Los subtextos feministas de 'BoJack Horseman'

Aviso: el siguiente artículo incluye spoilers sobre las tres primeras temporadas de la serie BoJack Horseman.

Es un hecho que BoJack Horseman es una de las series más aclamadas por la crítica en estos momentos. Lanzada como un formato de Netflix en 2014, BoJack nos acerca a un mundo en el que humanos y animales antropomórficos coexisten en igualdad y, más específicamente, a la vida de BoJack Horseman, un caballo actor que, tras obtener gran fama en los años noventa con su sitcom Retozando (Horsin’ Around), se encuentra sumido en una vida estática cuyas prioridades son recrearse en un pasado irrecuperable y abnegarse a ser una vieja gloria. Temporada tras temporada, BoJack ha logrado aumentar su popularidad con su marcado tono tragicomédico y su interesante desconstrucción de lo vacuo que puede ser el estrellato, un aclamo mediático que incluso ha llevado a la web de la revista Time a proclamarla como la serie con el mejor episodio del 2016 [i].

La profundad y relevancia de BoJack, sin embargo, trasciende los discursos de la fama y también reluce en cuanto a su representación de personajes femeninos. Aunque la serie toma su nombre de un personaje masculino que, a simple vista, ocupa la posición de protagonista, lo cierto es que la historia también cuenta entre sus personajes principales con diversas mujeres que, conforme transcurren las temporadas, demuestran múltiples aristas y enriquecen la narrativa de la serie en múltiples niveles. Aunque el elenco de personajes femeninos en BoJack es bastante amplio, en este artículo me ceñiré a las tres mujeres que más relevancia toman en la serie en las temporadas lanzadas hasta ahora: Diane Nguyen, Princess Carolyn y Sarah Lynn. A través de sus historias, BoJack se revela como una serie con marcados subtextos feministas y una crítica social punzante.

bojackhorsemanmainpic

FilmAffinity

Una escritora en la sombra: Diane Nguyen

Presentada en los primeros episodios como la escritora fantasma a cargo de escribir la autobiografía de BoJack en un intento por relanzar su carrera, Diane Nguyen es inicialmente un personaje reservado y aparentemente sereno que, sin embargo, pronto da a ver sus diversas capas y aristas. Conforme la narrativa avanza, Diane se revela como una mujer con muchas dudas e inseguridades que la asemejan bastante a BoJack; sin embargo, al contrario que su objeto de estudio, ella se esfuerza para mantener sus instintos autodestructivos a raya y estructurar su vida. Curiosamente, la serie juega con nuestras expectativas al principio y nos lleva a suponer que, a pesar de que Diane tiene una duradera relación con Mr Peanutbutter (un labrador que, con su personalidad optimista, siempre despierta la irritación de BoJack), ella y BoJack terminarán sintiendo algo el uno por el otro: aunque BoJack sí termina sintiéndose atraído por Diane, esta es más que firme en su negativa e, incluso tras una trifulca en la que BoJack y Mr Peanutbutter pelean por mostrar quién siente más por ella, se muestra por encima de sus conflictos de ego masculino y no se muestra impresionada en lo más mínimo.

Si bien hay cierto énfasis en la relación de Diane y Peanutbutter en la serie, la narrativa de Diane se centra mayoritariamente en su agencia y búsqueda de identidad. Por ejemplo, a lo largo de la segunda temporada no duda en marcharse como voluntaria a la bélica república de Cordovia a las órdenes del magnate Sebastian St Clair para escapar de la rutina en la que se ve sumida, una decisión que crea tensiones en su relación; de forma similar, en la tercera temporada se queda embarazada y decide abortar, decisión que toma sin verse condicionada por dilemas morales que, como bien sabemos, están al día en los Estados Unidos. Diane también confronta diversas crisis de identidad a lo largo de la serie –por ejemplo, huye de Cordovia al sentirse desencantada con la superficialidad de St Clair y vive clandestinamente con BoJack durante meses en un intento de eludir su fracaso–, pero su historia no deja de ser multidimensional, ofreciendo una narrativa relativamente atípica en un personaje femenino.

dianenguyenpic
BuzzFeed

Una mujer de carrera: Princess Carolyn

Otro personaje femenino que toma gran importancia en la serie y se caracteriza por una personalidad bastante elaborada es la gata persa Princess Carolyn, agente de BoJack y ex-pareja con la que tiene una relación amor/odio. Si bien, al igual que ocurre con Diane, inicialmente se nos hace pensar que la trama de Carolyn va a estar ligada principamente a la de BoJack, nuevamente nuestras expectativas son puestas a prueba y Carolyn desarrolla una narrativa propia que nos adentra en sus distintas inseguridades y fortalezas.

Princess Carolyn es, en líneas generales, representada como una mujer de personalidad fuerte y con prioridades enfocadas al mundo profesional; sin embargo, la serie también explora cómo a menudo dedica demasiado tiempo a su trabajo, así como su tendencia a volcar su atención en otras personas para dar de lado sus problemas personales. La serie nos permite ver cómo Carolyn es a menudo vulnerable a la presión de conseguir pareja –un aspecto complicado por su intensa vida profesional– y establecer una familia; sin embargo, siempre termina mostrando que su amor propio es mucho más fuerte y, aun sintiéndose insegura a ratos, evita definirse exclusivamente por sus relaciones. En la segunda temporada, por ejemplo, Carolyn inicia una relación con Rutabaga Rabittowitz –un compañero de trabajo que, al comenzar a salir, está casado– y, en vista de que Rutabaga muestra claras dudas sobre divorciarse, decide tomar control sobre la agencia de managers que planeaban fundar juntos, un acto de asertividad que da a ver su instinto luchador. Al final de la tercera temporada, Carolyn inicia otra relación y parece volver a tener problemas conciliando la vida personal y laboral, pero ante todo sigue luchando por mantener su vida a flote.

princesscarolynpic

Reddit

Los estragos de la fama: Sarah Lynn

A pesar de que, como comenté antes, BoJack experimenta el lado vacuo de la fama en gran medida, la serie nos ofrece un ejemplo aún más crudo de cómo el estrellato puede destrozar vidas: Sarah Lynn. Lynn fue una de las coprotagonistas principales de la sitcom de BoJack y, tras terminar la serie, se convertiría en una estrella del pop caracterizada por una imagen sexualizada. En 2014, los días de fama de Sarah Lynn rozan su fin y la otrora estrella se encuentra sumida en las drogas e incapaz de encontrar su identidad. No es difícil que esta descripción nos recuerde a casos como Britney Spears o Lindsay Lohan: Sarah Lynn representa claramente el arquetipo de la estrella pop femenina objetivada en las manos de una discográfica y dejada a su suerte una vez su imagen o ventas no benefician a la industria.

A lo largo de las tres temporadas, Sarah Lynn intenta retomar su vida en numerosas ocasiones: estos intentos, sin embargo, terminan siempre infructuosamente y, al final de la tercera temporada, fallece de sobredosis a la pronta edad de 31 años. Al contrario de las narrativas de Diane o Carolyn, la historia de Sarah Lynn da poco lugar a lecturas de agencia o independencia: en su lugar, debe ser leída como una agresiva crítica al lado más cruel de la fama, especialmente en el caso de cantantes femeninas que, como Lynn, han sido forzadas a seguir derroteros profesionales en los que jamás creyeron. Sarah Lynn es la nota trágica en una serie que, lejos de ser una comedia, adoptando nuevos subtextos temporada tras temporada.

sarahlynndrugs

Blogrope.

En sus tres primeras temporadas, los creadores de BoJack Horseman han sido capaces de crear un universo elaborado en términos de representación y, al mismo tiempo, se han atrevido a abordar de forma directa temas delicados como el aborto o las drogas, adoptando un tono de humor macabro y cada vez más trágico que nos deja anticipando una cuarta temporada, prevista para el verano que viene. En línea con esta conciencia social, la serie ofrece una cuidada representación de personajes femeninos y trata dilemas y narrativas realistas y en los que podemos vernos reflejados, ofreciéndonos un mundo carente de personajes planos y lleno de infinitas posibilidades. Dado el éxito de crítica de que goza actualmente, el fenómeno BoJack parece tener cuerda para rato. Algo me dice que sólo puede ir a mejor.

Imagen destacada: Variety. Todas las imágenes © Netflix, 2014-16.

---

[i] D’Addario, Daniel. “The Top 10 TV Episodes,” Time.com, 22 Nov 2016 <http://time.com/4574935/top-10-tv-episodes-2016/> [Visto 8 Dic 2016]


T'agrada la nostra feina?

Jose Viera

Filólogo e investigador independiente con un máster en estudios ingleses avanzados obtenido en la Universitat Autònoma de Barcelona. Su trabajo de fin de máster versó sobre representaciones de hombres homosexuales mayores en los medios. Actualmente prepara su tesis doctoral en representaciones neo-victorianas del autor Charles Dickens.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR