'Halloween' y el género 'slasher'

Llega esa época del año cuando además de comer castañas y panellets también está de moda pasar miedo.  Y como lo vintage también está a la orden del día, me vino a la mente la primera película de Halloween (1978), el debut cinematográfico de Jamie Lee Curtis y el que la catapultó a la fama.

La película está dirigida por John Carpenter (La Cosa, Golpe en la pequeña China) y se convirtió en todo un fenómeno, siendo la primera película de lo que ha acabado por convertirse en la franquicia Halloween y a la que a día de hoy le siguen siete secuelas y dos precuelas, Halloween: resurrección y Halloween: el origen.

La historia empieza en Haddonfield durante una noche de Halloween cuando el niño de seis años Michael Myers (interpretado de adulto por Nick Castle)  asesina a su hermana mayor. El niño es llevado a un psiquiátrico, del que escapa quince años después y decide volver a Haddonfield para acabar lo que empezó,  matar a su hermana pequeña Laurie (Jamie Lee Curtis).

El pequeño Michael Myers (Fotograma de la película)

El pequeño Michael Myers (Fotograma de la película)

Laurie es una adolescente  responsable,  inteligente e inocente que va a pasar la noche de Halloween haciendo de niñera. En la casa de enfrente una de sus compañeras de clase también está cuidando de una niña, pero ella, no tan responsable, envía a la niña a la que cuida con Laurie para poder quedar con un chico. A partir de aquí empieza la masacre y todos los amigos irresponsables y promiscuos de Laurie van cayendo a manos de Michael Myers.

Michael Myers al acecho (Fotograma de la película)

Michael Myers al acecho (Fotograma de la película)

Mientras tanto, el psiquiatra que trataba a Myers, el Dr. Loomis (Donald Pleasence), le va siguiendo la pista y lo va buscando por Haddonfield, ya que conoce sus intenciones. Laurie se da cuenta de que algo va mal cuando recibe llamadas silenciosas de casa de sus amigos. Cuando va a la casa se los encuentra muertos y es entonces cuando ve a Michael Meyers, el hombre al que lleva viendo observándola todo el día desde coches y jardines. Laurie vuelve a la casa con los niños y se enfrenta a Myers, quien parece inmortal, ya que nunca consigue matarle. Finalmente, el Dr. Loomis, que ha conseguido encontrarle, le dispara y Myers cae por la ventana, pero mala hierba nunca muere, ya que cuando Loomis se asoma Michael Myers ha desaparecido.

Laurie (Ftograma de la película)

Laurie (Fotograma de la película)

Como he dicho, la película Halloween se convirtió en todo un fenómeno, convirtiéndola como ejemplo a seguir dentro del género de películas slasher (Viernes 13, La Matanza de Texas, Se lo que hicisteis el último Verano y, aunque anterior, veréis que la película también tiene algunas reminiscencias a Psicosis). Slasher es un subgénero dentro de las películas de terror dónde el villano suele utilizar armas como cuchillos, sierras, machetes… en fin, cualquier objeto puntiagudo o cortante, de ahí el término slash, que significa cortar o rajar en inglés. Sus víctimas suelen ser personas promiscuas, poco responsables, dadas al sexo y/o al alcohol. Como película slasher por excelencia encontraréis tropos que os sonarán de otras películas que ya se encargaron de aterrorizaros, el tío del cuchillo, víctimas jóvenes pasando un fin de semana de fiesta desenfrenada y, por supuesto, la final girl. El término final girl fue acuñado en los noventa por Carol J. Clover en su libro Man, Women and Chainsaws: Gender in the Modern Horror film.

La protagonista de Halloween, Laurie, encarna a la perfección las características de ésta clase de personaje: joven, inocente, virginal, la superviviente. En contraste con sus amigos, Lauire es muy aniñada, es más, es interesante que se la sitúe en gran parte de la película en compañía de niños participando como una más, viendo películas y jugando. Laurie nunca decide enfrentarse al asesino sino que huye de él, pero finalmente se ve obligada a hacerle frente. No obstante, en este caso Laurie es despojada del único momento de gloria del que dispone la final girl, y es que ni si quiera acaba con el villano, convirtiéndola así en una víctima más, en vez de en una heroína.

Que este fenómeno se repita en muchas películas de terror da a pensar que más que sus habilidades defensivas, es la pureza y excelencia moral de las protagonistas, y en este caso en particular de Laurie, lo que las convierte en supervivientes, creando así una vez más un personaje femenino pasivo, victimizado e inocente.

Laurie y Michael Myers (Fotograma de la película)

Laurie y Michael Myers (Fotograma de la película)

En conclusión, Halloween es todo un clásico del cine de terror y qué mejor plan para la noche de Halloween que disfrutar de la película que comparte nombre con esta festividad. Al estar dentro del género slasher no esperéis escenas gore (lo que puede ser positivo o negativo dependiendo de lo que os guste) pero si hay tensión de la que os mantiene al filo del asiento. ¡Ah! Y no quiero dejar de mencionar la banda sonora, que se convirtió en otro clásico y acaba de hacerlo todo un poco más creepy. Aquí la dejo, para que os vayáis poniendo en modo halloweenesco.

Imagen de portada: Compass International.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR