Cine tróspido| ‘Jez Jerzy’ y la humillación

La mejor manera de entender de qué va Jez Jerzy (George the Hedgehog/Jorge el Erizo) es mirar el tráiler:

Jez Jerzy es un cómic polaco que hizo el salto a la gran pantalla el 2011. Leo en la Wikipedia que empezó como una tira cómica infantil (!!) pero que acabó como sátira política en páginas de cómic para adultos. Entre las víctimas de Jez hay políticos, skin heads, ecologistas y los llamados dresiarz, palabra en polaco para designar a los hombres de una clase social baja y que a menudo son representados como personas con pocos estudios y bastante violentos.

En la película, unos científicos nazis deciden crear un clon de Jez para que destruya el erizo. El resto de la historia queda perfectamente resumida en el tráiler. Recuerdo que cuando la vi en el Festival de Animación de Annecy –aquel año se dedicaba un ciclo a la animación polaca– la presentaban como un ejemplo de animación subversiva.

Las escenas que más me impactaron fueron las que mostraban a Jez montándoselo con mujeres –tías sexys, por supuesto y, en el caso de la mujer trans, la escena contiene una pátina vejatoria inquietante. Si ya me parece violenta la imagen de la mujer como mero objeto sexual al servicio de las necesidades del protagonista por la carga de deshumanización que conlleva, que este protagonista sea un animal me parece un grado de deshumanización hacia la mujer mucho más elevado. Jez no es el único animal macho de ficción que tiene la costumbre de salir con hembras humanas: el perro Bryan de Family Guy/Padre de Familia también lo hace.

161113_ct2

A pesar de que opino que ningún género cinematográfico es esencialmente machista, racista, homófobo, tránsfobo o capacitista –no, el porno tampoco– en el caso de cintas que utilizan la sátira y la subversión como arma –es el caso de Jez Jerzy, pero también de Aachi Wa SSipack– parece que el desprecio o la broma hacia ciertos colectivos –que no son precisamente los más empoderados, sino todo lo contrario– es uno de sus sellos de autenticidad.

En este sentido, me resulta interesante cómo cintas que intentan crear discursos contrarios a las culturas dominantes o a corrientes ideológicas totalitarias –el caso del nazismo y los skin heads de Jez Jerzy– incorporan otros discursos que han servido por apuntalar desigualdades sistémicas.

161113_ct3

Dicho esto, la película no tiene ningún otro atractivo que no sea el de entrar en contacto con una corriente de animación alternativa de un país del cual sabemos poca cosa desde un punto de vista cinematográfico.

Ya que estamos, os dejo una lista de los cortos a competición del Festival de Annecy de aquel año, 2013, porque muchos son una auténtica joya.

Todas las imágenes son fotogramas de la película, propiedad de Film Produkcja.


T'agrada la nostra feina?

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR