Nostalgia| BBC 'Orgullo y Prejuicio'

El 24 de septiembre, en la Inglaterra de 1995, sucedió un evento cultural tan estratosférico, tan significativo, que dejó a 11 millones de personas pegadas a la pantalla de su televisor durante un mes: se acababa de estrenar la miniserie de Orgullo y Prejuicio de Andrew Davies.

Aunque difiere en varios aspectos de la novela original, Davies produce una adaptación muy aceptable y, en mi opinión, muy británica en su humor cínico y seco. La posibilidad de hacer una miniserie de seis episodios de una hora hace posible desarrollar personajes y ajustarse el máximo posible a los ingeniosos diálogos de Austen.

Es posible que la adaptación de Davies fuera la primera representación contemporánea del clásico de Austen, enfocándose en las interacciones de los personajes y con una opinión muy clara sobre la relación entre Elizabeth y Darcy: "Se supone que Darcy se tiene que casar con una aristócrata, pero en el momento en que ve a la ingeniosa Elizabeth Bennet con las mejillas rosadas y jadeante tras un paseo, tiene una erección instantánea". BOOM. ¿Quién fue el elegido para representar el hipersexual y cachondo Darcy? Un actor de treinta y pico años poco conocido entonces, Colin Firth. Gracias al reenfoque de la figura del aristócrata, Colin se convirtió en un sex symbol instantáneo en Inglaterra, no ayudó a la ya hormonada Inglaterra que en el cuarto episodio Davies hiciera que Darcy se "refrescara" zambulléndose en un lago y saliendo todo mojado.

lake 01lake 02

Jennifer Ehle fue la actriz que encarnó a Elizabeth, su interpretación es más expresiva y emocional que la Elizabeth reflexiva e introspectiva del libro, esto hace que sea más fácil empatizar con el personaje y deja más claros sus sentimientos hacia Darcy. Ni que decir tiene, Elizabeth es una de las primeras heroínas feministas, no sólo porque en la Inglaterra del siglo XIX una mujer que no se conformara con un matrimonio arreglado fuera una gran muestra de rebeldía, también por su denuncia sobre los derechos económicos y políticos de las mujeres y, potenciado en la serie, por el respaldo hacia sus hermanas.

elizabeth

Aunque se considere Orgullo y Prejuicio como una obra referente al feminismo incipiente del siglo XIX, no se puede defender, según los estándares de hoy en día, que la serie de la BBC sea exactamente progresista. Darcy sigue siendo la versión "guay" del noble aristocrático, el único motivo que lo hace ligeramente más aceptable es que trata bien a sus criados y, aunque se nos explica que a Elizabeth le importa poco su dinero, se acaba casando con un terrateniente noble y rico.

Las dos hermanas pequeñas de Elizabeth huyen también de la normatividad y son representadas de manera paródica y antagónica. Mary es la "filósofa" de las hermanas, le importan una mierda los bailes y las interacciones sociales y lo único que quiere hacer es leer sermones y tocar el piano, pero tanto en los libros como la serie es tratada como un pelmazo. Lydia, la menor de las hermanas, que en el libro tiene 15 años, representa todo lo contrario, le encanta flirtear con los soldados y le da igual la moral social de la Inglaterra de la Regencia. Este personaje, que podríamos considerar el más liberado sexualmente, provoca la vergüenza y el conflicto principal de libro fugándose con un soldado.

Por otra parte, la representación de la madre de las hermanas Bennet es típicamente antagónica y, aunque sea fiel a la naturaleza del libro, creo que la representación en la posterior película de Joe Wright es bastante más interesante. Wright hace un intento de empatizar con un personaje que tiene una única obsesión, casar a sus hijas, hecho por otra parte comprensible por la realidad económica y social en la que se tenían que enfrentar las mujeres de aquella época si permanecían solteras.

bbc-1995-pride-and-prejudice

El episodio final de Orgullo y Prejuicio consiguió el 40% del share televisivo de Inglaterra, hecho remarcable teniendo en cuenta que todo el mundo sabía ya cómo acabaría la historia de Elizabeth y que no es una final de fútbol, y sigue siendo la adaptación más exitosa de una novela de Austen. Ahora, si me disculpan, voy a ver por centésima vez la escena en la que Darcy sale todo mojado del lago.

Todas las imágenes pertenecen a la BBC.

Nora Soler

Nora Soler

Diseñadora especializada en comunicación interactiva. Ilustra y escribe para Zena.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR