Las fantasías masculinas de 'Baby Driver'

La crítica está fascinada por Baby Driver. Necesito respuestas.

Baby Driver (dir. Edgar Wright) cuenta las aventuras de Baby (Ansel Elgort), el chófer de un grupo de criminales que es incapaz de vivir sin escuchar música. El concepto es interesante, y ciertamente, durante la primera media hora de la película, pensé que no decepcionaría. ¡Un musical para gente que no admite que le gustan los musicales! Banda sonora escogida con gracia, coreografías, montaje rítmico, Elgort haciendo el papel de imbécil de turno, persecuciones imposibles y explosiones, un abuelo que da mucha ternura. Todo bien… hasta que pasados unos treinta minutos la gracia se pierde, y aún nos queda una hora y media de una película que cae en el peor de los pecados del cine de acción: llega a aburrir.

Clàssics criminals.

Clásicos criminales (EmpireOnline).

Baby Driver es un pastiche de la cultura pulp, el cine de persecuciones de carretera y los romantizados años cincuenta. Los criminales son muy criminales, el héroe es muy heroico y las mujeres son fantasías masculinas. Los personajes, además de planos, son conformados por cada uno de los estereotipos que os podáis llegar a imaginar: el héroe con pasado torturado, la chica dulce con ganas de huir de su triste existencia como camarera del dinner, el mafioso con fachada de hierro, la latina sexy, el novio sobreprotector de la latina sexy… La intención, me imagino, era caricaturizar al máximo estos personajes siguiendo la lógica de la hipertextualidad posmoderna (al fin y al cabo, el film sólo funciona cuando lo hace a través de referentes), pero la realidad es que los personajes resultan tan vacíos que resulta imposible empatizar con ellos.

baby-driver

Camino a matar gente.

Dicho todo esto, vamos a lo que toca: las mujeres de Baby Driver. Podría hablar también de los hombres, pero el espacio de este artículo y el tiempo que me apetece dedicarle a la película son limitados. En Baby Driver hay tres personajes femeninos con peso narrativo. Son pocos, pero más que en la mayoría de películas de acción (qué bajo tenemos el listón…). Los tres personajes son fáciles de catalogar: la madre, la novia y la latina sexy. Por partes.

[A partir de aquí, spoilers de la trama y los personajes]

Debora, la princesa en peligro

baby-driver-edgar-wright-movie-images-lily-james-ansel-elgort

Cuqui.

Debora (Lily James) trabaja en una cafetería con un uniforme muy cuqui y un jefe muy malo. Lily James tiene 28 años, pero Debora está infantilizada de tal manera que aparenta 15, tanto por la estética escogida para ella como por su comportamiento. El personaje, de forma consciente pero no por ello menos triste, remite al cine de los años cincuenta, a la feminidad vulnerable, dependiente e inocente, a un anuncio retro de Coca Cola. Debora se enamora a primera vista de Baby, el héroe, y espera pasivamente ser rescatada por él para vivir aventuras juntos. Su personalidad es inexistente: sólo sabemos que está dispuesta a dejarlo todo por amor y que su sueño es huir “en un coche que no nos podemos permitir, sin ningún plan”. No es casualidad que, a parte de la similitud física, trabaje en la misma cafetería donde lo hacía la madre del protagonista.

Clàssica escena romàntica a la bugaderia.

Clásica escena romántica en la lavandería.

Debora es una fantasía masculina adolescente, una doncella en apuros puesta en peligro continuamente para motivar al héroe. En ocasiones, dicha fantasía es literal: Baby la imagina en color sepia esperándolo en el coche retro con vestidos de ama de casa vintage. Al final de la película -spoiler importante- su fantasía se hace realidad, cuando al salir él de la cárcel Debora sigue esperándolo con una sonrisa. Siempre dulce, vulnerable e infantil, parece sacada de un catálogo de electrodomésticos de los años 50.

Darling, la latina sexy

Queda clar.

Queda claro.

Darling (Eiza González) es parte del grupo criminal para el que trabaja Baby. Sí, la llaman ‘Darling’. Su rol consiste en robar bancos, dispararle a la gente y morrear a Buddy (Jon Hamm, sí, le llaman ‘Buddy’). Como marca el estereotipo de la latina, lleva ropa sexy y flirtea cada segundo que está en pantalla, planos de culo incluídos.

Darling i Buddy.

Darling y Buddy.

TvTropes explica: “Se espera de la latina sexy que sea una buena luchadora que puede cuidar de sí misma, lo que irónicamente la lleva a convertirse en la primera muerte”. Tal cual: Darling muere en un tiroteo por culpa de Baby para motivar a su marido a convertirse en el archienemigo del protagonista. Como datos: la pareja lleva tatuado “his” y “hers” en el cuello (“de él” y “de ella”) y Buddy ha asesinado a hombres por haber mirado “raro” a su novia. Cuando ella muere, Buddy se convierte en un ser irracional dominado por una ira prácticamente animal cuyo único objetivo es acabar con Baby. Si la función de Debora era motivar al héroe, la de Darling es motivar al villano. Sin más.

La madre muerta

Sky Ferreira interpreta a la mare de Baby (GettyImages).

Sky Ferreira interpreta a la madre de Baby (GettyImages).

El último personaje femenino relevante ni siquiera aparece más que en flashbacks, pero tiene peso dramático (si bien completamente prescindible). Se trata de la madre de Baby (Sky Ferreira), camarera y cantante, que murió por culpa de su marido en el accidente que causó problemas de oído a Baby. En los flashbacks del protagonista vemos cómo su marido la maltrataba físicamente, violencia que sirve para justificar que Baby fuera inseparable del iPod que le permitía aislarse de los gritos. Una vez más, mujeres muertas al servicio de la angustia existencial masculina.

En definitiva, Baby Driver puede gustar más o menos, pero es indudable que parte de convenciones completamente sexistas arraigadas en la representación de las limitadas feminidades aceptables: la dama inocente en apuros, la chica sexy que debe morir y la madre muerta como origen del trauma. No hay banda sonora que arregle tal desastre.

Imágenes: Sony Pictures.

Irina Cruz

Irina Cruz

Comunicadora audiovisual, doctoranda en cine contemporáneo con visión de género.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR