SW_Rey

El despertar de la Fuerza: adiós (a medias) al Síndrome Trinity

La nueva película de la saga creada por George Lucas no arregla todas las carencias de género que arrastraban la trilogía original y las precuelas. Aún así, da un paso adelante en la representación femenina gracias al personaje de Rey.

AVISO: El artículo contiene SPOILERS de El despertar de la Fuerza.

Una nueva esperanza

Rey (Daisy Ridley) no sólo es importante para la representación de las mujeres en Star Wars, sino que es, en general, uno de los personajes femeninos fuertes más positivos de los últimos tiempos.

En primer lugar, porque implica que una mujer también puede tener un talento innato. Rey puede pilotar el Halcón Milenario con maestría sin haberlo hecho nunca antes y aprende a realizar algunos trucos con la Fuerza por su cuenta. Exactamente igual que hacían Anakin Skywalker y Luke en las sagas anteriores.

La Viuda Negra, Hermione Granger, Trinity o Hope van Dyne son personajes femeninos fuertes que han aparecido en las pantallas en los últimos tiempos, pero que suelen tener unas habilidades adquiridas en base a trabajo y esfuerzo. No como su compañero masculino (Capitán América, Harry Potter, Neo y el Hombre Hormiga), el verdadero héroe, que suele tener un talento o una condición de elegido que le hace ser el mejor, en muchos casos sin tener que practicar mucho. En otras ocasiones, la inclusión de personajes femeninos fuertes termina siendo una actualización más adecuada a los tiempos que corren de la dama en peligro o el interés amoroso del protagonista.

Rey -siguiendo el camino trazado por Imperator Furiosa en Mad Max- da la vuelta a todas estas situaciones. Está en peligro y es capturada por los malvados, pero supera la prueba por sus propios medios. La escena con Kylo Ren (Adam Driver) en la nave de la Primera Orden es un ejemplo de ello. Si en Jessica Jones el control mental sirve para explorar las devastadoras consecuencias de vivir en una relación abusiva y sufrir una violación, en Star Wars es precisamente una escena de control mental la que permite a Rey entrar en contacto con la Fuerza. A pesar de estar atada, aturdida y completamente a expensas de los poderes de Ren, que le lee la mente a placer, Rey es capaz de deshacerse del control mental para, finalmente, ser ella quien consigue leer algunos de los pensamientos del chico.

En situaciones en las que necesita ayuda masculina, los hombres están ahí para ayudarla, no para salvarla. Ella y Finn trabajan codo con codo para huir con el Halcón Milenario. Rey aprovecha la lucha entre su amigo y Ren para coger fuerzas y terminar reclamando el sable láser que perteneció a Anakin y Luke Skywalker, en la escena que la corona como heredera de los dos jedi.

La crítica a Rey más evidente es que cumple con los cánones de belleza occidentales: es guapa y delgada. Sin ir más lejos, Carrie Fischer tuvo que adelgazar para volver a interpretar a Leia en la misma película. A pesar de ello, el vestuario de Rey dista mucho del de su predecesora. Esta cuestión, no obstante, la dejamos para próximos artículos de Zena.

¿Por qué, Leia?

A pesar de las buenas sensaciones del personaje de Rey, el espectador no debe olvidar que, hace treinta años, ya existió la posibilidad de ver a una mujer convertirse en jedi. Leia es tan hija de Anakin Skywaker como lo es Luke. En El despertar de la fuerza, no obstante, sabemos que Leia no ha seguido los pasos de su hermano.

Aunque ha dejado de ser la princesa y ha paso a ser general, el rol de Leia en la película no dejará de ser secundario y estará marcado por la relación con su ex, Han Solo, y con Kylo Ren, su hijo. Falta por ver qué rol tendrá Leia en la nueva trilogía, pero de momento sabemos que quien se ha jugado el tipo yendo a buscar a su retoño es Han Solo. Se sabe que Harrison Ford estaba harto de su personaje, pero una no puede evitar preguntarse qué hubiera sucedido si quien hubiera ido al encuentro de Kylo Ren hubiera sido la madre y no el padre.

La Princesa Leia es un personaje difícil de analizar desde una perspectiva de género. Su aparición enfundada en un bikini de metal como esclava de Java el Hutt en la tercera entrega de la saga se convirtió en una de las más reproducidas del personaje. En contra de Leia también hay el dejar de lado su compromiso con la rebelión para salvar a su macho, Han Solo, y el hacer explotar la barcaza de el Hutt con todas sus esclavas dentro.

A favor de ella juega que su título de princesa, con las cargas que la cultura popular ha asociado a esta condición, no le impide disparar pistolas láser o comandar tropas. Tampoco ser insolente con Han y Luke, actitud comprensible dada la relación con Solo y el ambiente testosterónico en el que se mueve. Rey, en cambio, ya no necesita estar a la defensiva con Finn para marcar su territorio. Con todo, el personaje de Leia se ha incluido en la lista de personajes femeninos que forman parte del Principio de la Pitufina. Es decir, mujeres que en un mundo masculinizado representan el género femenino, a menudo de forma estereotipada.

Irrelevancia en los cines, más presencia en productos alternativos

En general, Star Wars ha sido poco representativo en cuanto a sexo, raza u orientación sexual se refiere. En El despertar de la Fuerza, el trío protagonista lo completan el ex stormtrooper Finn (John Boyega), negro, y Poe Dameron, interpretado por un actor de ascendencia colombiana, Oscar Isaac.

En la trilogía original, al lado de Leia había Mon Mothma, la líder de la Alianza Rebelde. Aparece brevemente en El retorno del Jedi, perso su personaje ha sido explorado en otros productos de la franquicia. El resto de personajes hembra, bastante secundarios, tienen roles asociados a la feminidad tradicional: o bien son strippers o esclavas o bien son mujeres de perfil maternal, como la tía Beru de Luke Skywalker. Al parecer, George Lucas eliminó del montaje final escenas com pilotos femeninas de la Rebelión.

En las precuelas, el rol de los dos referentes femeninos es aún peor, al pivotar alrededor de Anakin Skywalker. Ellas son la causa por la cual él se convierte en Darth Vader. La madre de Anakin, Shmi, fuerte y decidida en La amenaza fantasma, es capturada y asesinada en la segunda. Anakin masacrará todo un pueblo para vengarle, acción que le aproxima claramente al lado oscuro.

Padme Amidala pasará de ser la reina prodigio del primer episodio a una senadora astuta y luchadora en el segundo. Pero en el tercero será un personaje insignificante, hasta el punto que morirá literalmente de pena en ver a su hombre convertido en un ser abominable. Es grave que, a pesar de sufrir un proceso de transformación hacia unos roles femeninos más tradicionales, ni su condición de madre de dos hijos sanos sean motivo suficiente para seguir viviendo. En el fondo, su inconsistencia como personaje radica en su condición de motivo último por el cual Anakin se pasa al lado oscuro.

En las precuelas hay más personajes femeninos secundarios que en las originales –hay una asesina a sueldo y todo–, pero sus roles suelen ser bastante tópicos. Las damas del séquito real de Amidala revelan chispas de valentía. En La venganza de los Sith, la única jedi que vemos asesinada por los clones muere sin oponer resistencia, a diferencia de sus compañeros. Y su atuendo es bastante revelador.

En la nueva trilogía, además de Rey y Leia, hay dos personajes femeninos más con agencia. Phasma se esconde detrás de una máscara y es derrotada a la primera. Maz Kanata es una alien. Eso sí, a diferencia de los filmes originales, aparecen mujeres piloto. Y, además, no mueren en combate.

A pesar de los avances, no deja de ser significativo que la mayor parte de personajes femeninos con agencia en Star Wars aparezcan en los productos relacionados con la franquicia, como los videojuegos y los cómics, y no en las películas, que son el producto más popular.

Imagen: fotograma de 'El despertar de la Fuerza'


T'agrada la nostra feina?

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR