Eternas damiselas en apuros

Hace un mes seguidoras de Twitter volvían a manifestarse a favor de las mujeres con el reivindicativo hashtag: #visibilizaciónenlaficción.

Como explicamos en Zena,  esta campaña buscaba reivindicar los personajes femeninos en el mundo de la ficción otorgándoles la importancia que estos se merecen, ya que suele ser menor de la que reciben sus colegas masculinos.  Los personajes femeninos suelen ser relegados a un segundo plano por igual o más relevante que sea su papel.

En las películas de ficción, el héroe acostumbra a ser un hombre y el personaje femenino está presente como simple interés amoroso del protagonista, sin ninguna característica o rol relevante. La mayoría de las veces parece estar para que el superhéroe en cuestión se luzca rescatándola de las garras del villano de turno. En resumen, no sólo tienen la desgracia de aparecer como novias de, sino que además son transformadas en damiselas en apuros. Normalmente es el amor lo que las convierte en víctimas, ya que son la kriptonita del héroe.

Un claro ejemplo de este caso es el personaje de Mary Jane en las películas de Spiderman. En la primera de las películas que inició toda la franquicia del hombre araña, Mary Jane (Kirsten Dunst) es la chica guapa, con sueños de ser actriz que vive en los suburbios de Nueva York y en un entorno familiar problemático; en resumen, desde el minuto uno está pidiendo ser rescatada. No sólo eso, además, en esta primera entrega pasa por los brazos de dos hombres. Al comienzo de la película, como su título de chica guapa le otorga, es la novia del típico ejemplar de instituto americano, el malote;  guaperas no poseedor de una gran inteligencia.

Al acabar el instituto es la novia de Harry Osborn, cuyo padre la acusa de estar con su hijo por dinero. Al terminar la película está dispuesta a lanzarse a los brazos de Peter Parker. Éste la rechaza a pesar de haber estado enamorado de ella toda la vida, ya que al ser su otra identidad Spiderman la estaría poniendo en peligro. Ello crea el típico dilema corazón-razón por el que suelen pasar esta clase de personajes: ¿me entrego al gran amor de mi vida a pesar de estar poniéndola en peligro? ¿Y una vez está en peligro, la rescato a ella antes o al resto de la ciudad de Nueva York? No obstante, a Mary Jane no le hace falta convertirse en la novia del protagonista para acabar envuelta en un apuro, sólo en el primer filme es rescatada un total de tres veces. Y la situación no cambia en las dos películas que le siguen.

F: Sony Pictures Entertaintment.

F: Sony Pictures Entertaintment.

En resumen, Mary Jane es un personaje que dentro de la saga podría ser bastante prescindible. No tiene nada especial que la haga necesaria o nada que destaque en ella. Por suerte, en El Increíble Spiderman, el reboot de la primera franquicia, hay ligeros cambios. Gwen Stacey, el equivalente a Mary Jane, el gran amor del hombre araña, es inteligente, decidida y valiente y en más de una ocasión colabora con Spiderman, pudiéndose decir que ambos trabajan como un equipo. Además, sólo en la segunda película, El Increíble Spiderman: la amenaza de Electro, protagoniza el papel de damisela en apuros.

Gwen Stacy. F: Wikipedia

Gwen Stacy. F: Wikipedia

Aunque parezca que estos roles son cada vez menos frecuentes y que las mujeres están adquiriendo cierta importancia en el mundo de la ficción, estos papeles continúan siendo bastante comunes. Que se lo digan a Rachel McAdams en Doctor Strange, interés amoroso del protagonista que en esta ocasión no llega ni a interpretar el papel de dama en apuros. Otro personaje que, al igual que Mary Jane, si no apareciese no alteraría a para nada el argumento de la película, simplemente el héroe en cuestión tendría que buscarse otro dilema moral.

Dr. Strange, Christine Palmer. F: MovieWeb

Dr. Strange, Christine Palmer. F: MovieWeb

 

Imagen de Sony Pictures Entertainment.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR