Desigualdad y pensiones: un problema futuro con respuestas presentes

Las pensiones que reciben las mujeres en España son, de media, un 30% más bajas que las de los hombres. A pesar de que las cifras actuales no sirven para afirmar que una mujer joven que trabaja ahora terminará cobrando una pensión un 30% inferior a la de un hombre, la OCDE destaca que con nuevos modelos de conciliación familiar se reduciría la diferencia en un futuro.

La OCDE atribuye la diferencia en las pensiones al hecho que las mujeres que ahora son mayores de 65 años tienen más posibilidades de haber trabajado en trabajos de media jornada y de menor retribución que los hombres de su generación. También han pasado más tiempo cuidando niños o niñas o parientes a lo largo de su vida, actividades que no se tienen en cuenta a la hora de calcular la cantidad que se percibirá de pensión en el futuro.

Por todo ello, las mujeres mayores de 65 años de ahora tienen más posibilidades de recibir pensiones mínimas o ayudas. También de no recibir ninguna pensión, aunque las estadísticas publicadas por la OCDE no las incluyen.

Las jóvenes, más bien formadas 

Una de las diferencias entre el perfil de mujer que ahora recibe una pensión y el de una mujer que la recibirá dentro de veinte, treinta o cuarenta años, es su formación. La OCDE apunta que, entre las generaciones nacidas hasta dos décadas después de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres tienen menos estudios superiores que los hombres, y que el acceso de la mujer a los estudios universitarios no se produjo de forma generalizada hasta muchas décadas después. Su Encuesta de Habilidades de los Adultos de 2012 es una prueba de ello. La diferencia entre las mujeres jóvenes y las que tienen entre 50 y 65 años fue de 65 puntos.

Así pues, el hecho que ahora las jóvenes estén más formadas sugiere que, al menos de entrada, ahora se parte con mejores condiciones para obtener puestos de trabajo más bien remunerados. De hecho, ya hay más mujeres que acceden a estudios superiores que hombres, de manera que todo hace pensar que, en un futuro, las diferencias se reducirán.

Repensar el estado del bienestar

A pesar de la ventaja inicial, hay factores que matizan el optimismo. La OCDE destaca que la igualdad en las pensiones seguirá siendo un reto en los próximos años “por la diferencia persistente en ganancias entre hombres y mujeres y por el reparto diferente en las labores domésticas y de cuidados”. Explica que se necesita un enfoque que englobe el ámbito laboral y las políticas sociales y familiares para abordar los retos a los cuales se enfrentan las mujeres en general y los padres y madres que trabajan.

En muchos casos, como en el de España, se trataría de replantear el estado del bienestar. En este análisis, el sociólogo y profesor de la Universidad Pompeu Fabra Gøsta Esping-Andersen habla sobre cómo abordar la cuestión. Hay que tener en cuenta que en el texto se detallan medidas que implican una inversión del Estado y una remodelación de los sistemas de provisión de servicios públicos que, con la crisis económica, es mucho más difícil de abordar.

desigualtat i pensions

Imagen: Brecha en las pensiones de algunos países de la OCDE el 2011. Fuente: OCDE

Las diferencias de género, en un clic

En motivo del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo), la OCDE ha lanzado un portal con estadísticas sobre la igualdad de género en sus países miembros. Los datos sobre las pensiones son un ejemplo de ello.

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR