Cine tróspido| la saga 'Crepúsculo'

Es una verdad universalmente conocida que la saga Crepúsculo (2008-2012) es terrible. Por si esto fuera poco, lo es por partida doble: podemos querer arrancarnos la vida mientras la leemos o mientras la vemos. El mundo está lleno de posibilidades: para doble combo, podemos hacer las dos cosas. La serie de novelas de Stephanie Meyer sigue las desventures de la adolescente Bella Swan y su novio emo Edward Cullen que encima es literalmente un vampiro cubierto de purpurina. Como un unicornio, pero en negativo.

Es tan mala, que la opinión pública no se pone según la hora de decidir cuál es la peor pel·licula: Crepúsculo parece ser la más icónica, Luna Nueva y Eclipse las más olvidables, y Amanecer (que para más inri son dos, y no una) un auténtico festival. Cuando preguntamos a través de Twitter cuál merecía el título de Tróspida, Amanecer (I y II) salió vencedora, pero más que votos, lo que importan aquí son los comentarios que nos dejasteis. Aparentemente, hay una lista de elementos Extremadamente Tróspidos que todo el mundo recuerda, a pesar de que no podamos identificar la película donde los vimos. Al fin y al cabo, para bien o para mal la saga Crepúsculo es parte del imaginario colectivo occidental, y como tal, deja de ser un conjunto de DVDs para pasar a ser Memoria Viva Cultural. Es como los abanicos de Locomía, la campaña del reciclaje de Envàs on Vas o The Sound of Silence de Simon and Garfunkel. Han trascendido a un plano superior de la cultura meme.

Por lo tanto, y cómo que me debo a los deseos del pueblo, hoy no hablamos de una película de la Saga Crepúsculo. hablaremos de TODAS. El siguiente es una compilación del peor -o mejor, depende de cómo os lo miráis- que nos ha dejado Crepúsculo para la historia.

Ah, el amor adolescente heterosexual entre humanos y vampiros, ¡al fin explorado!

Ah, el amor adolescente heterosexual entre humanos y vampiros, ¡al fin explorado!

"Bebés CGI!" y otros horrores

Sí, amigos y amigas. Algún día el equipo de producción de Summit Entertainment se reunió y debatieron qué le faltaba a la saga para acabar de estallar del todo. Y alguien dijo: oye, como la hija satánica de Edward y Bella crece muy rápido, por razones biológicas humanovampíricas, qué os parece si la diseñamos con CGI. ¿Qué puede ir mal? Bien pues: PESADILLAS POR TODA LA ETERNIDAD. Pero todavía tenemos que dar gracias que la idea inicial, usar una muñeca, bautizada Chuckesmee por razones obvias, acabara siendo descartada.

¿Es Crepúsculo en realidad una campaña de educación sexual para promocionar el uso de anticonceptivos o directamente la abstinencia? No lo descartamos, visto el milagro de la vida: todo lo que pasa desde la noche de bodas de Edward y la Bella y hasta que se apagan las luces en Amanecer 2 es absolutamente terrorífico. Primero, Edward es incapaz de eyacular sin destrozar el mobiliario (En primer lugar: ¿cómo?? Y en segundo lugar: ¿POR QUÉ?!). Después, el feto literalmente le chupa la vida a Bella desde el útero. Cuando nace, para salvarle la vida, tienen que transformar a la madre en vampiro. No podíais, no lo sé, ¿adoptar? ¡Pero no acaba aquí! Cuando Renesmee -el bebé se llama así- nace, el otro extremo del triángulo amoroso entre Edward y Bella, Jacob, el hombre lobo, se enamora de ella. Acaba de nacer. Y el hombre lobo... se enamora... de un... bebé... en fin. Cuando Bella, transformada en vampiresa, lo amenaza, Jacob dice que no puede hacer nada, es "cosa de lobos". Y efectivamente, en una visión del futuro de Alice descubrimos que Jacob y el bebé acaban juntos.

En fin.

En fin.

Hablando de CGI, qué buenos momentos nos ha dado. La piel purpurina de Edward cuando se expone en el sol, la cara chupada de Bella a las puertas de la muerte, el aspecto aterrorizador de toda la familia Cullen a partir de Luna Nueva (me hizo replantearme muchas cosas) y, todavía peor, el de los vampiros de Volterra, la manera de moverse y hablar de los cuales recuerda mucho a Eddie Redmayne en el papel de su vida en Jupiter Ascending... Ah, y no nos olvidemos de los hombres lobo! Grabar las escenas entre Bella y el Jacob transformado en un perro enorme debía de ser entre humillante y hilarante:

Virgen santísima madre de Dios.

Virgen santísima madre de Dios.

Hablando de imágenes icónicas, una de las más recordadas es, sin ningún tipo de duda, el partido de béisbol, con Muse como banda sonora, de Crepúsculo. ¡Los Cullen, la típica familia Americana! Esto y la escena del "Sé lo que eres" (lo sabe, lo ha buscado a Google -literalmente), "dílo".

En cuanto a la relación tóxica de dependencia entre Bella y Edward, y el efecto sobre la salud mental de ella (una depresión que culmina en un intento de suicidio de la cual es rescatada al más puro estilo damisela en dificultades, pero infinitamente más horrible y perturbador), merecen un artículo aparte que no aquí. En este artículo que no escribiremos hoy también valdría la pena comentar la aguda misoginia de toda la saga, que se deja en evidencia a sí misma.

En conclusión, el trospidismo de la saga Crepúsculo oscila entre la obra maestra icónica (Crespúsculo), el ridículo terrorífico (Amanecer) y la toxicidad (Luna Nueva y Eclipse). Por la historia quedan Chuckesmee y Taylor Lautner interpretando a un perro gordo. Y, si con esto no tenéis bastante, recordad que Crespúsculo engendró Cincuenta Sombras de Grey! Gracias por tanto, Stephanie Meyer.

Imagen destacada: 'Luna Nueva'. Fotograma.

Francesca Blanch Serrat

Francesca Blanch Serrat

Doctoranda en Literatura Inglesa del siglo XVIII con perspectiva de género por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR