Cine tróspido| 'Calle Cloverfield 10'

Me encantan esas películas en las que juegan con el espectador, en las que hasta el final nunca sabes que está pasando o qué pasará.

*ATENCIÓN, SPOILERS*

Que ahora este es bueno, que ahora no; no espera el malo es este; ¿le está engañando o dice la verdad? Que jueguen con mi mente así me fascina y que me tengan al borde del asiento hasta el final porque soy incapaz de descifrar que pasa todavía más. Este fue el caso de Calle Cloverfield 10La película estaba bien, era entretenida y planteaba todos esos interrogantes que he mencionado; hasta el final, donde me di cuenta de que no estaban jugando con la mente de los espectadores, sino que quizás se estaban riendo de ellos.

Os pongo en situación. Michelle (Mary Elizabeth Winsetad) discute con su novio y decide marcharse de su piso. Mientras va en su coche camino a no sabemos dónde, tiene un accidente, al despertar se encuentra en un sótano vacío, encadenada pero con sus lesiones curadas, es decir escayolada, etc. (al menos su raptor tiene algo de corazón). Su aparente secuestrador es nada más ni nada menos que John Goodman, que en la película provoca sentimientos de miedo y pena a la vez.

Como es normal, Michelle intenta escapar y vemos que no sólo va a ser el personaje protagonista una mujer, sino que es un personaje inteligente, fuerte y persistente (lo que hizo que la película me gustase aún más excepto, por supuesto, hasta que llegué al final). Entonces después de mucho intentarlo y fracasar, Howard (John Goodman), le dice que él no la ha secuestrado, que en realidad le ha salvado la vida; y es que fuera ha habido un “ataque”, el aire está contaminado y a penas ha sobrevivido nadie.  Esta historia que cuenta Howard no tiene mucho sentido, porque cuando Michelle abandona su piso todo va bien y ¿ahora resulta que ha habido un ataque? Pero Howard no está solo en ese búnker, hay otro chico, Emmet (John Galagher Jr), que corrobora la historia de Howard. Michelle se lo cree, pero no acaba de estar segura del todo hasta que un día desde una ventana que da al exterior ve un coche acercarse y del vehículo baja una mujer con media cara quemada. Es la prueba final que necesitaba nuestra protagonista para creer la historia de sus compañeros de búnker.

Howard y Michelle (Imagen de Paramount)

Howard y Michelle (Imagen de Paramount)

Aun así todo es muy raro, Howard es extremadamente amable pero de esa manera que llega a ser perturbadora; amable hasta que se le lleva la contraria, que entonces es cuando acaba contigo. Desgraciadamente es lo que le ocurre a Emmet. Howard descubre que Emmet y Michelle estaban haciendo un traje especial y una máscara para poder salir al exterior. A partir de aquí empieza una lucha entre Howard y Michelle donde Michelle finalmente consigue escapar y el búnker se incendia con Howard dentro.

*ATENCIÓN, AÚN MÁS SPOILERS*

Hasta aquí todo bien, ¿no? Como he dicho parece el típico thriller psicológico que nos hace dudar y donde nunca sabemos en quien confiar. Bueno, pues es ahora, fueron los diez últimos minutos de película, los que me hicieron escogerla para el apartado de cine tróspido. Y es que cuando Michelle sale al exterior en su súper traje hecho con la cortina de la ducha resulta que fuera hay aliens. Sé que, dicho así, pensareis "pues no es para tanto", pero viendo la película roza lo absurdo. Este giro que da el argumento estropea una película que podría haber sido bastante buena, un thriller psicológico decente, con momentos de tensión mezclados con otros más cómicos y relajados que hacen que se disfrute viendo la película, que incluso incluye alguna que otra canción buena (al búnker no le falta de nada, tiene hasta una jukebox).

Com pasar el rato durante el fin del mundo (Imagen de Paramount)

Cómo pasar el rato durante el fin del mundo (Imagen de Paramount)

Al final, Michelle, como personaje protagonista fuerte y decidido, escapa del alien y se lanza a la carretera. En la radio escucha un mensaje en el que piden a gente que sepa luchar y pueda ofrecer ayuda y ella como heroína de la película, se dirige hacia allí.

Michelle con el útimo model de traje hazmat. (Fotograma de la película)

Michelle con el útimo model de traje hazmat. (Fotograma de la película)

Destripándoos el final os he estropeado la película, pero aun así la recomiendo. Es un final absurdo o digamos poco coherente, ya que no parece tener relación alguna con el resto de la película, pero el hecho de que sea tan inesperado hasta te arranca unas risas, porque sinceramente parece una broma de los productores, y guionistas, que por cierto son J. J Abrahams y Damien Chazelle (entre otros).

Imagen destacada: Paramount Pictures.


T'agrada la nostra feina?

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR