La cultura ‘nerd’ y Donald Trump

Mientras el mundo sigue en estado de shock por la victoria de Donald Trump en las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos, han sido muchos los analistas que han intentado averiguar el porqué de su triunfo, sobre todo intentando descubrir quiénes son los perfiles de sus votantes y cuáles son las decisiones que los han llevado a inclinarse por él. Un artículo de Willie Osterweil en Real Life apunta a una posible bolsa de votantes: los nerds, o los que en catalán y castellano conocemos como friquis.

Hace un par de meses, en Zena analizamos cómo la serie de Netflix Stranger Things reivindicaba la figura del friqui y extendía su significación para designar otros tipos de colectivos oprimidos –negros, queer y personas con alguna discapacidad. Osterweil añade complejidad a esta representación, y sostiene que el mito del nerd, una especie de macho blanco beta oprimido por machos blancos alfa, se creó para invisibilitzar las luchas sociales de la segunda mitad del siglo XX en los Estados Unidos, protagonizadas por colectivos negros, feministas y LGTBI. Y lo justifica repasando la emergencia, durante los ochenta, de una filmografía protagonizada por friquis, como por ejemplo Meatballs, The Goonies, Karate Kid, Back to the Future y, sobre todo, Revenge of the Nerds, donde muchas de las venganzas de los protagonistas no iban dirigidas a los hombres blancos que los habían discriminado, sino a colectivos oprimidos.

El artículo analiza cómo la figura del nerd contribuye todavía hoy a justificar -de manera más o menos camuflada- conductas clasistas, racistas y machistas mediante la mitificación de su opresión y su consecuente resentimiento hacia la sociedad. Lo hace empleando el ejemplo del Gamergate, un movimiento formado esencialmente por jugadores de videojuegos blancos y machos que se dedicaron a asediar a mujeres, personas queer o negras. En definitiva, todo lo que no encajaba con la imagen tradicional de jugador de videojuegos. Nosotr@s añadimos que el movimiento de los Puppies, que se ha dedicado a boicotear las últimas ediciones de los premios de ciencia-ficción Hugo con el fin de que tantos nominados como sea posible sean machos blancos, también cae dentro de esta definición.

Para Oswell, una de las razones que motiva la ira contemporánea de los nerds es que se sienten afectados por lo que perciben como la destrucción de la meritocracia en manos de la corrección política y de quienes supuestamente la defienden, denominados Social Justice Warriors (Guerreros de la Justicia Social), y es por eso que se pueden sentir atraídos por el discurso de Trump.

Imagen de portada: imagen promocional de ‘Revenge of the Nerds’. Fuente: Century Fox.

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR