Maz Kanata

Maz Kanata: mentoras femeninas en Star Wars

AVISO: este artículo contiene spoilers sobre El despertar de la Fuerza.

Una antigua pirata de más de mil años de edad es la propietaria de la cantina que visitan Rey, Finn y BB8 al fin del primer acto.

En este castillo en un planeta remoto les espera un bar que recuerda a aquella mítica cantina de Mos Eisley, con toda una galería de indeseables, alienígenas, piratas, contrabandistas y en general el “lugar infeliz lleno de escoria y vileza” que se espera de uno más de los innumerables homenajes de El despertar de la Fuerza a la trilogía original.

Maz Kanata es probablemente el personaje femenino en un sentido más tradicional de todas las mujeres de la película: es la encarnación del tópico de la abuelita adorable pero con carácter, decidida y valiente pero marcadamente doméstica, sabia por su experiencia pero no afectada por el paso de los años, afectuosa pero incisiva. Si Maz Kanata es la madre que Han Solo nunca tuvo, es la abuela que no le pellizcó las mejillas a Rey y Finn. Es un caso del mentor del viaje del héroe campbelliano: si el mentor de Luke fue Yoda, Rey conocerá su relación con la Fuerza a través de Maz. Y es un tópico de género como una casa.

El personaje tiene un carácter claramente maternal, entendiendo los roles de la madre en una sociedad patriarcal tradicional: es capaz de llevar (aparentemente sola) una cantina donde hay decenas de personas, hacer que sus “hijos” se lleven bien los unos con los otros a pesar de sus diferencias y es respetada y admirada por éstos por alguna razón pretérita y que no se explica en ningún momento. Además se proyectan sobre ella una serie de tópicos sobre la feminidad (y en cierto grado, sobre la senectud): Maz es extremadamente perceptiva, empática y es un personaje marcadamente emocional y protector, dotada de una extraña clarividencia que le viene de “haber visto los mismos ojos en distintas personas”. Incluso habla de Chewbacca como si fuera una de esas tías abuelas que hacen unos besos que resuenan como las trompetas del apocalipsis.

Dualidad hombre/mujer

Resulta curiosa la proyección de roles de género opuestos sobre Yoda y Maz: dónde Yoda es críptico y huraño (literalmente recibe a Luke a bastonazos en Dagobah), Maz es afectuosa y se preocupa de sus protegidos. Yoda se retira como ermitaño para pasar su vejez en solitud y dignidad, Maz, una peligrosa pirata, abre un bar y se dedica a hacer de cocinitas. Si de uno se espera ganar su respeto mediante el aprendizaje, de la otra se espera la dación de afecto y cuidados de manera altruista y casi automática. Si Yoda casi rechaza a Luke por no ser digno, nadie es indigno de las atenciones de Maz, desde una chatarrera a un desertor pasando por el contrabandista más caradura de la galaxia.

Esta dualidad de los mentores masculinos y femeninos la podemos ver en otras sagas: el Oráculo de Matrix contrapuesta al Arquitecto, por ejemplo. Hasta cierto punto podemos ver una dinámica de mentoraje similar en parejas de progenitores de ficción: Ned y Catelyn Stark en Juego de Tronos también tienen una dinámica de relación con sus hijos marcada por los roles de género, como también se puede apreciar en el matrimonio Weasley en la saga Harry Potter. Resulta interesante aún así que estos dos roles de parentazgo que se ven tan claros en Yoda y Maz en el caso de El despertar de la Fuerza no se transplanten a Han y Leia hacia Kylo Ren: son un trío familiar disgregado y algo disfuncional.

También resulta curioso que aunque viéramos a Yoda hacer de saltimbanqui y entrando en acción en las precuelas de Star Wars, Maz Kanata no defiende su cantina cuando es atacada por la Primera Orden. Ya que es una pirata legendaria, podría haberse subido a una nave y abatido unos cuantos cazas Tie, o haber cogido un rifle imposiblemente grande y repartido algo de mano dura maternal. Es algo más que esperar de los próximos episodios de Star Wars, que lleguen cuando lleguen, LLEGAN TARDE. QUIERO MÁS.

Imagen: fragmento del póster original donde aparece Maz Kanata.

Marc Bellmunt

Marc Bellmunt

Doctorando en periodismo, realiza una investigación sobre la relación entre los consumidores de videojuegos y sus prácticas comunicativas. Colabora en La Garriga Digital.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR