María Castejón_1024

“Dar a un/a cineasta la responsabilidad de crear modelos es un error”

María Castejón es historiadora y experta en análisis de género en el cine. Es autora del libro Fotogramas de género y del blog Las princesas también friegan.

¿La mujer sigue estando estigmatizada en el cine?

En parte sí. Pero cada vez más vemos a personajes rompedores, personajes protagonistas y personajes que dinamizan las convenciones de género normales en las películas. La mujer ha estado estigmatizada durante muchísimo, tiempo pero desde hace unas décadas ha habido otro tipo de mujeres. En los 80 está la mujer trabajadora, como en las películas “Baby, tú vales mucho” o “Armas de mujer”. Y en la actualidad podemos hablar de rupturas importantes. Películas de Disney como Brave, Frozen o Maléfica tienen otro tipo de temáticas, dejan de lado el lado romántico. El príncipe ya no es el que tiene que dar el beso. Conviven un poco los modelos de siempre, en el cine todavía seguimos viendo a una mujer sexualizada o mujer objeto, con estas nuevas tendencias. Con Mad Max ha habido una polémica importante porque había un grupo de hombres que llamaban a no ver la película por ser demasiado feminista.

A lo largo de las décadas, ¿cuál ha sido la evolución de la mujer en el cine?

En el cine clásico hay personajes femeninos súper potentes como Las tres noches de Eva o La costilla de Adán. La evolución no es como los tiempos, porque la tendencia no es mayoritaria y es muy reciente. Las mujeres hemos cambiado mucho en la sociedad y el cine no lo ha reflejado de una manera tan clara, o no de la misma manera que lo hace con los personajes masculinos. Los modelos de los personajes femeninos en el denominado cine de mujer, han enriquecido bastante el panorama, sobre todo desde finales de los ochenta y en la década de los noventa. No sólo es un cine dirigido por mujer, sino que muestra mujeres protagonistas, que están en crisis o que tienen crisis de identidad con sus parejas..

¿Cuál es el papel actual de la mujer en el cine?

Conviven constantemente las dos tendencias. El uso del cuerpo de las mujeres, enseñar siempre carne, tetas…Y, por otro lado, las películas de Disney que hemos comentado o Los juegos del hambre.

¿Hemos ido a mejor?

Queda por mejorar no bastante, muchísimo. El tipo de películas que he mencionado no llega ni a comprender siquiera mil películas, y tenemos miles y miles de filmes donde la mujer todavía tiene los roles que se le han adjudicado tradicionalmente. También está la implicación y las perspectivas que tenga cada uno/a como espectador/a.

¿Las propias actrices están tomando el mando?

Yo creo que sí. En la última gala de los Óscar Charlize Theron reivindicó la igualdad salarial. Desde Hollywood viene un movimiento potente. Mad Max fue acusada de ser excesivamente feminista porque los hombres no entienden que haya personajes femeninos de acción. El feminismo no es malo, es algo positivo y tiene que haber otros modelos de mujeres.

También hay mujeres se han atrevido a dirigir como Angelina Jolie.

Angelina Jolie lleva en la industria cinematográfica toda la vida. Es hija de actores. Un productor, después de su trayectoria, no le va a decir que no.

Aquí en España tenemos a Isabel Coixet o Icíar Bollaín.

Son las más consagradas, han tenido una carrera continuada. No sólo hacen películas con protagonistas femeninas, sino que también otro tipo de películas.

Los Premios Goya reivindican la bajada del IVA cultural, pero nadie reivindica el papel de la mujer en el cine español.

Si, es curioso. La gala de los Goya suele ser muy reivindicativa. Además, ves que ellos van con su traje, cómodos. Y ellas con esos vestidos que no se pueden mover posando, con esos tacones imposibles…También hay una cosa importante, el definirse como feminista no vende nada. No tiene muy buena prensa. No hay muchas mujeres que estén en el poder o que hayan conseguido triunfar en sus carreras y ninguna se define como feminista. Es curioso, porque a las cineastas se les pregunta por el cine de mujeres y qué significa ser mujeres, y a principios del 2000 constituyeron una asociación de mujeres cineastas.

En las películas de Pedro Almodóvar la mujer también ha tenido un papel importante.

En Mujeres al borde de una ataque de nervios son mujeres subversivas, muy fuertes, muy potentes, que cuestionan. Luego pone como protagonista a la maruja de toda la vida. El modelo de madre en sus películas es también muy rico y variado. En cambio, en Hable con ellas hay una apología de la violación muy discutible. Y la película Átame se mueve en unos fangos un poco peligrosos. Aun así, fue pionero en la representación de la homosexualidad y los travestis con La ley del deseo. Ningún cineasta hace una película tan valiente en la actualidad.

¿El cine debe dar ejemplo?

El cine no deja de ser representación, y darle a un/a cineasta la responsabilidad de crear modelos es un error.

El papel de la mujer en la publicidad todavía es una asignatura pendiente.

Es muy sangrante, es horrible. Demoledor. Todavía hay el modelo de ama de casa pero modernizado. La mujer como responsable de las compras, del cuidado…

En la televisión tampoco es distinto.

¿Qué vamos a hacer, prohibir Mujeres y Hombres y Viceversa? Es muy complicado. Son programas que tiene un montón de audiencia. También es un modelo de triunfo, gente que va a ese programa, y luego va a Supervivientes o Gran Hermano VIP. Mujeres y Hombres y Viceversa es un mercado de carne. Masculinidades alfa dominante y las mujeres adquieren unos roles de sumisión. No se trata de la sumisión de ama de casa que podemos conocer de la década de los cincuenta. Hay apología del amor romántico y se potencia muchísimo esa imagen de que si no tienes pareja no eres nadie.

¿En las series es distinto?

Hay mujeres protagonistas. Abogadas o detectives como en CSI, Bones, Urgencias, Anatomía de Grey… A nivel estatal, series como El Ministerio del Tiempo tiene unos personajes femeninos brutales y mucho interés en incluir la perspectiva de género. Aída también tenía personajes femeninos muy importantes, pero más que por género ha hecho muchísimo por normalizar las cosas. El personaje de Fidel era insufrible porque era un friki, pero no porque era gay. Estaba la puta, el yonki, el gay, la choni…

¿Hay diferencias en el papel de la mujer entre la fotografía y el cine?

Son soportes diferentes. No conozco a muchos fotógrafos ni a muchas fotógrafas como para dar una opinión de la misma manera que te puedo dar del cine, las series o la publicidad. Pasa como el tema de las cineastas. Fotógrafas hay, pero no se visibilizan de la misma manera que los hombres. Poco más puedo decir.

¿Qué hay que hacer para que los soportes audiovisuales sean más igualitarios o menos machistas?

Hay un gran desconocimiento de lo que significa el feminismo en la sociedad. Se identifica como lo contrario al machismo, a las feministas se les identifica como a unas locas, radicales, anti hombres, feas, bigotudas, que no nos depilamos…Y nada más lejos de la realidad. Partiendo de este desconocimiento, que tiene muchísimo que ver con el potencial que tienen los feminismos para transformar la sociedad, sería muy deseable que la gente llegara a saber qué es el feminismo. Que no sólo lucha por los derechos de las mujeres, también por una sociedad más igualitaria, más justa y por dinamitar la masculinidad patriarcal.

¿Cómo educar para evitar el machismo y para crear una sociedad más igualitaria?

Debería haber una iniciativa, una voluntad de educar a niños y niñas para tener una percepción de lo audiovisual para que sean capaces de ser críticos/as.

¿Cuáles son las características del retrato de la mujer en el mundo audiovisual moderno?

Serían los que siempre han existido, pero igual de otra manera. En un anuncio de Ariel del 2013 sale una mujer en casa y podemos pensar que es ingeniera aeronáutica. No es ese modelo de ama de casa que salía en los años setenta o en los ochenta. Pero todavía la responsabilidad del cuidado, la compra, o de la casa recae sobre ella. También funciona muchísimo el modelo superwoman, la mujer que puede con todo. Trabaja, tiene hijos y está estupenda el viernes para ir al cine o ir de copas con su marido o con los compañeros de trabajo.

Imagen: archivo personal de María Castejón.

Patricia

Periodista

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR