Cine tróspido | 'Jason X'

Cuando parecía ya que la fórmula del género Slasher (que nació como paralelismo a la bomba atómica) se había saturado... llegó el futuro.

Después de Freddy Vs Jason, (sí, estos films tienen cronología y legado), el gobierno estadounidense llega a capturar a Jason Voorhees y condenarlo a muerte. Lo intentan de todas las maneras posibles, inyección letal, ahorcándolo, electrocutándolo... pero todo es en vano. Jason es incapaz de morir. Después de años de intentos, diseñan una cárcel especial para encerrarlo cerca de Crystal Lake y criogenizarlo.  Es bastante interesante y divertido ver como nadie, durante los intentos fallidos de matar a Jason, piense en desmembrarlo y quemar los trozos, o enviarlo en un cohete contra el sol...

Pero ahora llega la justificación del asesino: ¡¡es immortal porque sus tejidos se regeneran a velocidades increíbles debido a una mutación!! Nuestra final girl, Rowan LaFontaine (Lexa Doig) la investigadora de la criogenización de Vorhees, se entera de que, como siempre, el gobierno considera que esta mutación debe ser estudiada, de ahí que se opte por encerrarlo con planes para crear una máquina de matar como él. Afortunadamente, todo acaba mal para los militares y Rowan, que queda encerrada con él, convirtiendo a Jason en un helado de psicópata durante más de 400 años.

En el año 2445 la polución y el ser humano han convertido a la Tierra en un planeta donde es imposible la vida. Esto hace que se explore el espacio y se encuentre otro planeta, que denominan Tierra 2 (qué original).

Y ahora viene lo bueno. O lo malo, o el cliché.... 

Una tripulación de universitarios, a cada cual más estereotipado que el anterior, pero con un androide con deseos de tener pezones como máxima -quien dijo que los androides sueñan con ovejas eléctricas, estaba muy equivocado-, y su profesor, descubren los polos de Jason y Rowan y creen que pueden reanimar a esta última con nanotecnolgía. Recordemos que Jason es immortal... y acabará despertando

Androides que sueñan con tener pezones

Androides que sueñan con tener pezones

Los universitarios, pese a que han pasado 400 años, siguen siendo curiosamente igual de estúpidos y se siguen vistiendo como si fueran miembros de NSYNC o las Spice Girls. ¡Vivan los 90! y repitiendo los clichés de las películas de terror.

A saber:

  • No tengas sexo, o chop.
  • No vayas al sótano, (en este caso a la bodega de carga), o chop.
  • No te separes, o chop.
  • No estés cerca de la final girl si ésta ya a sobrevivido a un ataque, o REQUETECHOP.
no-sex

estamos en 2450 pero tenemos sexo como en los 90

Los cumplen. Todos. ¡¡Absolutamente todos!!
El guión es hilarante se mire por donde se mire. Nuestra final girl llevaba congelada con Jason 400 años, pero tiene tal capacidad de asimilación que sabe cómo arreglar una nave espacial o armas futurísticas, cuando ni siquiera en su época existían. Se ve que la críoestasis te da un máster en física e ingeniería espacial.
Los efectos especiales son correctos para la época, aunque con el abuso de la pantalla verde y el cartón piedra parece que nos estamos enfrentado a un capítulo de Power Rangers o VR troopers.
nitro

Yo era un polo, lo mismo que tú.

Los nanobots también regenerarán a Jason, sin querer,  generando al que se conoce como Uber-Jason, un ya clásico inmortal.

Uber Jason. Uber sepsi

Uber Jason. Uber sepsi

La película jamás se toma en serio a sí misma, está llena de gags. Viernes 13 dejó de buscar el terror teen slasher, en ningún momento pretende ser una película de terror puro, y esto es realmente una autoparodia. Una de echo, muy buena. Hay detalles para el connoisseur del género y de la saga como ver el despertar de Jason  y su reacción a cómo los estudiantes están "teniendo sexo" (por cierto, ¿qué clase de escuela interespacial es esta?), el machete clásico en el futuro etc.

En ningún momento representa la saga en su totalidad, pero sin duda es "la mejor peor película de Jason". Y está totalmente enfocada a los fans de Jason y a los que adoramos las películas "malibuenas".

Las imágenes son fotogramas de la película, menos la de portada, que es promocional.

Javi Morán

Javi Morán

Graduado en cine y audiovisuales por la ESCAC y especializado en guion audiovisual. Activista LGTBI+.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR