‘Batman Forever’: ‘camp’ para sostener la heteronormatividad

Definir la relación de Batman con el camp es complicado. Citando nuestro redactor Jose Viera, el camp “es una sensibilidad que aboga por la hipérbole en la expresión y un cierto amor por aquello cutre o kitsch, en un intento de rebelarse contra los dogmas que simplifican el arte en bueno o malo”.

La serie de televisión emitida del 1966 al 1968 utilizó esta estética para crear momentos de una genialidad extrema, como la escena sobre el plátano bolígrafo o los bailes de Robin.

En cambio, el trospidismo más absoluto se apoderó de películas como Batman y Robin (Joel Schumacher, 1997). A las armaduras con pezones se sumaron un guion infumable y las bromas pesadas de Mr. Frost. Nuestra redactora Francesca Blanch todavía no ha superado el visionado de la película.

‘Batman Forever’ y el Enigma queer

En Zena hemos hablado de cómo el camp ha sido una herramienta de reivindicación queer. De hecho, hay bastantes análisis que buscan subtextos homosexuales en la serie de Batman de los sesenta, y el debate sobre la sexualidad del personaje ha sido bastante recurrente desde sus inicios. A pesar del potencial que pueda haber para hacer lecturas positivas en clave queer en los filmes de Batman, parece que este no es el caso de la película Batman Forever (Joel Schumacher, 1995).

En el capítulo “Queering Popular Culture” (“Queerizar la cultura popular”) del libro A Critical Introduction to Queer Theory (Una introducción crítica a la teoría queer), Nikki Sullivan habla de un artículo de Freya Johnson que analiza de forma muy crítica el uso del camp en la película de Schumacher, que serviría, según la autora, para reforzar no sólo la heteronormatividad sino también el capitalismo corporativo. Según Sullivan, Johnson defiende que la película está llena de representaciones camp y queer, que encontrarían en la tensión homoerótica entre Batman y Robin su máxima expresión. Según Johnson, esta relación se contrapondría a las escenas de amor “heterosexuales y estériles” que Batman mantiene con el personaje interpretado por Nicole Kidman donde, argumenta, Val Kilmer siempre está vestido.

Aun así, continúa Johnson, el potencial subversivo se ve anulado porque uno de los malos de la película, Enigma, adopta una actitud y una estética queer más abiertamente manifiesta que los dos héroes. Según la autora, el hecho de que Enigma se presente en una relación antagonística con Batman, facilita que el espectador identifique Batman con la identidad opuesta o, tal como ella lo escribe: “si el malo es gay, el bueno tiene que ser heterosexual”. Teniendo en cuenta que Batman es en realidad el multimillonario Bruce Wayne, amo de un conglomerado empresarial, y que el objetivo de Enigma y Dos Caras es dominar el mundo mediante un aparato que captura la información del cerebro de las personas, Johnson explica que la película contrapone el “capitalismo bueno” del heterosexual Wayne con “el capitalismo malo” del sexualmente malo Enigma.

A pesar de que podemos estar más o menos de acuerdo con lo que expone Johnson, su teoría nos permite reflexionar sobre cómo representaciones que han servido para reivindicar identidades no normativas pueden ser reapropiadas para perpetuar los discursos dominantes. La reapropiación ha sido un arma del movimiento queer desde el inicio; queer era la palabra que se usaba para insultar a gays, lesbianas, trans, intersexuales y cualquier persona que no encajara en cánones de género y orientación sexual normativos. Así pues, resulta interesando ver cómo, del mismo modo que un movimiento utiliza la reapropiación para reivindicarse y crear un discurso alternativo, el discurso dominante también puede utilizar esta herramienta para diluir el potencial del discurso opuesto.

Imagen de portada: imagen promocional de ‘Batman Forever’.


T'agrada la nostra feina?

Marta

Marta

Fundadora y editora de 'Zena'. Periodista especializada en género. Estudiante del Máster en Estudios de Género de la School of Oriental and African Studies de Londres. Beca Nativitat Yarza de Estudios Feministas.

Deja un comentario

Us de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui una millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment i l'acceptació de la nostra política de cookies TANCAR