Lo mejor y lo peor de "Gilmore Girls: A Year in the Life"

Este artículo ha sido escrito por Jana Baró, Francesca Blanch Serrat e Irina Cruz.


Cuando, después de casi 10 años del final de Gilmore Girls (2000-2007), Netflix anunció que produciría cuatro nuevos episodios de la serie bajo el título A Year In The Life, el fandom encontró la recompensa que merecía después de años y años de insistencia. Gilmore Girls es una serie difícil de olvidar: una vez entras a Stars Hollow, el pueblo ficticio donde tiene lugar, te  querrías quedar para siempre. En su momento, la serie resultó revolucionaria en varios sentidos: protagonizada por tres generaciones de mujeres que se convertirían en modelo a seguir por muchas espectadoras, las relaciones entre estas eran el motor de la trama, y el guión conseguía el equilibrio perfecto entre comedia y drama (hoy en día, pocas otras series se  han acercado). Aún así, no es un producto perfecto.

Neva!

Nieva!

El febrero pasado nos preguntábamos, ante la noticia del revival: ¿Es el feminismo de Gilmore Girls relevante en 2016? Y ya tenemos respuesta: tristemente, no lo es. Para muchas, los cuatro episodios, en formato más bien cinematográfico, han resultado una decepción. No sólo se han mantenido los aspectos que hacían problemática la serie original, sino que se  han añadido nuevos. Es imposible extender en un solo artículo todos los debates y argumentos que han provocado los nuevos episodios. Hacía años que esperábamos este momento y tenemos mucho que decir, tanto bueno como malo... aunque la parte mala es más larga. Por eso hemos decidido que, como si de un debate en Chilton se tratara, vamos a resumir brevemente aquello que más nos ha gustado del revival y aquello que nos ha decepcionado y roto el corazón.

A partir de aquí, miles de spoilers de Gilmore Girls: A Year in the Life.

Tres generacions de Gilmore

Tres generaciones de Gilmore

NOS GUSTA:

El arco de Emily

De entre todas las Gilmore, la que sale mejor parada por el recorrido de la historia y por un desarrollo del personaje coherente es Emily (Kelly Bishop). La madre de la Lorelai (Lauren Graham), señora rica y estirada de manual, siempre ha tenido una relación tensa con su hija y más cálida - a pesar de que controladora y manipuladora - con su nieta. Emily empieza A Year In The Life como viuda reciente que no se habla con la Lorelai. Durante el periodo de luto se pelea con la familia, encarga un retrato terroríficamente gigante de su difunto marido, Richard (Edward Herrman), acoge a la familia entera de su criada en casa, intenta renovarse con el método Marie Kondo, va a terapia, deja la terapia, sigue manipulando y dominando a la gente, envía a pastar a la asociación de las Hijas de la Revolución Americana y sus reuniones de señoras ricas yestiradas, se muda de casa y se hace voluntaria en un museo sobre la caza de ballenas.

Emily Gilmore mantiene los defectos que la caracterizan, pero abandona el papel de señora de, deja una vida que ya no es la suya y se dedica a hacer el que le da la gana sin preocuparse de que se espera de ella. Todo es mucho más satisfactorio cuando recordamos que, antes de pescar un marido rico, se graduó en historia, una carrera que finalmente ahora puede poner en uso. Emily sigue sintiendo el peso de la tradición, pero como le gusta.

L'Emily i la Lorelai, a teràpia.

Emily y Lorelai, a terapia.

La (no) presencia de Richard

Edward Herrmann, el actor que interpretó a Richard Gilmore en la serie original, murió en 2014. Así, el guión de los nuevos episodios tenía que incorporar a la fuerza la pérdida del personaje, que por su relación con las tres protagonistas se convirtió en uno de los más queridos por el público.

Tamany saló dels Gilmore.

Tamaño salón de los Gilmore.

El revival hace justicia a Richard más allá del cuadro gigantesco que Emily cuelga al salón. A pesar de que obviamente no aparece, el abuelo es siempre presente a través de su familia y protagoniza algunos de los momentos más emotivos. El arco evolutivo de su viuda pasa precisamente por dejar de ser la señora Gilmore y empezar a ser Emily, pero Richard nunca cae en el olvido. Lorelai, por su parte, continúa siendo crítica con la actitud que mantuvo su padre durante su infancia, pero parece aceptarlo y se esfuerza para recuperar los buenos momentos que  vivió con él. La relación de Rory (Alexis Bledel) con su abuelo, por último, siempre ha sido mucho más amable y tierna: Richard proyecta en ella el camino que le hubiera gustado que siguiera Lorelai y hace todo lo posible por ayudarla a conseguir los hitos que se propone. En el desenlace de los nuevos capítulos, pese a ya no estar el abuelo, Rory continúa dejándose guiar por él y ocupa simbólicamente su despacho para trabajar en el proyecto que cree que finalmente dará sentido a su carrera.

[emoji amb la llagrimeta]

[emoji con la lagrimita]

La evolución en positivo de Jess

La evolución de Jess Mariano (Milo Ventimiglia) ha sido una de las más gratas sorpresas para los y las fans de la serie -y no sólo por sus brazos. Es broma. No, no lo es. Jess se nos presentó en la serie original como un adolescente problemático con un gran potencial, enamorado de Rory pero con grandes dificultades para afrontar y negociar con sus emociones. En el revival, vuelve a Stars Hollow a visitar su tío Luke (Scott Paterson) y demuestra ser el personaje que más ha cambiado positivamente.

Esto no nos viene del todo de nuevo, puesto que durante la sexta temporada ya dio muestras de haber encontrado su lugar y de haber madurado emocionalmente, pero durante el revival Jess se ve feliz, más seguro de si mismo, y más cómodo expresando lo que siente - especialmente afecto y agradecimiento hacia Luke. De hecho, la idea de escribir un libro sobre la vida de Rory con su madre surge de Jess, que viéndola desmotivada y perdida, le ofrece apoyo moral - como una hada madrina, o como había hecho Rory en la serie original - y le pide que escriba de aquello que más sabe al más puro estilo del profesor Bhaer en Mujercitas.

Más tarde se confirma lo que sospechábamos: Jess sigue enamorado de Rory, hecho que convierte su relación de amistad y apoyo mutuo en amor incondicional por parte de él. Es inevitable que nos recuerde la relación de Luke y Lorelai. Como veremos más adelante, esta es sólo una muestra de cómo en el revival la nueva generación inevitablemente sigue los pasos de la anterior.

De tornada a Luke's Dinner.

De vuela al Luke's Dinner.

El rol de Michel

El regreso de Michel (Yanic Truesdale), el recepcionista borde con el que todo el mundo se identifica, ha sido otro de los aspectos más positivos del revival. Quizás debido a la ausencia general de Sookie (Melissa McCarthy), Michel ha tenido muchas escenas. Esto ha permitido a los guionistas crear un arco argumental muy interesante que conecta con el de Lorelai. Sin perder ni un momento el espíritu grosero y antisocial - “Te llamas Molly. ¿Por qué?” - que lo convierte en carne de gif, Michel se siente estancado en el hostal Dragonfly, y da un ultimatum a Lorelai: o amplían el negocio, ofreciéndole así la posibilidad de avanzar profesionalmente, o se buscará otro trabajo. Esto fuerza a Lorelai a replantearse su futuro profesional y la empuja a pedir un préstamo a Emily para comprar un nuevo local.

El veritable esperit de Stars Hollow.

El verdadero espíritu de Stars Hollow.

Regreso de los favoritos

Si algo define los nuevos episodios, es la capacidad de exprimir al máximo la nostalgia por Stars Hollow y sus personajes. Quizás demasiado, sí, pero ha sido bonito volver a ver a Miss Patty y Babette igual de unidas que siempre, a a Taylor tomándose el trabajo demasiado en serio en lugar de jubilarse, e incluso al mítico cantautor de la plaza central del pueblo.

Quien más y quien menos ha hecho su aparición nostálgica e, incluso, por fin hemos conocido (o visto de lejos) al Señor Kim, padre de la Lane (Keiko Agena). Aún así, las estrellas son sin duda Paul Anka (el perro en primer lugar, y el humano en segundo) y Kirk (Sean Gunn). De la mano de éste llega el regreso más esperado: la segunda parte de su corto experimental, protagonizada ahora por Petal, su cerdito doméstico. Por mucho que las cosas en Stars Hollow cambien, Kirk continuará siendo el mismo de siempre.

Mención especial merece Sookie, puesto que debido a la merecida popularidad de Melissa McCarthy la aparición de su personaje en el revival se ponía en duda. A pesar de que su rol es muy breve y prácticamente anecdótico, era totalmente necesario considerando que ha sido siempre la mejor amiga de Lorelai y no tendría sentido que estuviera ausente.

Gràcies per tant, Kirk.

Gracias por tanto, Kirk.

NO NOS GUSTA:

Quants problemes...

Cuántos problemas...

Les decisiones vitales de Rory

Quizás el aspecto más frustrante de A Year In The Life es el desarrollo de la carrera profesional de Rory; su trama es especialmente dolorosa si, como ella, estás entre los veinte y los treinta-pocos, tienes un trabajo o una ambición relacionada con los medios de comunicación precaria y sientes que lo que te habían prometido de la vida adulta - estabilidad, una pareja, una casa, un esfuerzo académico recompensado - se te está escapando. Rory podría ser cualquier de nosotros, pero no lo es. Durante la serie original, el padre de Logan lo acusa de mala periodista. Que injusto, pensamos, pero lo que duele es que tenía razón.

La representación del periodismo y los medios de comunicación en Gilmore Girls no se aguanta por ningún sitio. Como espectadores tenemos que estar del lado de Rory, puesto que según el resto de personajes siempre tiene razón y se merece el mundo. Aun así, Rory lleva una carrera de diez años sin hacer contactos, despreciando las oportunidades que se le dan, presentándose a entrevistas sin preparación ni ideas - porque total, ¡los medios digitales no cuentan! - y acostándose con la gente que entrevista. El periodismo se presenta como una opción glamurosa y divertida, pero que no requiere ningún tipo de esfuerzo. Sí, Rory se queja del hecho de que no tiene casa ni dinero, pero puede coger aviones a Londres cuando le da la gana. No es que la visión de la carrera de la Rory sea falsa - total, es ficción - sino que es superficial y sobre todo conservadora. ¿Dónde ha quedado la Rory que se moría por entrevistar periodistas de guerra?

Petició per fer un spin-off de la Paris, ja.

Petición per hacer un spin-off de Paris, ya.

En el ámbito personal, Rory parece también involucionar en lugar de aprender de los errores del pasado. En la última temporada de la serie original nos despedimos de ella cuando marchaba precisamente a cubrir la campaña de Obama, después de rechazar la propuesta de matrimonio de Logan (Matt Czuchry). ¿Qué ha pasado para que Rory esté sin trabajo y en la cama con el mismo Logan, que además está prometido con otra mujer? No sólo hay una carencia importante de lógica narrativa al ignorar el desenlace, sino que parece poco coherente por el personaje, que ya pasó por una situación similar cuando se acostaba con Dean (Jared Padalecki) estando éste casado.

El trauma que teóricamente marcó a Rory parece haber sido superado, puesto que en ningún momento se plantea la problemática moral de la situación. De hecho, la actitud de Rory con los chicos en general es altiva y arrogante, siendo su relación con Paul una broma recurrente que en lugar de hacer gracia hace sentir pena por el pobre personaje, creado con el simple objetivo de reírse de él . Por otro lado, cuando Rory se encuentra con Dean lo describe como el mejor novio que ha tenido nunca, cuando en realidad el comportamiento de él durante el tiempo que duró su relación era bastante abusivo, controlando todo el que hacía Rory y manipulándola a su favor (ningún personaje de la serie interpreta este comportamiento como preocupante en ningún momento).

La visión conservadora de la familia

Podria haver estat pitjor... podria ser el Christopher.

Podría ser peor... podría ser Christopher.

También es más que cuestionable la fijación con los hijos y el matrimonio. Como mínimo, no es una presión exclusiva sobre los personajes femeninos, sino también por la mayoría de los hombres. Lorelai se pasa la serie defendiendo que su relación con Luke es igual de válida y estable aunque no estén casados, pero al final - ¡oh, sorpresa! - descubrimos que en realidad se moría de ganas de tener una boda romántica.

Lane ya había tenido gemelos al final de la serie original - se quedó embarazada después de tener relaciones sexuales por primera vez, ha ha, qué broma! - mientras que Paris (Liza Weil), que dirige una agencia de madres de alquiler, tiene dos hijos con quienes no se sabe comunicar sin la ayuda de una niñera, hecho que la aterroriza. Si conoces a Paris desde la primera temporada, resulta más que extraño que quisiera tener hijos; aun así, la alternativa de no tener no es planteada por nadie.

Y para acabarlo de ligar tenemos las cuatro palabras finales que anuncian que Rory también está embarazada. Sí, crea un círculo narrativo con el inicio de la saga Gilmore, sobre todo si tenemos en cuenta que tiene la misma edad que Lorelai a principios de la serie, pero es un círculo asfixiante. Se deja entrever que Rory hará lo mismo que su madre: criar un hijo sola y tener una carrera de éxito poco realista y que no se asemeja a lo que apuntaba al principio. El crecimiento personal, la ambición de juventud y el deseo de hacerse un lugar propio en el mundo quedan subordinados a la maternidad, que, total, es lo más bonito que te puede pasar.

Per què ens feu això?

¿Por qué nos hacéis esto?

Falta de representación

A pesar de que la representación racial y étnica (la familia de la Lane, en Michel y la Gypsy) había sido un punto relativamente positivo de la serie original, el revival nos ha dejado con mal sabor de boca también en este ámbito. Si en 2005 la inclusión de personajes de color secundarios era motivo de celebración, el hecho que este número de etnias y razas representadas no suba en una serie hecha en 2016 es una vergüenza; Stars Hollow es un pueblo blanco que no refleja la realidad americana. Más preocupante todavía, y claramente racista, es el hecho que cuando se incluye un nuevo personaje de color sea para ocupar el rol de miembro del servicio como la criada de Emily o la niñera de Paris.

La cosa todavía se complica más si nos centramos en Berta, la criada de Emily, un personaje interpretado por Rose Abdoo, actriz que también interpreta a Gypsy. La gracia de Berta - broma que se reitera una vez tras otra - recae en el hecho que nadie sabe qué idioma habla (una mezcla entre español y otras lenguas románicas) y que tiene una familia cómicamente extensa que va ocupando la casa de los Gilmore. De acuerdo, esto demuestra un aspecto de la evolución de Emily, que en el pasado cambiaba de asistentas semana sí semana también, pero precisamente resalta el problema: no todo debería girar entorno a los personajes blancos. Las personas de color, en este contexto, son un accesorio, personajes planos con ninguna función argumental propia. En respuesta a este fenómeno, ha nacido la página Gilmore Blacks, donde todos los personajes secundarios de color tienen un post propio donde se detalla el nombre del actor (no se sabe), si son personajes con diálogo (no) y su función (apoyo).

Extres! Sense nom!

Extras! Sin nombre!

En cuanto a la diversidad de orientación sexual, la cosa no mejora. De acuerdo, sí, Michel se ha casado con un hombre, Frederick, y este cambio es tratado con naturalidad por parte de todos los personajes. Esto es positivo, pero el hecho que Michel sea queer no deja de ser problemático: si en la serie original había sido codificado como queer - así se denominan los personajes a quienes se dan rasgos típicamente asociados con la comunidad queer pero nunca se explicita su orientación - en el revival se convierte en el homosexual de cuota, es decir, el único, apartado de toda comunidad.  Si tenemos en cuenta las ocasiones durante la serie en que, a pesar de que fuera a veces de manera ambigua, se mencionan sus relaciones heterosexuales, nos encontramos ante un caso de bisexual erasure - un personaje que por toda lógica es bisexual pero se lo califica de hetero u homo dependiendo de su pareja del momento. Justo es decir que en ningún momento se lo califica explícitamente como gay o bisexual, pero el hecho que la amplía mayoría de los artículos sobre el revival lo describa como gay habla por sí solo.

Amy Sherman-Palladino, creadora de la serie, se excusa diciendo que “he was into women, because we put it in the script once, but things can change or shift.” [i] (Él estaba interesado en las mujeres, puesto que así lo pusimos en el guión una vez, pero las cosas cambian o evolucionan), pero resulta poco convincente, especialmente teniendo en cuenta la carencia de representación de la comunidad LGTBQ en la serie. De hecho, los mismos guionistas afrontan de manera muy poco adecuada esta problemática cuando en una reunión de vecinos Taylor explica que no pueden organizar una marcha LGTBQ puesto que en Stars Hollow “no hay suficientes gays”, reduciendo la comunidad (representada por un solo vecino, “el vecino gay”) no sólo a objeto sino también a chiste.

Encima de todo esto se  añaden los cachondeos innecesarios y poco respetuosas a otros grupos vulnerables: Emily se ríe de una compañera de las Hijas de la Revolución que es bipolar, y Rory y Lorelai pasan las tardes de verano a la piscina municipal debatiendo cómo es de desagradable ver hombres gordos sin ropa. En esta línea, en el primer capítulo Lorelai responde a un comentario inofensivo de Luke con “Bodyshaming! Trigger warning!”, reduciendo a broma conceptos políticos de los últimos años que precisamente surgen de estas minorías vulnerables. Hablando de minorías, justo es decir que las que no están mal representadas o reducidas a broma, simplemente no  están. La comunidad trans o las personas con discapacitad brillan por su ausencia.

En fi.

En fin.

 

 

Más información relevante:

 


 

[i] "Gilmore Girls: A Year in the Life made a major change to a fan-favourite character" en RadioTimeshttp://www.radiotimes.com/news/2016-11-25/gilmore-girls-a-year-in-the-life-made-a-major-change-to-a-fan-favourite-character

 

Imágenes: Netflix.

 

Irina Cruz

Irina Cruz

Comunicadora audiovisual, doctoranda en cine contemporáneo con visión de género.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR