Cómo tratar la prostitución en los medios: manual de uso

Abordar el fenómeno de la prostitución en toda su complejidad social, diferenciar entre la prostitución ejercida voluntariamente y la forzada y dar más visibilidad a clientes y proxenetas -y llamarlos por su nombre, sin eufemismos- son algunas de las sugerencias del nuevo manual sobre cómo tratar la prostitución y el tráfico de seres humanos con finalidad de explotación sexual en los medios de comunicación. Los impulsores del trabajo son la Agència ABITS (Ayuntamiento de Barcelona) y la Asociación de Mujeres Periodistas de Cataluña, en colaboración con entidades, instituciones, colectivos profesionales y medios de comunicación.

¿En qué se basan las recomendaciones? 

Las recomendaciones se han realizado tomando como punto de partida un estudio realizado por la Asociación de Mujeres Periodistas de Cataluña que analiza la cobertura de la prostitución en la prensa escrita y en los medios digitales. Las principales conclusiones del estudio son:

  • Hay una tendencia a invisibilizar el contexto social, político y económico, así como las desigualdades de género, que hacen posible la prostitución.
  • Las mujeres son el centro de las miradas. Ni clientes ni proxenetas suelen aparecer en las noticias.
  • Se reproducen estereotipos que estigmatizan las mujeres que ejercen la prostitución.
  • Las mujeres son tratadas como sujetos pasivos. Incluso se vulnera su derecho a la protección de la propia identidad e imagen.
  • Se promueve una imagen que vincula las mujeres con la delincuencia, la inseguridad ciudadana y la exclusión social. Las noticias suelen estar ubicadas en la sección de sucesos y suelen hacer referencia a actuaciones policiales.
  • Se detecta una tendencia al sensacionalismo.

¿Qué dicen las recomendaciones?

El documento establece 15 recomendaciones -la mayoría con acciones concretas-, dirigidas en especial a los medios de comunicación. Por el carácter de algunas recomendaciones, se insta a la implicación de administraciones públicas, universidades y colegios profesionales para conseguir su cumplimiento.

1. Abordar el fenómeno de la prostitución en toda su complejidad social.

2. Diferenciar entre la prostitución ejercida voluntariamente y el tráfico de seres humanos con fines de explotación sexual o la prostitución forzada.

3. Hacer visibles a las personas que se lucran y/o delinquen a través de la prostitución y los clientes que la hacen posible.

4. Respetar la dignidad y la libertad de las mujeres que ejercen la prostitución y rechazar los discursos que atenten contra ello.

5. Evitar la reproducción de mitos y/o estereotipos sobre la prostitución.

6. No banalizar ni hacer sensacionalismo o apología sobre la prostitución.

7. No relacionar la prostitución con la delincuencia, la inseguridad y el incivismo. Debe evitarse ubicar por defecto las noticias en la sección de sucesos.

8. Utilizar fuentes de información especializadas y dar voz y autoridad a las mujeres que ejercen la prostitución.

9. Respetar la decisión de las mujeres que ejercen la prostitución sobre la difusión de su identidad e imagen. Evitar que puedan ser identificadas si no se cuenta con su consentimiento.

10. Hacer un uso no sexista del lenguaje. Tratar de manera equitativa los distintos implicados.

11. Efectuar la rectificación de información errónea publicada al respecto.

12. Promover el papel de los gabinetes de comunicación como fuente de información específica para contextualizar las noticias.

13. Ofrecer formación en materia de género, prostitución y tráfico de seres humanos con finalidad de explotación sexual a los y las profesionales de la comunicación y a estudiantes del ámbito universitario.

14. Impulsar la investigación y la difusión sobre el fenómeno de la prostitución y el tráfico de seres humanos con la finalidad de explotación sexual.

15. Difundir estas recomendaciones y seguir su impacto.

¿Qué más contiene la guía?

El manual incluye un apartado con marco legal y normativo de ámbito internacional, europeo, español y catalán. También un glosario para un uso correcto del lenguaje en temas de prostitución y género.

presentació guia col·legi periodistes

Imagen: Presentación de la guía en el Colegio de Periodistas. Autora: Marta Roqueta


T'agrada la nostra feina?

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

2 comments

  1. Jose 26 febrero, 2017 at 14:46 Responder

    La verdad es que no se como llege a esta página. El problema me interesa. Resultó que tengo una amiga del colegio que se dedicó a prostitución y al vernos despues de muchos años, me contó muchas cosas de dentro de este mundo, en su 95% muy lejos de lo criminal. Tampoco está en la esfera marginal, aun que el funcionamiento en el limbo legal la convierte en tal actividad.

    No se que impacto tiene este articulo, creo que poco más que nulo, pero sorprende que está escrito de forma muy profesional. A pesar de esto, de nuevo vemos los tuti-fruti del feminismo bien encausado y atado de los supremacistas mundiales y los ingenieros sociales del mismo rango. Pues estaría bien si las autoras dedican un poco de tiempo para investigar justo las redes sociales (reales) del feminismo mundial, las dependencias y los fuentes del dinero. Dudo que podrán hacerlo ya que de esto depende su existencia y nadie puede ir contra su ser y sus fuentes de vida. Imaginemos Rajoy contra los notarios o los funcionarios. Bueno, por fuerza superior conta la estiba puede ser.

    Las sugerencias sobre la prostitución son internamente incoherentes. Y creo que con intención, aun que no de forma intencionada del autor.

    ¿Dónde está el truco de postura que imponen a la prostitución? La prostitución es sobre todo un negocio y muchas veces el fuente principal de ingresos para las prostitutas. Actividad de alto riesgo para la salud. La prostitución de alto nivel sirve a clientes de alto nivel — políticos, hombres de negocio, altos funcionarios, oficiales de cuerpos armados. De bajo nivel, que es más visible, es para el resto de la gente. Como cualquier negocio en el capitalismo, la prostitución tiene mercado, es decir cliente y la parte que produce el servicio. Y como tal si se persigue y criminaliza el cliente, como supone el artículo, en efecto se persigue y criminaliza el negocio y en fin, la prostituta que ofrece el servicio. Esta cadena de presión produce más criminalidad, ya que las prostitutas tienen que pagar sobornos a las estructuras que ejercen la persecución de los clientes. En efecto muchas prostitutas se quedan sin dinero y se esclavizan. ¿Pues porqué se hace esto? A mi opinión al criminalizar el cliente se puede ejercer presión sobre él, chantajeandolo y esto es muy cómodo para manejar las personas con poder, o que es lo mismo para manejar y corromper el poder. Khan que iba a ayudar a Grecia y perdio el avión por ejemplo.

    Otro momento: de los que se lucran de la prostitución: pues resulta que el chulo es algo esencial. El problema es que los clientes son: primero casados de unos 45..60 años que tienen problemas con su pareja (justo edad de político); solteros o separados que no quieren relación estable o no tienen medios para permitírsela; y gente con problemas de impotencia selectiva. Estos no suponen problemas, pero hay una parte significativa de clientes que además de problemas sexuales tienen comorbilidad con problemas psíquicos/psiquiátricos y son agresivos. Pues en este momento interviene el chulo y “corta la relación”. Son guardaespaldas y la única esperanza para la chica si toca un loco. Pero si se criminalizan claro, como cualquier negocio en la economía gris, tienen que tener una parte muy alta y desproporcionada del dinero. Con todas las consecuencias. Y justo los chulos son que a veces controlan los clientes de alto nivel. Acordemos por ejemplo el futbolista Iker.

    Bueno, no creo que se moverá la cosa. Incluso si existe algún grupo social que impulsa la legalización de verdad y no de tipo Amsterdam, este grupo no tiene acceso suficiente en la estructura del poder legislativo.

    Y por último: vemos las periodistas en la mesa. Pero, ¿dónde están los periodistos?

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR