El polémico feminismo de las nuevas Supernenas

Las Supernenas se estrenó en Cartoon Network en 1998, en una época en que todos los niños de los 90 con el privilegio de la tele por satélite se pasaban las tardes enganchados a El laboratorio de Dexter, Johnny Bravo y Los autos locos.

Por entonces, yo era muy inocente y, a parte de creer que Hanna-Barbera era una señora, pasaba horas enganchada a la tele de mis abuelos viendo capítulos de Las Supernenas, una de las pocas series con protagonistas femeninas del canal. Por eso, cuando el pasado año Cartoon Network estrenó nuevos capítulos de la serie que acabó en 2005, me senté a verlos esperándome lo peor. Al fin y al cabo, la nostalgia provoca que recordemos con cariño historias que, vistas desde nuestra posición actual, son… difíciles de aceptar.

Les Supernenes originals, molt cuquis.

Las Supernenas originales, muy cuquis.

Azúcar, especias y muchas cosas bonitas

Según el opening de la serie original, fue el Profesor Utonio quien creó a las Supernenas, con “azúcar, especias y muchas cosas bonitas”, pero también con la sustancia X, que otorga a las niñas sus súperpoderes.

El concepto es hiperfemenino de la forma más tradicional posible, como se deriva de la fórmula del profesor, pero la serie complica dicha hiperfeminidad cuestionando los estereotipos de género: Pétalo, la líder, es racional y ama la lectura; Burbuja, la más inocente, basa su superpoder en la empatía y la protección del medio ambiente; y Cactus, la más impulsiva, tiene un carácter duro y disfruta repartiendo golpes. Por otra parte, el profesor representa un ejemplo interesante de masculinidad positiva como figura paterna de las niñas.

El professor també és cuqui.

El profesor también es cuqui.

Pese al esfuerzo por alejarse de los tópicos de género y crear personajes femeninos interesantes, la hiperfeminidad no deja de ser una estrategia para disfrazar la violencia de las mujeres (niñas, en este caso) con azúcar, especias y cosas bonitas que planteen el poder femenino de forma no amenazante. ¿Se trata del equivalente infantil de la sexualización de las superheroínas adultas? Probablemente. Las Supernenas, al ser niñas, no pueden ser representadas de forma sexualizada (aunque parece que esto está dejando de importar), pero sí como niñas dulces e inocentes que no representan un peligro real.

¿Quién tiene el poder?

Los nuevos capítulos de Las Supernenas no son muy diferentes respecto a los originales. Cuentan con una nueva canción en el opening, interpretada por la banda de rock feminista Tacocatmuy recomendable!). La animación es más afinada de acuerdo al estilo actual de la cadena y el diseño de las protagonistas ligeramente más femenino, pero la esencia sigue siendo la misma: la redefinición del superheroísmo con colores brillantes y purpurina. Pétalo, Cactus y Burbuja siguen salvando a Townsville y a su ridículo alcalde de los súper villanos.

La nueva temporada no le da vueltas a la historia de origen de Las Supernenas ni intenta construir nuevas narrativas, simplemente recupera a las protagonistas y a algunos de los personajes más icónicos y los sitúa en nuevas situaciones. El hecho de que la serie hace ahínco en la relación entre las tres niñas y en los problemas que genera el mal genio de Cactus la hace aún más interesante, dándole profundidad a personajes que tendían a ser algo planos.

Les noves Supernenes.

Las nuevas Supernenas.

En las nuevas Supernenas claramente se han intentado incorporar elementos del feminismo, con mayor o menor éxito. El tema principal de la serie es un canto al empoderamiento (“¿Quién tiene el poder? ¡Nosotras tenemos el poder!”), pero no es la única muestra. En los primeros capítulos vemos a Cactus unirse a un equipo de roller derby, un deporte ampliamente asociado a los principios del feminismo y la cultura queer, como también lo ha sido el propio personaje, que pone en cuestión más que nadie las normas de la feminidad. En otro episodio aparece un villano llamado Man Boy, que ha sido interpretado como una parodia de los activistas misóginos presentes en internet. Man Boy ataca la ciudad de las Supernenas para recuperar “la masculinidad original” de Townsville, pero es obviamente vencido por las superheroínas.

Man Boy, el malvat de la masculinitat.

Man Boy, el malvado de la masculinidad.

Potencial feminista

La intención de la serie es positiva, sin duda, pero varios capítulos plantean historias problemáticas. En el episodio “Donny el unicornio”, por ejemplo, se intenta hablar de la experiencia de la transexualidad a través de la figura de Donny, un caballo que quiere ser un unicornio. Lo que podría haber sido una forma interesante de plantear una realidad se pierde en un capítulo del todo bizarro, basado en estereotipos esencialistas que provocaron críticas desde el activismo trans.

L'unicorn de la polèmica.

El unicornio de la polémica.

Ése, el icónico villano de la serie original, también reaparece en los nuevos capítulos. Se trata de una especie de demonio con tacones y con tutú rosa, ejemplo perfecto de la codificación queer de los villanos: la tendencia a asignar aspectos considerados femeninos, como la forma de vestir o de moverse, a personajes masculinos malvados, reforzando el estigma cultural contra la feminidad (en hombres y, de forma diferente, en mujeres).

Ell, plomes roses i botes de taló.

Ése, plumas rosas y botas de tacón.

Los dos casos son ejemplos de personajes o tramas que, pese a nacer de una decisión consciente por incluir la diversidad de sexo y género de forma crítica, refuerzan estereotipos negativos. Las críticas a Las Supernenas son, por lo tanto, completamente válidas. Cabe reconocer la intención de crear un producto cultural para niñas y niños que, en los años noventa, desafíe mínimamente las normas, pero hoy en día tenemos multitud de series y películas relevantes desde este punto de vista, por lo que Las Supernenas debería esforzarse más si realmente quisiera posicionarse como una serie feminista.

Imágenes: Cartoon Network.

Irina Cruz

Irina Cruz

Comunicadora audiovisual, doctoranda en cine contemporáneo con visión de género.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR