como la joven blanca, adinerada y privilegiada que es, una mujer que se podría definir como "la perfecta" (I), aquella quién es feminista y se empodera pero lo hace mediante una serie de mecanismos que no afectan la estructura heteropatriarcal imperante. Cher entiende, como muchos Millennials, que la manera cómo se presenta ante el mundo -conjuntos a la moda, complementos que van desde el bolso hasta el coche pasando por el interés romántico- es una declaración de intenciones por sí sola. Esta soy yo, y estoy aquí ocupando un lugar en el mundo, vestida de rosa chicle, rechazando y contestando la normatividad instaurada, y soy válida. Cher, como Elle Woods (Una Rubia Muy Legal) se planta en un mundo que no la toma seriamente (cómo Josh) tildándola de superficial y se niega a someterse a sus normas (ropa, lenguaje, comportamiento) a cambio de ser escuchada.

La heroína constituye una oda a la individualidad que cojea de dos piernas: su estatus privilegiado, que no se pone de relevo como problemático, sino que se enaltece, y el hecho de que esta "individualidad" estética subvierta la norma pero no cuestione los mecanismos institucionales de fondo. Ejemplo de esto es el makeover de Tai Frasier (Brittany Murphy) a manos de Cher, doblemente significativo por el hecho de que Tai representa la clase obrera trabajadora estadounidense. Cher convence a Tai de vestir y actuar como ella si quiere ganarse un lugar en la escuela, y la empuja hacia un interés romántico que Tai rechaza.

Cher, Tai y Stacey.

Cher, Tai y Stacey.

Fuera de Onda, con su utopía post-racial (Stacey y su pareja son los únicos personajes afroamericanos, y todos los conflictos de raza se incluyen en sus diálogos) y post-feminista, tiene tiempo, entre broma y broma, de poner de relevo temas como el absentismo escolar, el uso de drogas entre adolescentes, o las relaciones heterosexuales. Cher, con su optimismo aparentemente naïve, su alegría y autodeterminación, es la heroína ideal para una película desenfadada, ligera y brillante. Icónica, sin duda.

Imagen destacada: 'Clueless'. Imagen promocional.


I. McRobbie, Angela. "Notes on the Perfect". Australian Feminist Studies, 30:83, 3-20, 2015.

Francesca Blanch Serrat

Francesca Blanch Serrat

Doctoranda en Literatura Inglesa del siglo XVIII con perspectiva de género por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR