'La Bella y la Bestia': colmillos sexys y chicas que leen

Ya podemos ver a Emma Watson interpretando a Bella en la última adaptación de Disney de sus clásicos.

Esto me ha hecho revisionar la que fue siempre mi película favorita de la compañía con espíritu crítico, lo único que puedo decir después de hacerlo es...

embarrassed

La Bella y la Bestia fue la primera película de animación nominada a mejor película en los Oscar, con razón. La animación sigue siendo espectacular, musicalmente tiene una de las mejores bandas sonoras de Disney, la narrativa es rápida y los personajes carismáticos. Me gustaría que os animarais a revisarla también y ver tanto los aspectos positivos, como las grietas que se han abierto con el tiempo y que permiten ver ciertas problemáticas con la narrativa y el tratamiento de los personajes.

Bella, la primera princesa... ¿feminista?

Cuando Linda Woolverton escribió el guion para La Bella y la Bestia lo hizo pensando en una heroína feminista para los años noventa. Admite que su guion sufrió muchos cambios a medida que la película se desarrollaba, y tuvo que pelearse para mantener conceptualmente algunas de las características de la protagonista.

Bella es un personaje nacido en la segunda generación Disney. Cuando, entre finales de los ochenta y principios de los noventa, se produjo un renacimiento Disney con películas como La Sirenita, Aladdin o El Rey León.

Bella es de las primeras, aunque no la primera, heroína Disney que no suspira por un hombre, lee compulsivamente (Alicia ya lo hacía en los años cincuenta), que sueña con vivir aventuras (Wendy también quería vivir aventuras en Peter Pan) y compartirlas con alguien que la sepa escuchar, una mejora comparada con Ariel, que está enamorada de un chico que ha visto una vez y con quien no ha intercambiado ni una palabra ya que... bueno, ella enmudece para poderlo ver. Sin embargo, la historia de Bella tiene unos cuantos baches.

Beauty-and-the-Beast_Belle-Looking-at-Books-e1455045902438

Mmmm, ¿tenéis Crepúsculo?

Al inicio de la película, Bella hace algo impensable en una princesa Disney: rechaza el amor de un macho alfa, Gastón. También salva a su padre del encarcelamiento y tras unas cuántas muestras de maltrato verbal y físico (recordemos que Bestia le ordena que cene con él, le prohíbe comer y se lía a hostias con los muebles de una habitación porque Bella ha desobedecido sus órdenes) consigue escapar. Finalmente en un último acto de semi-empoderamiento le planta cara y le reprocha, mientras le está curando, porque las mujeres ya lo hacemos eso, su mal genio. Aquí cambian las cosas, porque todas sabemos cómo las mujeres podemos cambiar a un hombre maltratador y agresivo con nuestra vagina mágica y unas palabras bien dichas.

Captura de pantalla 2017-03-16 a les 11.04.55

No me toques la rosa

Ahora imaginaos por un momento que sois Bella, para salvar a vuestro padre del encarcelamiento os habéis ofrecido a sustituirlo, estáis encerradas en un castillo, no podéis escapar y, recordad que su sueño era vivir hermosas aventuras. Por muy simpático que sea vuestro carcelero, ¿no intentaríamos escapar? El hecho de que a Bella le guste leer tampoco se ve recompensado en ninguna acción ingeniosa que podría realizar gracias a su conocimiento y supuesta inteligencia, sencillamente es una afición que puede compartir con Bestia. Bella es secuestrada (Bestia malota), Bella se pone en peligro (lobos) y es salvada (gracias, Bestia), Bella es secuestrada de nuevo (Gastón malote) y de nuevo es salvada (gracias, Chip), finalmente, Bella se enamora.

beauty-and-the-beast-Favim.com-545082

Solucionado

Bella es la que ha gozado de popularidad en el merchandising de Disney, pero narrativamente el protagonista de la película es la Bestia. Él es el personaje con el arco evolutivo que, finalmente, se da cuenta de que si amas a alguien no lo puedes tener encarcelado (¿podemos aplaudir irónicamente por favor?). Bestia evoluciona de hombre peludo con mal genio que aprisiona padres y maltrata mujeres a hombre peludo sensible, amable y pacifista. El hombre que, finalmente, después de ser mínimamente amable y mostrar su gran... biblioteca, consigue que la chica más simpática y guapa del pueblo enamore de él a pesar de que es peludo y tiene colmillos. Score.

Beast-Smile-disney-31219990-450-250

No es como las otras

Bella también cae en un tópico constante en el género de ficción: no es como las otras chicas. Esto, que quizás os podría parecer un cumplido, en realidad no cae lejos del tópico de la cool girl que ya hemos mencionado en otros artículos.

Bella no es como las otras mujeres del pueblo, que o bien son madres o bien objetos sexuales superficiales y estúpidos. Como bien indica este artículo de The Mary Sue, esta acepción es una muestra más de sexismo benevolente. Pensemos en las otras mujeres que tienen aproximadamente la misma edad que Bella, las Bimbettes, las trillizas del pueblo. Ellas representan las otras, chicas superficiales, estúpidas, que literalmente casi se desmayan cuando pasa Gastón, ignorando sus defectos evidentes. También es interesante ver cómo estas chicas llevan ropa más provocativa que Belle, enseñando hombros y un poco de escote.

Captura de pantalla 2017-03-16 a les 10.55.01

Bah, todas las mujeres son iguales

El problema con este tropo es que dibuja una línea imaginaria entre mujeres, separando las mujeres "valiosas", del resto de mujeres, frívolas, superficiales y tontos. Claramente este tropo no promueve la sororidad entre mujeres, también plantea el hecho de que una mujer lea como una excepción a la norma, lo que, por supuesto, es absolutamente falso.

Bella y bestia son

Se ha hablado mucho de la relación disfuncional de la Bella con la Bestia y de cómo su mágica relación se acerca más al síndrome de Estocolmo que a un gran idilio. La revisión obligatoria del clásico me ha hecho ver que, realmente, llega a un punto en la película en que la relación se ve bastante adorable. Bella no se enamora de él a primera vista, como si hace Ariel o varias princesas Disney previas a este personaje, sino que la relación se forma con el tiempo (nunca se especifica el tiempo real que pasan juntos, ¿Una semana? ¿Un mes? ¿Unos días?), la Bestia es, como he mencionado, un personaje que puede ser estimable sin llegar a la perfección irreal de Eric de La Sirenita o Philipp de La Bella Durmiente, aportando un carisma que los otros príncipes no tienen.

giphy

La adorabilidad se limita al momento en que ella es rescatada hasta el final del mítico baile con el traje amarillo. Antes, él es un personaje controlador, agresivo y criminal (sí, el secuestro es un crimen). Justo cuando termina el baile se te vuelve a recordar como espectador que, en realidad, ella es una prisionera. Recordemos la escena en que él le pregunta si ella es feliz y, al contestar que echa de menos a su padre, en vez de ofrecerse inmediatamente a acogerlo en el castillo, pero esta vez ambos como invitados y no prisioneros, le ofrece el espejo mágico (Skype) para que lo pueda ver. Ya sabemos que tener a los suegros en casa es un palo, Bestia pero, joder, tienes un castillo muy grande para perderlo de vista.

Captura de pantalla 2017-03-16 a les 11.19.46

¿Estás prisionera en un castillo y echas de menos a tu padre? ¡Skype!

La subversión del tópico romántico en la que es el príncipe quien libera a la princesa de una maldición con un beso se aplica aquí, cuando es el amor de Bella el que libera a la Bestia del hechizo al que él y sus siervos están sometidos. Bella no tiene, sin embargo, las escenas heroicas de las que disfrutan los príncipes que rescatan a princesas, desde enfrentarse con un dragón, como la Bella Durmiente, a empalar a un pulpo gigante como la Sirenita.

La belleza está en el corazón

Me gustaría poder hablar con la hechicera que maldice a la Bestia. Imagino que la conversación iría así: En primer lugar señora, el niño tiene once años, me parece que es un poco demasiado convertirlo en un señor peludo, en segundo lugar, ¿era necesario también maldecir a todos sus siervos? En tercer lugar, ¿una lección sobre superficialidad no debería terminar con la aceptación de su propio cuerpo y no su transformación? Y ¿qué mérito tiene enamorarse de la chica más guapa del pueblo?

Captura de pantalla 2017-03-16 a les 10.57.47

Señora, creo que no se lo ha pensado mucho

Uno de los problemas de este planteamiento es que, desde el inicio, se indica claramente que el problema de la Bestia no radica tanto en su apariencia física sino en su personalidad. Cuando aprisiona a Bella y los siervos intentan que la seduzca (cómplices de secuestro) no paran de repetir que controle su genio. Bella no está interesada en el tipo más guapo del pueblo, en ningún momento se muestra en la heroína como alguien superficial. Por tanto, el hecho de que él no sea bello no es un problema vital al enamoramiento.

Bestia tiene imperfecciones que, como hemos dicho, lo alejan de otros príncipes de Disney, esto lo hace a partes iguales interesante y problemático (ya hemos hablado de sus ataques de ira). Bella, por otro lado, es exactamente como cualquier princesa Disney, es decir, perfecta: es guapa, es sensible y es amable, es más, es la más bella del pueblo Y SE LLAMA BELLA, POR EL AMOR DE DIOS. Sería interesante que una película donde se habla de la belleza interior no repitieran hasta la saciedad lo bonita que es la protagonista.

Captura de pantalla 2017-03-16 a les 10.53.47

Este es un tropo muy común en el cine, el hombre feo con la mujer guapa: Los Picapiedra, Scott Pilgrim vs the World, Family Guy, Big Bang Theory, Modern Family... Es el cuerpo de la mujer el que ha sido objetivado por los medios de comunicación, es el cuerpo de la mujer el que es inválido sexualmente y poco representado cuando no es heteronormativo. Me gustaría ver una película de Disney con una protagonista que no caiga en los cánones heteronormativos. En caso contrario, tenemos dos ya, La Bella y la Bestia y El Jorobado de Notre Dame, ¿cuándo nos dirá Disney que la belleza de las mujeres también está el interior?

Gastón, el macho alfa

Lo mejor para el final (no es ironía). Si hay algo que creo que distingue La Bella y La Bestia de sus predecesoras es la construcción del antagonista. Hasta ahora, los grandes éxitos del género Disney con "princesas" (Blancanieves, la Bella Durmiente, Alicia, la Sirenita...) casi siempre contaban con una antagonista femenina, normalmente sexualizada y, seamos claros, la versión "liberada" de su contraparte benigna. Una revisión de estos clásicos hace que veamos con cierta simpatía a Úrsula, Maléfica, incluso a la madrastra, por ser mujeres que representan un empoderamiento poco común en la época. Gastón es un antagonista que, con el tiempo, provoca cada vez más rechazo.

gaston-assetjament

Gastón es como Joffrey en Juego de Tronos, a todo nos encanta odiarlo. La construcción del antagonista es ideal para ver todos los aspectos negativos de una masculinidad tóxica. Gastón es fuerte, ágil, sabe luchar, sabe cazar y es peludo, Gastón es envidiado por todos los hombres y admirado, es el ejemplar perfecto de masculinidad heteronormativa. Gastón es el tipo que te pediría una foto sexy en el Tinder y al negarte te mandaría a la mierda, probablemente también te envíe una foto de su pene. Gastón es un antagonista que no ha pasado de moda, páginas como #ByeFelipe nos muestran que en el mundo aún existen Gastones.

gaston-porta

#BYEFELIPE

Gastón muestra su faceta de acosador sexual al inicio de la película, se siente con derecho sobre Bella y no puede imaginarse una negativa por su parte. Evidentemente una película para niños no podía mostrar la parte oscura de este tipo de comportamiento, pero todas sabemos el peligro de un Gastón en la vida real. En el momento en que ella lo rechaza, conseguirla se convierte en parte de la caza. Gastón quiere forzar a Bella a que se case con él, Gastón se siente propietario de la protagonista, Gastón es más peligroso que una manzana envenenada.

mine

Es significativo como, en vez de sufrir ostracismo como otros antagonistas Disney, se enfatiza como Gastón es reverenciado y admirado por todo el pueblo, como él es el modelo a seguir mientras que a Bella se la ignora completamente. En este caso la película dibuja un retrato muy real del machismo social.

 Adaptación en el 2017

Es fácil ver los errores en una película hace casi veinte años. Será interesante ver cómo adaptan la narrativa a un feminismo contemporáneo y si se solucionan los problemas relacionales entre la pareja protagonista o si será un calco de la versión original con personajes de carne y hueso. Los directores tienen la oportunidad de transformar a Bella en una heroína que muestra no sólo su amabilidad sino también su inteligencia, también podrían transformar la Bestia de un secuestrador y maltratador en una opción real de pareja romántica.

Nora Soler

Nora Soler

Diseñadora especializada en comunicación interactiva. Ilustra y escribe para Zena.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR